¿Una política contra el Estado?

Pensar el presente implica más que una reconstrucción de los hechos, requiere un ejercicio en el que podamos poner en relación procesos que se presentan como separados. Implica que concibamos los puntos que se hablan en la Habana como interdependientes y entrecruzados, significa mezclar y encontrar las conexiones entre la distribución de la tierra y lo que implica la participación política en el Estado.