Asesinato a líderes sociales y falta de garantías

Si desde el año pasado se vienen multiplicando las amenazas de muerte contra comunicadores, líderes sociales y campesinos; y si esta estructura represiva no parece cambiar ni disminuir a pesar de estar en medio de un proceso de paz, debemos buscar otros caminos intransitados para resistir estas formas de violencia estructural, debemos resistirnos al olvido inmediato y veloz de estas voces que retumban, resistirnos al silencio y a la ausencia y habrá que tomarnos en serio el Daño Político -con mayúscula- que este tipo de asesinatos causa a los movimientos sociales, a la búsqueda de la democracia en el país y a la construcción de la paz.

Breve balance sobre la paz: ganan los movimientos sociales en Colombia

Las organizaciones sociales ganan si asumimos que esta fuerza política expresa un movimiento por la paz que le apuesta a la transformación social y a una paz duradera, fuerza política quiere decir también que hay una esperanza en este dinamismo histórico que se revitaliza en las calles, en las redes, en las discusiones y que exige un cese al fuego bilateral porque reconoce que el conflicto armado afecta a la población civil y afecta directamente el desarrollo de estos procesos de organización.