¿Llegó la hora de que Colombia salga de las cavernas?

Por ahí pasa el cambio en Colombia. Muchas de las personas decentes pierden su tiempo y esfuerzo limitándose a no ser como los corruptos. De esta manera, solo se participa en el mito que ellos nos plantean. Ya es hora de negar al sujeto y no al predicado, el tiempo de no ser como ellos ya pasó, ya sabemos que las cadenas están rotas, ahora llegó el momento de salir de la caverna y pasar de no ser ellos a ser no-ellos.

¿Qué piensan de la política Colombiana los venezolanos que viven en Colombia?

Nos pusimos en la tarea de consultar con algunos venezolanos (venezolanas para ser más exactos) que conocen o inclusive, que han trabajado en política colombiana, sobre su percepción frente a la misma y sobre la política en general, después de dejar Venezuela para venir a Colombia. ¿Cuál, consideran ellas, es la relación entre la política de Colombia y los venezolanos?

Colombiano, no eres tan corrupto como piensas

Ya es común que la gente de derecha que no ha salido del closet de su propia ideología acuse a todos los políticos, partidos e ideologías de ser igual de corruptos. Sin embargo, Rafael Correa ha dicho, por ejemplo, que en los Panama Papers no aparece ningún expresidente o líder político de izquierda pero sí muchos de derecha. Habría que analizar la veracidad, falsedad, y en dado caso la proporción, de la supuesta corrupción ambidiestra.

La trampa de ser feliz

De la elevada posición que nuestra sociedad le otorga a la felicidad se desprende el complicado e incómodo lugar donde se encuentra la izquierda hoy en día. La izquierda auténtica no promete felicidad –al contrario casi siempre es crítica y malhumorada. Inclusive te amenaza ¡tres días sin recoger la basura! ¡Estantes sin variedad, quizá vacíos! Los fines a largo plazo, las motivaciones, el contexto, los resultados (países con estantes vacíos donde los niños no mueren de hambre, a diferencia de la Guajira colombiana), el conocimiento, las intenciones, eso no importa. Importa la felicidad.