John Alexander Castro

* John Alexander Castro

Sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia, Magister en Estudios Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional y Doctorando en Estudios Sociales en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Además, es profesor e investigador en la Universidad Antonio Nariño en Bogotá, catedrático de la Universidad Pedagógica Nacional y autor de distintos artículos sobre barras bravas

Y Bogotá estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y Peñalosa se movía sobre la faz de las aguas del río Bogotá. Y dijo Peñalosa: Haya dos o tres buses pegados, y hubo Transmilenio, que hace lo mismo que un metro. Y vio Peñalosa que los contratos eran millonarios, y se los dio a los aportantes de su campaña. Y dijo Peñalosa: Haya urbanizaciones en reservas porque son potreros comunes, no hay micos ni guacamayas y los árboles son como las lechugas. Y llamó doctorado en administración pública a una serie de cursos a los que asistió en París. E hizo Peñalosa las alianzas con el Centro Democrático y Cambio Radical y adelantó los negocios que estaban atrasados y retrasó las obras prioritarias que solicita la ciudadanía. Y fue así. Y vio Peñalosa todo lo que había hecho, y vio que era bueno en gran manera para el Consejo Gremial Nacional. Y fue la tarde y la mañana para el siguiente presidente: German Vargas.

Enrique Peñalosa (quien tiene el complejo de Dios) sostiene que “cuando llegamos no había nada” pues “el caos administrativo era total” por los “12 años de la izquierda”. Y si alguien osa decirle que, si existen propuestas o proyectos antes de él, responde secamente “eso es mentira” o en el mejor de los casos responde que eso está “mal diseñado”. Asimismo, él popularizó el uso del verbo destrabar, refiriéndose a la ejecución y a la entrega de las obras en la Capital. Aunque destrabar quiere decir para él entregar obras de la administración anterior y hacerlas ver como suyas pues “no había nada”.

Él comprende su papel como la autoridad administrativa más importante del Distrito Capital, por eso “me han pedido que salve a Bogotá, pero no soy un mesías, lo tenemos que hacer entre todos”. Esos todos no son los residentes de la Capital, ya que esa “Bogotá mejor para todos” está imaginada e incluye especialmente a los Lleras (Vargas y Zuleta), a los Galán, a los Villamizar, a los Lara, a los Turbay, a los Santos, a los Gaviria, a los Samper, a los Uribe, a los Ordoñez, a los Ardila, a los Santo Domingo y por supuesto, a Uldarico Peña y a Luis Carlos Sarmiento Angulo. En otras palabras, Cambio Radical, Unidad Nacional, Centro Democrático, Liberal, Conservador y uno que otro integrante del Partido Verde.

La élite colombiana ha puesto a pelear a la chusma o a la plebe por décadas para que se maten entre ellos y esa oligarquía pueda mantenerse en su posición privilegiada. Ellos se apartan y se distinguen del resto de la ciudadanía. Pero, amablemente nos recuerdan que la chusma o la plebe “pueden hablar con uno [y creen que] eso los deja en igualdad […] Pues así les suene antipático y discriminatorio, no lo están […] no les da lo que natura les negó” dice Felipe Zuleta. Por eso los “ricos” viven lejos de los “pobres” explica Peñalosa: “¿Los habitantes de Chía o Cajicá van a votar para fusionarse con Soacha? Nunca los habitantes de un municipio rico van a votar por un municipio pobre. Ni tontos que fueran, porque saben para qué es, para que les cobren impuestos a ellos y los inviertan en el otro lado”.

A partir de esta contextualización, voy a señalar algunos aspectos sobre el populismo. Se dice usualmente que es una cuestión y problemática de “izquierda”. No obstante, el populismo puede ser usado también por la “derecha”. El populismo (“derecha” o “izquierda”) le hace un profundo daño a la democracia. Aunque se distinguen por sus medios y sus fines, se asemejan por un marcado autoritarismo.

Por eso quiero hacer referencia al actual gobierno capitalino, encabezado por el falso magíster y el imaginario doctor, quien es un hombre de negocios vinculado al Instituto para el Desarrollo de Políticas para el Transporte. Enrique Peñalosa sigue siendo presentado como un conferencista y asesor de talla mundial y experto en movilidad y urbanismo. Pero esas conferencias y asesorías realmente son la presentación del producto a vender: BRT. En otras palabras, Enrique Peñalosa se dedica a implementar dos o tres buses pegados a lo largo y ancho del planeta, con la promesa que esos buses son iguales a un metro, pero más “barato”.

El populismo de derecha se caracteriza por los siguientes elementos: retórica, desinformación, agnotología y propaganda. A continuación, se dan los significados de cada uno de los conceptos mencionados, tomados del diccionario en línea WordReference y de la enciclopedia digital Wikipedia, con el objetivo que pueden ser verificados por cualquier persona.

  • Retórica: “Arte de expresarse con corrección y eficacia, embelleciendo la expresión de los conceptos y dando al lenguaje escrito o hablado el efecto necesario para deleitar, persuadir o conmover”.
  • Desinformación: “Falta de información u ocultación de ella” y/o “Manipulación intencionada de una información para conseguir un fin”.
  • Agnotología: “​es el estudio de la ignorancia o duda culturalmente inducida, especialmente a la publicación de datos científicos erróneos o tendencioso”.
  • Propaganda: “Actividad que da a conocer alguna cosa intentando convencer al público de las cualidades y ventajas que reporta” y “es usualmente repetida y difundida en una amplia variedad de medios con el fin de obtener el resultado deseado en la actitud de la audiencia.”

Ahora bien, la retórica, la desinformación, la agnotología y la propaganda se ha expresado en las palabras de Enrique Peñalosa y en los comentarios y las preguntas de los periodistas claramente inducidos (¿pagados?), con el objetivo de defender la “bondad”, la “visión”, la “técnica”, los “estudios”, entre otros, de Enrique Peñalosa.

Retórica

  • “Hace un año todos los postes de la ciudad estaban sucios con afiches. ¡Hemos avanzado mucho!”
  • “Lo fácil en el Bronx era no hacer nada”
  • “TransMilenio, sistema que estamos trabajando duro para mejorar”
  • “La principal diferencia entre nuestro metro y los que se han anunciado durante tantos años es que este sí lo vamos a hacer”
  • “En Francia les parece más sofisticado y elegante un diploma de la Escuela Nacional de administración que una maestría común y corriente”

Desinformación

  • “El diseño del metro lo hizo un funcionario del IDU lavándose los dientes”
  • “A los ciudadanos les parece muy sexy el metro subterráneo porque no lo han usado. Pero cuando ya tienen que meterse bajo tierra como una rata todos los días, en unos túneles que huelen a orines con mucha frecuencia”
  • “La ETB es igual a la caja menor de un mes de una empresa de comunicaciones europea”
  • “La reserva no es reserva porque no hay micos ni guacamayas”
  • “En todas las ciudades del mundo mueren personas esperando una ambulancia”
  • “Después de 31 años el Chorro de Quevedo vuelve a tener agua. Seguimos recuperando nuestro centro”

Agnotología

  • “TransMilenio moviliza más pasajeros hora sentido que todas las líneas de metro del mundo, exceptuando cinco o seis. Hace básicamente lo mismo que un metro y cuesta mucho menos”
  • “La forma que tiene hoy la reserva la delimitó un panel de expertos, que no eran tan expertos”

Propaganda

Claudia Palacios de Canal Capital: En el contexto de la defensa del metro elevado

  • Uno piensa en el metro de Nueva York, eso es sucio, huele mal, funciona, pues, pero huele mal. Y tal vez uno de los más limpiecitos que es el de Washington tampoco es que sea la gran maravilla. Uno muy lindo es el de Moscú, pero igual, pues también, no necesariamente ve uno que sea bello, limpio como el metro de Medellín.

https://www.youtube.com/watch?v=Gm8b4PY9Pi4 Minuto 6:44 a 7:03

Yesid Lancheros de Canal Capital: En el contexto de la puesta en venta de la ETB

  • ¿Está de acuerdo con venta de ETB para construir más colegios, hospitales, jardines, centros culturales y fortalecer la seguridad en Bogotá? (Cuenta personal de Twitter 25 de julio de 2017)

Ernesto Cortés de El tiempo: En el contexto de la puesta en venta de la ETB

  • ¿Usted cree que recursos de venta de ETB deben irse a obras sociales o a fortalecer la empresa de telecomunicaciones? (Cuenta personal de Twitter 26 de julio de 2017)

Juan Carlos Granados de la Contraloría de Bogotá (El contralor VargasLlerista “investiga” al alcalde VargasLlerista)

  • “A un proceso de responsabilidad fiscal se deben enfrentar el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y el gerente del Metro Andrés Escobar por presuntas irregularidades al no utilizar los estudios y diseños para esa obra, elaborados en el año 2012 por la pasada administración del exalcalde Gustavo Petro, si en la investigación determinamos que no hay responsabilidad fiscal al no utilizar estos estudios archivaremos el proceso”

Finalmente, Bogotá vive la expresión del populismo de derecha no sólo caracterizado por la retórica, la desinformación, la agnotología y la propaganda sino por el gasto inmenso para mantener a esa clase política tradicional en el lugar en el que se encuentra desde hace décadas. Esa ubicación ha permitido que en Colombia crezca la corrupción a pasos agigantados y que sea cobrada al bolsillo de los colombianos que hacen parte de la chusma o la plebe, los ciudadanos de a pie o los de ruana. Una corrupción que se proyecta a nivel nacional y ya nos muestra el siguiente presidente de la República de Colombia. Pero eso sí, esa élite nos sigue diciendo que la dictadura es en Venezuela. Aunque en Colombia estemos bajo una sociedad de control, esa élite es quien ha regido a nuestro país y ha permitido el asesinato de miles de colombianos de la chusma o la plebe sin inmutarse.