Miguel Ramos

* Miguel Ramos

Abogado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, defensor de DDHH, voluntario en el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos. Su trabajo se ha concentrado en casos de conflictividad ambiental. Actualmente pertenece al Equipo Jurídico Pueblos

En medio de la vorágine de información que circula actualmente de manera global, gracias al internet, una noticia se destaca por su singularidad, y es que el Estado de Bolivia ha protestado formalmente ante Francia por la manera como se retrata y se trata la realidad boliviana en el videojuego llamado “Ghost Recon Wildlands”, de la compañía francesa Ubisoft1.

Sobre el tema puedo afirmar, por conocimiento directo, que el juego efectivamente pinta a Bolivia como si fuera un inmenso territorio comanche donde reinan los carteles del narcotráfico y la violencia; por lo tanto, pienso que es apenas comprensible la reacción de ese país.  La respuesta que la empresa francesa dio al respecto fue bastante bufonesca al afirmar que solo había elegido al país sudamericano por sus paisajes y topografía, pero que de ninguna manera pretendía retratar su realidad social ni nada parecido2. A ver si hacen lo mismo con los hermosos fiordos de Noruega.

Pero más allá de los vericuetos de la diplomacia internacional y de este caso en específico, el hecho de que los contenidos de un videojuego hayan pasado a ser la preocupación de un Estado corrobora el nivel de importancia y difusión que han adquirido hoy en día los videojuegos, tanto que ya se les considera el décimo arte3.  El hecho de que sea un arte implica que está sometido al mismo riesgo de ser manipulado con fines propagandísticos, tal y como sucedió con Ghost Recon Wildlands y su ataque descarado a un país que ha decidido hacer su propia historia, libre del imperialismo y el neocolonialismo que tanto afectan América Latina. Sin embargo, este no es el primer caso de uso propagandístico de un videojuego, ya se tienen antecedentes que se pasan a exponer.

El 11 de noviembre de 2010 el gobierno cubano protestó formalmente4 contra el videojuego “Call of Duty Black Ops” puesto que una de las misiones de entrenamiento e ingreso a la historia del videojuego era la de asesinar a Fidel Castro, en el marco de la guerra fría. El intento de asesinato no era novedoso puesto que, a Fidel, en la vida real lo intentaron asesinar de cientos de formas y todas ellas fracasaron, ya fuera por aspectos de error y logística en las formas de asesinarlo, o porque en el momento de hacerlo los encargados no fueron capaces de quitarle la vida. Lo realmente novedoso es que pretendan hacer en un videojuego lo que nunca pudieron hacer en la realidad.

Otro caso se dio a mediados de los años 80, con el proceso revolucionario que dio lugar al Sandinismo en Nicaragua. Fue común la emergencia de grupos contrarrevolucionarios en este mismo país y fuera de él, concretamente en Honduras, auspiciados por sectores de extrema derecha, con filiación a las fuerzas militares y al Gobierno de los Estados Unidos. Estos grupos fueron llamados “Los Contra” por su carácter contrarrevolucionario. No obstante, este término tiene una fuerte connotación en el país del Norte y su política exterior anticomunista y macartista.

El escándalo Irán-Contra, del gobierno de Ronald Reagan, evidenció que esta participación no era gratuita ni ingenua, sino que las agencias de inteligencia norteamericanas, en concreto la CIA. El escándalo Irán-Contra no fue de agrado para la sociedad norteamericana. En el contexto de la lucha contra las drogas, después de su declaratoria por Nixon, se sabía que las agencias usaban sus relaciones con el Cartel de Medellín y sus contactos en Panamá, para financiar la conformación, entrenamiento y armamento de escuadrones de la muerte. Todo esto realizado con cocaína colombiana. Situación que resulta abiertamente paradójica y desconcertante en los medios. (Para ver mayor información recomendamos: The Contras, Cocaine and Covert operations5). Es decir, para la política exterior de los Estados Unidos era legítima la financiación de grupos paramilitares con dinero del narcotráfico y, de paso, continuar con su proyecto intervencionista, en armonía con la Doctrina Monroe, es decir, América para los americanos, y en especial, para el capitalismo.

En este punto es menester aclarar que existen muchos otros ejemplos más, pero dada la extensión del presente escrito, solo se puede hacer referencia a un caso más, también con la franquicia de Call of Duty “Advanced Warfare”, donde se trata un hipotético escenario de confrontación entre Estados Unidos y Corea del Norte, un escenario que cada vez se acerca más y más a su concreción, gracias a los delirios de Trump, todo un Calígula 2.0.

En definitiva, se tiene un arte con acceso a las masas, los videojuegos, donde el imperialismo de los Estados Unidos despliega toda su capacidad de propaganda y manipulación, de manera que sus mensajes retorcidos y alienantes llegan a un gran público joven que no tiene manera ni intención de contrastar toda la información con la cual se le bombardea.  La manera de neutralizar este mensaje es otro reto que tenemos en los países dependientes y oprimidos, donde ya no nos creemos la vieja historia de Tarzán, apologética del imperialismo y el colonialismo.

 

Escrito en conjunto con Álvaro Frías Cruz.

 

 

[1] Ver: “Bolivia presenta una queja formal contra Ghost Recon Wildlands” http://www.3djuegos.com/noticias-ver/168350/bolivia-presenta-una-queja-formal-contra-ghost-recon/,

[2] Ver: “Ubisoft: Videojuego sobre Bolivia es una “obra de ficción” http://www.erbol.com.bo/noticia/seguridad/03032017/ubisoft_videojuego_sobre_bolivia_es_una_obra_de_ficcion

[3] Ver: “El décimo arte: el lenguaje propio de los videojuegos” http://www.cineyotrasdrogas.com/2017/02/06/el-decimo-arte-el-lenguaje-propio-de-los-videojuegos/

[4] Ver: “Nueva operación contra Cuba: EEUU lanza videojuego cuyo objetivo es asesinar a Fidel” http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/11/09/nueva-operacion-contra-cuba-eeuu-lanza-videojuego-cuyo-objetivo-es-asesinar-a-fidel/#.Wm6N26jib6Q

[5] “The Contras, Cocaine, and Covert Operations” https://nsarchive2.gwu.edu/NSAEBB/NSAEBB2/index.html

  1. Ver: “Bolivia presenta una queja formal contra Ghost Recon Wildlands” http://www.3djuegos.com/noticias-ver/168350/bolivia-presenta-una-queja-formal-contra-ghost-recon/,
  2. Ver: “Ubisoft: Videojuego sobre Bolivia es una “obra de ficción” http://www.erbol.com.bo/noticia/seguridad/03032017/ubisoft_videojuego_sobre_bolivia_es_una_obra_de_ficcion
  3. Ver: “El décimo arte: el lenguaje propio de los videojuegos” http://www.cineyotrasdrogas.com/2017/02/06/el-decimo-arte-el-lenguaje-propio-de-los-videojuegos/
  4. Ver: “Nueva operación contra Cuba: EEUU lanza videojuego cuyo objetivo es asesinar a Fidel” http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/11/09/nueva-operacion-contra-cuba-eeuu-lanza-videojuego-cuyo-objetivo-es-asesinar-a-fidel/#.Wm6N26jib6Q
  5. “The Contras, Cocaine, and Covert Operations” https://nsarchive2.gwu.edu/NSAEBB/NSAEBB2/index.html