“Millenials” es la palabra con la que ha sido bautizada la generación de jóvenes que se encuentran en un rango de edad entre los 18 y los 35 años, que, según los medios de comunicación, compartimos unas características sociales, psicológicas, económicas, tecnológicas, etc. Observando el uso que le dan los medios a esta palabra, parece que es una extraña “categoría sociológica” cargada de prejuicios, apreciaciones no-demostradas y lugares comunes sobre la juventud. Esto puede deberse a su pretensión de universalidad (abarca a esa cantidad de jóvenes sin importar: país, estrato, cultura, etnia, etc.) y por el afán mediático de catalogar las generaciones para venderles productos. Más allá de esto, preocupa que se use para explicar y simplificar las complejas realidades sociales, laborales, y económicas a las que se ve sometida la juventud. ¿De dónde ha sacado su fuerza esta categoría? ¿Quién y bajo qué criterios se definen sus contenidos? ¿Por qué es importante esta categoría y qué intereses la guían?

¿Quiénes y cómo son los “millennials”?

Generalmente, los medios catalogan a los millennials como una nueva generación (nacidos entre 1981 y 1995), denominada así porque sus miembros se hicieron adultos con el cambio de milenio; además, se les caricaturiza como personas malcriadas, mimadas, impacientes y egocéntricas, capaces de vivir en una eterna adolescencia hasta el ensimismamiento hedonista.1 Otros de los supuestos afirman que esta generación tiene “una alta preparación académica” y modelos menos tradicionales de vida, preocupadas por su imagen y su proyección personal. Sumado a esto, su característica principal es la dominación natural de la tecnología, ya que han estado inmersos en relaciones mediadas por la tecnología y, por extensión, al consumo digital y de contenidos. 2 Pero esta “categoría” pareciera adquirir su sentido más valioso en el plano mercantil, donde los discursos hegemónicos parecen validar que los millennials son consumidores potenciales, pero a su vez sujetos que “huyen” del mercado laboral y no se acoplan fácilmente a este  (“porque tienen otros horizontes de vida”). 3

Por ejemplo, dos psicólogas de una reconocida universidad colombiana comentan el problema que supone que los millennials se “quieran ir rápidamente de sus puestos de trabajo”: “Una forma de evitar que los Millennials se vayan de su puesto de trabajo es desarrollar en los directivos de las empresas tres habilidades básicas: empatía, comunicación y liderazgo”.4

 

¿Nueva “generación”?

Antes que nada, el termino millennial no se utiliza en investigaciones académicas, sino que ha adquirido sentido en los medios porque ayuda a categorizar a los jóvenes y realizar estrategias de mercado para la venta de productos. Por otro lado, esto se conjuga con una serie de prejuicios “reencauchados” que han pasado de generación en generación, acerca de que los jóvenes “son perezosos”, “no quieren trabajar”, o que la vida anteriormente era más “dura”. Por ejemplo, pueden verse los parecidos entre la portada de la revista Times que habla de la “Yo Yo Yo generación” y otro artículo muy parecido de 1976 (¡!) de New York magazine, dónde se tratan temas de la cultura juvenil individualista y egocentrista de la época. 5

 

Joel Stein. Millennials: The Me Me Me Generation. Time. 2013 http://time.com/247/millennials-the-me-me-me-generation/
Joel Stein. Millennials: The Me Me Me Generation. Time. 2013 http://time.com/247/millennials-the-me-me-me-generation/

 

Tom Wolfe. The “Me” Decade and the Third Great Awakening. 1976
http://nymag.com/news/features/45938/
Tom Wolfe. The “Me” Decade and the Third Great Awakening. 1976
http://nymag.com/news/features/45938/

 

Otro de los prejuicios que se manejan alrededor de la “categoría” es que los jóvenes son desinteresados por la política y prefieren preocuparse por su apariencia o su vida en redes. Y, si bien es cierto que la cifra de abstencionismo electoral en los jóvenes es mayor, 81% en el plebiscito (el abstencionismo general fue de 62%), por dar solo un ejemplo, el otro lado de la moneda, es que los jóvenes mismos son quienes han protagonizado protestas ciudadanas de tal magnitud como la MANE en Colombia, el 15 M en España o Occupy Wall Street en Estados Unidos. Y en cuanto a que los jóvenes se la pasan “pegados” al celular, hay que decir que las nuevas tecnologías influyen a toda la sociedad, por ejemplo, el 82%  de las personas entre 30 y 49 años usa redes sociales, tan sólo 7 puntos menos que el grupo comprendido entre los 18 y 29.6

¿Cuál es, entonces, la realidad de la “generación Y”?

Si bien hablar de “generaciones” siempre es complicado, lo que sí puede realizarse, es la observación de unas condiciones empíricamente demostradas que permitan develar unos contextos sobre el desarrollo de la juventud, para dar unas características sobre los verdaderos retos que, como sociedad, deberíamos repensar de los jóvenes. Esto para evitar que se adjudiquen a millares de personas, explicaciones parciales y limitadas sobre su comportamiento y, por el contrario, se realicen hipótesis desde las dinámicas económicas, políticas, sociales, etc. Tomaremos aquí el caso del empleo y la precarización. En el informe de la OIT “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2016: tendencias entre los jóvenes”7, se expone que los jóvenes representan el 18% de la población mundial y el 15% de la mano de obra; al mismo tiempo representaron el 35% total de desempleados, es decir, 71 millones de jóvenes (uno de los más altos en los últimos 20 años). En otras palabras, a nivel global, 1 de cada 3 desempleados es “millennial”; y por si esto fuera poco, el 40% de los jóvenes laboralmente activos estuvieron en subempleo o vivieron en la pobreza.

Lo mismo aplica para Colombia, donde en el 2016, el 61% de los jóvenes8 en la ruralidad y el 38% en lo urbano, estuvieron en condición de pobreza, y esto no es de extrañar, ya que representaron más de la mitad de los desempleados del país 51.4% (1.1 millones de desempleados).9. Lo anterior da cuenta de que la visión millennial es distorsionada y desfasada de la realidad. Existe un problema implícito en la categorización de las generaciones, lo cual conlleva un ocultamiento de las complejas condiciones sociales, tras lugares comunes y prejuicios sobre lo que significa ser joven. Por el contrario, habría que pensar la juventud desde sus potencialidades y diversidad, esto, en medio de la precarización, subempleo, pobreza y exclusión a la que viene siendo relegada.

 

Bibliografía

 

Daniel Santiago Roldán Zarazo

Miembro de País Posible.

Politólogo, especialista en Políticas Públicas.

  1. Gutiérrez-Rubí, Antoni. La generación Millennials y la nueva política http://www.injuve.es/sites/default/files/2017/46/publicaciones/revista108_12-generacion-millennials-y-la-nueva-politica.pdf
  2. Kurz, Cristhian, Garcia Carlos  y Jo McIlvenna La Generación de los Millennials.  “The Next Normal. An unprecedented look at Millennials worldwide”  http://www.100research.com/boletines/10_la_generacion_de_los_millenials_pdf.pdf
  3. Benvenuto, Santiago ¿Qué son los millennials? ¿Eres tú uno de ellos?.   https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/7936/que-son-los-millennials-eres-tu-uno-de-ellos
  4. Semana Laboral. ¿Por qué los Millennials no duran en sus trabajos. http://www.semana.com/educacion/articulo/como-mantener-a-un-buen-empleado/511819
  5. Moreno en Rubio, Hancock ¿Pero existen los millennials? https://verne.elpais.com/verne/2016/05/03/articulo/1462284105_813192.html
  6. Bradley, Laura. People Don’t Hate Millennials http://www.slate.com/articles/technology/future_tense/2014/12/you_don_t_hate_millennials_you_hate_21st_century_technology.html
  7. El estudio entiende por jóvenes a todas las personas que tienen entre 15 y 24 años de edad
  8. Entre 14 y 28 años eran el 27% de la población (13 millones de habitantes)
  9. Cristancho, Sebastían. La juventud y el socialismo: de 1917 al 2017 https://hablalajbogota.wordpress.com/2017/01/11/la-juventud-y-el-socialismo-de-1917-al-2017/