Andrea del Pilar Naranjo

* Andrea del Pilar Naranjo

Investigadora independiente y abogada de la Universidad La Gran Colombia. Con especialización en Derecho Constitucional Universidad de Nuestra Señora del Rosario, Colombia. Maestría en Relaciones Internacionales Iberoamericanas y Doctora en Relaciones Internacionales Iberoamericanas. Universidad Rey Juan Carlos, Madrid-España. Principales líneas investigativas: derechos humanos, políticas públicas e integración regional. Publica en varios portales de internet, entre los que se incluyen el portal de columnas de análisis político e internacional y política exterior The Blue Passport, la revista Chilena Nuevo Ciclo, el Blog de opinión Condistintos acentos editado por el instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca y en los portales Colombianos de opinión Razón Pública y la Revista Perspectiva del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga y en su blog personal elpendulocritico.bolgspot.com

Yo no conozco eso de los Derechos Humanos. ¿Qué es eso?”

Augusto Pinochet Ugarte

 

El año 2017 se destaca por haber sido uno de los más violentos para el ejercicio de la defensa de Derechos Humanos en el mundo, con más de 317 víctimas de homicidio, de acuerdo al último informe de la oficina de seguimiento Front Line defenders1. El 80% de los casos ocurrió en cuatro países, tres de ellos de América Latina: Brasil, Colombia y México.

La región resalta por ser uno de los territorios con las cifras más escandalosas con 212 defensores asesinados, de los cuales 156 se produjeron en Brasil y Colombia. En éste último, de acuerdo al informe recopilatorio del programa Somos Defensores, con hechos concentrados en los departamentos de Cauca, Antioquia, Valle del Cauca, Nariño, Córdoba, Bogotá, Putumayo, Norte de Santander, Risaralda, Bolívar, Chocó, Meta, Huila y Arauca2.Este documento además destaca la gravísima impunidad del 87% en los 458 casos reportados durante el período 2009-2016, es decir, una pasmosa inercia en los sistemas de investigación, procesamiento, juzgamiento y sanción.

La mayor cantidad de víctimas son defensores de derechos ambientales y de tierras, indígenas, líderes sindicales, comunitarios y periodistas3, fenómeno paradójicamente recrudecido a  partir de la progresiva aplicación de los acuerdos de terminación de conflicto armado con las FARC- EP4.

La propuesta americana

Este estremecedor panorama se confronta con la cada vez más abundante y sofisticada legislación nacional e internacional dedicada al tema, la asunción de protocolos más completos de protección y la incorporación de buenas prácticas de seguridad para garantizar el libre ejercicio de la defensa de derechos en el mundo5.

En este sentido, la región Americana ahora cuenta con otro nuevo protocolo “integral” de protección, elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que pretende exhortar a los Estados a elaborar políticas públicas holísticas que no solamente partan de la protección física de los riesgos, sino que integren la prevención de violaciones potenciales a su ejercicio y, aún más, cobijen los aspectos sociales y educativos de la labor de defensa de los derechos. Quizás sea esta la parte más destacable de la propuesta del sistema interamericano, que reconoce la gran responsabilidad de los Estados no solo en la criminalización de líderes sociales, sino en el mantenimiento de estructuras culturales proclives a la victimización.

El documento se soporta en tres componentes que pretenden hacerse extensivos a todas las políticas nacionales de protección integral de defensores de derechos:

  1. Responsabilidad del Estado: parte de la base de reconocimiento de las responsabilidades del Estado en la construcción de imaginarios de criminalización y represión, la directa vinculación del Estado para la eliminación de potenciales riesgos para el ejercicio de la labor de defensa y en suma la eliminación de distorsiones o manipulaciones “del poder punitivo del Estado y sus órganos de justicia con el fin de hostigar a las personas defensores como resultado de sus labores(…)”6 insistiendo en la necesidad de “adoptar mecanismos para prevenir el uso excesivo de la fuerza en manifestaciones públicas o la injerencias arbitrarias en sus derechos incluyendo el derecho a la libertad de expresión y asociación” 7
  2. Deber de prevención, investigación, juzgamiento, sanción e indemnización: incluyendo la adopción de protocolos y medidas específicas que involucren análisis contextuales, y factores de riesgos asociados a los grupos o temas de desarrollo de la labor, incluyendo la construcción conjunta de esquemas de protección que cuenten con la participación directa de la persona en riesgo.
  3. Cultura de derechos: implica la modificación de las bases estructurales generadoras de violencia, la inclusión de perspectivas educativas que impliquen la diferencia, a coexistir sin estigmatizar, a reconocer la labor de búsqueda de vigencia de los derechos, en suma el fomento al derecho a pensar de manera diferente.

El fundamento del texto es muy claro, sus previsiones necesarias y el objetivo de establecer unos estándares básicos unificados de protección a la labor de defensa de los derechos hace del protocolo un documento obligado para los hacedores de política. Sin embargo, la abundante legislación nacional e internacional, las recomendaciones, dictámenes, propuestas y protocolos, palidecen ante la absurda tendencia regional de eliminación de aquellos que sueñan con un cambio sustancial de las circunstancias a través de los derechos. La letra no es suficiente para evitar que América Latina siga siendo un campo de batalla y que continúe su histórica carrera de autodestrucción; sin temor a exagerar se puede afirmar que el ejercicio de los derechos en la región es una labor potencialmente mortal.

  1. Informe anual sobre defensores/as de derechos humanos en riesgo en 2017. https://www.frontlinedefenders.org/es/resource-publication/annual-report-human-rights-defenders-risk-2017.
  2. Conclusiones Informes especiales Programa somos defensores, programa no gubernamental de protección a defensores de derechos humanos. Campaña Stop Wars.  Episodio I. Crímenes contra Defensores (as): La Impunidad Contraataca, Pág. 2. Documento disponible en https://www.somosdefensores.org
  3. Conclusiones Informes especiales. Pág. 12.
  4. En el Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Colombia del año 2017 se manifiesta que de los 121 asesinatos reportados durante ese año, el 64 % ocurrieron en las Zonas más Afectadas por el Conflicto y en zonas con una presencia histórica de las FARC-EP”. Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Colombia Consejo de Derechos Humanos 37 o período de sesiones 26 febrero-23 marzo 2018. 2 de marzo de 2018. Pág. 3. Documento disponible en  http://www.hchr.org.co/documentoseinformes/informes/altocomisionado/informe-anual-2017.pdf.
  5. Véase entre otros documentos: Organización de Naciones Unidas Resolución de la Asamblea General. Sobre la protección de las defensoras de los derechos humanos, UN Doc. A/RES/68/181, diciembre de 2013; Organización de Naciones Unidas  Resolución A/RES/53/144 9 de diciembre de 1998, Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos; Consejo de Derechos Humanos Resolución sobre la protección de los defensores de los derechos humanos, UN Doc. A/HRC/RES/22/6, 21 de marzo de 2013;  Consejo de Derechos Humanos Resolución sobre la protección de los defensores de los derechos humanos, UN Doc. A/HRC/RES/13/13, 25 de marzo de 2010; Organización de Naciones Unidas, Asamblea General sobre la Resolución de sobre la promoción de la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos de la ONU, UN Doc. A/RES/66/164, 11 de diciembre de 2011; Organización de Naciones Unidas, Resolución de la Asamblea General. Sobre la protección de las defensoras de los derechos humanos, UN Doc. A/RES/68/181, diciembre de 2013.
  6. Comisión Interamericana de derechos humanos. Hacia una política integral de protección a personas defensoras de derechos humanos. OEA/Ser.L/V/II. Doc. 207/17 29 diciembre 2017. Documento disponible en http://www.oas.org/es/cidh/informes/pdfs/Proteccion-Personas-Defensoras.pdf Pág. 15.
  7. Comisión Interamericana de derechos humanos. Hacia una política integral de protección a personas defensoras de derechos humanos. OEA/Ser.L/V/II. Doc. 207/17 29 diciembre 2017. Documento disponible en http://www.oas.org/es/cidh/informes/pdfs/Proteccion-Personas-Defensoras.pdf Pág. 15.