Hablar de democracia en la universidad pública

En la actual coyuntura es necesario buscar un amplio consenso para buscar formas y mecanismos que devuelvan protagonismo a los universitarios con el fin de que éstos no estén obligados a constantes disputas para el reconocimiento de su opinión, y así mismo para dejar de someter a la universidad a azarosos periodos como los que se han visto, por ejemplo, en la Universidad Nacional especialmente desde el 2003, en los que el desgaste de una ordenación gubernativa ha mantenido en permanente conflicto al Alma Mater del sistema universitario colombiano.

La MANE, el derecho a la educación superior y el progreso de la ciencia

La garantía plena del derecho a la educación superior debe ofrecer los entramados institucionales que impulsen el progreso científico. Dichos arreglos institucionales son producto de luchas y reivindicaciones políticas: en este sentido, además de destacar las connotaciones sociales de las reivindicaciones de la MANE, es necesario reconocer y subrayar las implicaciones de sus luchas para el progreso científico y el reconocimiento de saberes en Colombia.

Universidad Nacional de Colombia ¿camino a la privatización?

La Universidad Nacional de Colombia se ha convertido, durante las dos últimas décadas, en generador de ingresos propios para financiar su actividad. En 1995 los ingresos propios representaban 24,4% del total del presupuesto de la Universidad; en 2013 elevaron su participación relativa a 48%, tendencia que expresa una desfiguración de su “naturaleza pública” al comportarse como las universidades privadas.

Los dos 11 de septiembre y la intervención en Siria (primera parte)

La invasión a Siria es una suerte de síntesis reaccionaria entre los dos 11 de septiembre. Del 11 de 1973 los Estados Unidos extrae la eficacia de la política represiva y oculta su participación en ella. Del 11 del 2001 los Estados Unidos extrae la neutralización política que conlleva rehacerse simbólicamente como víctima y exteriorizar —incluso lingüísticamente, al reclamarse líder de la ‘guerra contra el terror’— la violencia de la que ese gobierno es el principal agente.

A propósito de la educación y el paro de maestros

La situación de miles de maestros y maestras se encuentra, entonces, en un punto cumbre en el que hay que reconocer varias aristas. Primero que una cosa es el magisterio y otra muy distinta es la dirigencia del sindicato, lo que quiere decir más concretamente que existe un importante sector del magisterio que cuestiona y que expresa gran apatía a la manera como Fecode ha conducido el sindicato en los últimos años.

Por el derecho a la educación y más allá!

La justa y más que nunca necesaria lucha librada por docentes, trabajadores y estudiantes de colegios y Universidades por generar las condiciones materiales necesarias para ejercer el derecho a la educación en todos los niveles, debe complementarse con un ejercicio de reorientación de la educación, superando la noción que asume la relación social capitalista como eje gravitacional de la educación y de la vida misma.

Una educación y una política a la medida del neoliberalismo

Lo que está en juego en las artimañas intelectuales y políticas de aquellos que presuponen que la educación debe reducir las desigualdades es simple: la construcción de una escena en donde sus actores y actrices temen que se interrumpa el rumbo de una historia previamente escrita, una historia que tiene un fin asegurado en la destrucción total de mundo bajo relaciones cada vez más distanciadas entre el mundo de la vida y el mundo de las cosas.

Misiva de Quebec sobre la emancipación: por una extensión de los posibles políticos

La importante participación, primero de los estudiantes y luego ciudadana en «la primavera del arce», muestra por un lado el deseo de una participación política intensa y por otro muestra una capacidad política de las masas que toma forma en la acción política creativa, y que se sitúa más allá de las instituciones políticas de la modernidad.

El salto prodigioso de un país (2). Un período de lucidez

Todavía existe la Conaced, asociación que desde el siglo pasado agrupa los colegios católicos. Todavía hay universidades privadas, es cierto. La diferencia está en que ahora sólo cinco instituciones privadas están entre los veinte mejores colegios, según las últimas pruebas de Estado. La Universidad Nacional, la de Antioquia y la del Valle se cuentan entre las doce universidades latinoamericanas que se igualan a las mejores de Europa y los Estados Unidos.