Sobre el ciberespacio, los sumideros, el otro y otras cosas

Es posible que, como en los agujeros negros, ya hayamos cruzamos el horizonte fronterizo y toda posibilidad de dar marcha atrás, de detener la espiral de decadencia, no sea más que una quimera. También es posible (y probable) que quienes tengan que vivir las últimas consecuencias de nuestro sumidero no sean esta generación sino alguna de las subsiguientes, por lo que no estaría de más ir dejándole cartas de arrepentimiento a los potenciales nietos.

Una denuncia contra BLURADIO

No se trata de negar las deficiencias de un sistema de transporte como Transmilenio, ni de silenciar las demandas justificadas de los usuarios; de lo que se trata es de intentar poner al descubierto el oportunismo mediático de emisoras como Bluradio o en general de los medios de comunicación oficiales que se aprovechan de las manifestaciones para crear un ambiente político hostil frente al gobierno de la “Bogotá Humana”.

¿Separadas pero iguales? El vagón rosado del TransMilenio de Bogotá

Resulta difícil pensar que los casos de acoso sexual en TransMilenio sean independientes de otras formas de violencia (física y psicológica) que sufren a diario las mujeres. Claramente, dichas situaciones no pueden ser desvinculadas de la estructura social altamente patriarcal en la que vivimos, de las representaciones sociales de género existentes, de los imaginarios con los que cohabitamos y en los cuales la mujer figura como un ser sumiso.

La paz no es cosa de santos

La llave de la paz no está ni en la Casa de Nariño ni en las “Montañas de Colombia”, pertenece a la ciudadanía en su compromiso frente a las dinámicas nacionales y su capacidad movilizadora por construir un país digno, por fuera de las lógicas que se han planificado históricamente desde el Gun y el Jockey club de Bogotá, y hoy desde el principado de Anapoima.

¿Por qué la izquierda no convence a los descontentos?

¿Por qué la izquierda colombiana no ha logrado conmover y convocar a al menos una pequeña parte de esa legión de descontentos para promover una transformación social y política que sueñe en grande, y que respalde ese sueño con un trabajo disciplinado de apertura al encuentro de las voces de los sectores populares más marginados, que no obstante siguen dándonos indicios de una intensa creatividad política?