“Esto no es una desgracia, es una vergüenza”, nota de protesta sobre el paisaje político colombiano

Los empresarios nativos y transnacionales ven en la debilidad del gobierno y las graves dificultadas de la reelección del candidato presidente, una inmensa oportunidad para hacer del fin del conflicto armado una ocasión para expandir sus negocios y generar otros nuevos, incluso aceptando integrar a un contingente importante del campesinado a la economía monetaria, al mercado, al consumo.

La democracia como glosa de su inversión y las políticas de coalición

Aquí vale la pena recordar el modo en que Bernice Johnson Reagon describió aquello en lo que consiste hacer alianzas, cuando realmente se está haciendo trabajo de coalición, como un convivir con una amenaza que compromete el propio núcleo de quien se arriesga a hacerlas y que la propia Bernice Johnson Reagon considera no solo necesarias sino inescapables.

Lucha contra la desigualdad en Bogotá: oportunidades y capacidades para la vida

La igualdad, de acuerdo a las experiencias internacionales y nacionales, no se alcanza con políticas asistencialistas, que pueden contribuir a la reducción de la pobreza, pero no garantizan necesariamente condiciones de igualdad. Se requieren decisiones redistributivas del ingreso, políticas fiscales progresivas, control de la tasa de cambio y promoción del empleo de calidad, todas ellas del resorte de las autoridades nacionales.

Élites, capital trasnacional y resistencias sociales en Colombia

En Colombia se puede ver una clara articulación entre el capital trasnacional y las élites políticas, donde se presenta un proceso de intensificación del proceso productivo para obtener un aumento de la tasa de ganancia, a partir de “enclaves trasnacionales” en los territorios donde el Estado funciona, principalmente, como un mediador que agiliza la articulación entre lo local y lo trasnacional.