Movimiento Nacional Carcelario: un nuevo escenario de organización y lucha por la dignidad

Si el Sistema de Prisiones no cumple los objetivos que formalmente se le han asignado, y no puede brindar condiciones de vida aceptables a las personas, debe disminuirse drásticamente su población tomando como criterios el daño social ocasionado por las conductas y las situaciones de vulnerabilidad social en que se encuentran muchas personas actualmente confinadas.

El “posconflicto” que prepara el gobierno, ¿en contravia de la construcción de la “paz territorial”?

Detrás de la fábula de la convivencia entre la pequeña economía campesina y los grandes proyectos agroindustriales se esconde un proceso destructor de explotación a ultranza de los territorios, donde los pequeños campesinos tendrían que convertirse en empleados para sobrevivir. Existe un verdadero riesgo de muerte lenta del pequeño campesinado colombiano, por ser considerado como un obstáculo al desarrollo general de la nación. Así podríamos asistir a una especie de “despojo civilizado”, ya no por culpa de la barbarie de los paramilitares sino como consecuencia de la “modernización” del país.

“Escándalo público”: La destitución de Miguel Ángel Beltrán, las últimas investigaciones de Michel Foucault y la autonomía universitaria

En este artículo he querido repensar la destitución del profesor Miguel Ángel Beltrán como constituyente de un evento en el que se reconfiguran las relaciones entre el poder y el saber en Colombia; un evento que manifiesta una doble transformación: de un lado, un cambio en el riesgo que supone el conflicto entre el discurso de la verdad y el ejercicio del poder y, de otro lado, una reconfiguración del actor social que produce la partición ya no solo ética sino también política de este mundo en dos.

Nueva temporada de flujos y reflujos para el Movimiento Estudiantil: “(…) sus estridentes ladridos Sancho/ son solo señal de que cabalgamos”

No lo olvidemos, el “Acuerdo 2034” no sólo es un papel; no sólo es una norma. Sus palabras se traducen en realidades palpables; las reformas aprobadas se realizan; “la norma” se puede traducir en más miseria. Ahora vamos no sólo a frenar, sino a impedir que sigan mercantilizando a la educación.