Asesinato a líderes sociales y falta de garantías

Si desde el año pasado se vienen multiplicando las amenazas de muerte contra comunicadores, líderes sociales y campesinos; y si esta estructura represiva no parece cambiar ni disminuir a pesar de estar en medio de un proceso de paz, debemos buscar otros caminos intransitados para resistir estas formas de violencia estructural, debemos resistirnos al olvido inmediato y veloz de estas voces que retumban, resistirnos al silencio y a la ausencia y habrá que tomarnos en serio el Daño Político -con mayúscula- que este tipo de asesinatos causa a los movimientos sociales, a la búsqueda de la democracia en el país y a la construcción de la paz.

¿Quién le ha dado la espalda a quién?

Por un lado, la investigación científica se aleja cada vez más de los complejos problemas cotidianos de la población colombiana y no potencia dinámicas productivas con alto valor agregado y, por el otro, el modelo productivo deteriora el ambiente, vulnera los derechos de comunidades y expande las brechas existentes so pretexto de generar un crecimiento económico tan efímero como costoso a mediano y largo plazo.

¿La paz irreversible?

Aunque la guerrilla y el gobierno logren poner fin a la guerra entre sus ejércitos, aún resta la disputa por el sentido de las reformas pactadas, por el sentido de la construcción de paz y por el proyecto de país que orientará los cambios institucionales, económicos y territoriales que se gestionen en la etapa de la postnegociación.

Las relaciones urbano-rurales en Colombia: notas sobre el desplazamiento

El paso de la vida comunitaria a la sociedad de masas, de sociedades de la vecindad, la amistad, la familia, la tierra y el chisme, a sociedades de comunidades ocultas y anónimas, implica una trasformación profunda y en muchos casos violenta, tanto en el plano material como en el simbólico. Así, el artículo destaca dos momentos: uno caracterizado por las violencias y las transformaciones productivas en el campo, y otro, en la continuidad de la vida rural en las ciudades.

Científicos sociales y humanistas en la nueva convocatoria de medición de grupos de Colciencias

El nuevo modelo de medición con el cual Colciencias evaluará a los grupos de investigación en la convocatoria No. 693 (para el Reconocimiento y Medición de Grupos de Investigación y para el Reconocimiento de Investigadores), si bien tiene aspectos positivos que deben ser destacados, también tiene serios problemas que desde hace ya más de un año vienen afectando especialmente a las áreas de las ciencias sociales y humanas. Este artículo se propone analizar algunos de esos problemas.

Cuando el remedio es peor que la enfermedad: percepción de riesgo y relaciones de poder-saber en el caso de las niñas del Carmen de Bolívar

Un acercamiento de índole exclusivamente biológico resulta insuficiente ya que no tiene en cuenta la complejidad de las esferas económicas, sociales y culturales que rodean al individuo. Se hace necesaria la puesta en marcha de estrategias sensibles a esa complejidad y capaces de articularla con los conocimientos del experto.

Caso Charlie Hebdo: lo que revelan algunas reacciones de “izquierda”

Uno puede tener la sensación de que en ciertas ocasiones a algunos “intelectuales” de izquierda les conviene agitar el espantapájaros del occidentalismo para minimizar la importancia de ciertos valores, dependiendo del contexto. Es decir que al atribuir un origen, geográfico o teórico, a un valor, se legitima su instrumentalización en función de su propio propósito, en vez de tener que defenderlo en cualquier circunstancia. La misma instrumentalización que se reprocha, con razón, a Occidente y a sus gobernantes hipócritas.