España: se consolida alternativa política al neoliberalismo

¿Por qué entonces hay quienes hablan de “fracaso” de PODEMOS en estas elecciones? Porque se había marcado un objetivo muy ambicioso: profundizar ese proceso de polarización entre neoliberalismo y soberanía popular superando tanto en votos como en escaños al PSOE, de tal manera que la disputa quedara claramente, de cara a los próximos meses, como PP versus PODEMOS, y el PSOE se viera obligado a elegir a quién de los dos entregarle el gobierno.

Tecnocracia, ignorancia y propaganda

Existe una tensión alrededor del uso propagandístico de la experticia. Por un lado, la figura del experto ha servido como mecanismo para diferir las preocupaciones e intereses populares y así postergar el compromiso democrático. Por el otro, el rechazo a la experticia y a la investigación plantea al experto como un enemigo abstracto y promueve la desinformación y la ignorancia. Ambas estrategias apuntan a rehuir y evitar la autonomía deliberativa y a sortear el funcionamiento apropiado de la deliberación democrática. La lucha contra la propaganda tecnócrata no es la lucha contra la experticia, sino contra la propaganda.

Privatizar el castigo: la historia de un ladrón de queso

¿Y si echáramos una mirada al interior de las prisiones de tanto en tanto? ¿Y si reconociéramos que las sociedades desiguales agrupan a la vez que excluyen? ¿Y si reconociéramos la contingencia de ser quienes somos y no ladrones, asesinos o indigentes? Ya lo advertía Dostoievski hace más de un siglo: “las normas de la civilización de un país pueden juzgarse al abrir las puertas de sus prisiones”.

La paz y el reto de la participación política

De tener lugar, el plebiscito planteado para la refrendar los acuerdos alcanzados en La Habana no sólo ha de servir para demostrar la legitimidad de la salida negociada al conflicto armado, también ha de ser uno de tantos ejercicios de activación política de la ciudadanía colombiana, quien ha de convertirse en protagonista del arduo proceso de construcción de la paz con justicia social.

La participación de las mujeres en la Habana: a propósito de los límites de las negociaciones y algunos retos tras la firma de los acuerdos

Las mujeres colombianas tenemos mucho que decir sobre nuestros derechos y nuestras reivindicaciones, y el trabajo de las organizaciones de mujeres y feministas es innegable en ese sentido y ha dado muchos frutos, pero las mujeres también tenemos mucho que decir sobre el problema de las drogas y el narcotráfico, sobre la justicia y la participación política de las insurgencias tras la firma de los acuerdos, sobre la repartición y los usos de la tierra en el país.

Cárceles, participación y transformaciones para la paz

El momento exige la confluencia de todos los procesos, de todas las agendas y de todas las esperanzas del conjunto de la sociedad. Para esto la participación de la población privada de la libertad y sus familias es fundamental y necesaria, no solo como un ejercicio de defensa de los derechos humanos, sino como una garantía para una verdadera democracia, base fundamental para la superación del conflicto y la edificación de una paz con justicia social.

Bienvenidos al siglo XXI: fin del conflicto, construcción de paz y reconciliación

Necesitamos plantearnos seriamente el propiciar espacios y formas de participación que recojan desde las formas tradicionales, las Juntas de Acción Comunal, hasta las más recientes como las derivadas de la extendida propiedad horizontal, pasando por formas sectoriales y de intereses particulares, con el propósito de que puedan tener capacidad de decisión sobre aspectos de la vida pública y presupuesto para ejecutar sus acciones, de lo contrario podríamos perder una oportunidad para profundizar nuestra convivencia, para avanzar en la construcción de ciudadanía y enriquecer la democracia representativa reduciendo las brechas de desarrollo social, económico y cultural que hoy tenemos.