¡Olvídense de la Democracia! Transiciones para el 2018

Más que reglas demasiado abstractas sobre lo que debe o no debe ser la democracia, si la izquierda quiere conseguir escenarios de poder alternativos (más democráticos) debe apelar a un examen juicioso y detallado de nuestro presente histórico, en el que se asuma, sin pragmatismo arbitrario pero sin lecturas demasiado románticas, qué es lo que se busca, qué es lo que se propone y qué es lo que se ataca, en especial en función de las necesidades históricas que como país tenemos para construir una democracia más justa.

La posverdad y el 2018

No afirmo que debamos abandonar la disputa por lo verdadero al impugnar las mentiras de los políticos a través de mecanismos democráticos; esta es una tarea necesaria. Sin embargo, este nivel de confrontación se queda corto al momento de comprender el fenómeno al que se enfrenta. La verdad, en sus estratos, sobrepasa de lejos la correspondencia entre los enunciados y los “hechos”, pues se juega ante todo al nivel de la racionalidad de proyectos políticos para los que lo verdadero pasa por aceptar, utilizar y moldear los enunciados en función de un fin político.

Un nuevo acuerdo, unos nuevos desacuerdos: ¿Qué pasará con la Ley 160 de 1994 durante la implementación de los acuerdos?

Esta discusión sobre la modificación del actual modelo de desarrollo rural se dio durante la aprobación de la Ley de Zidres en el Congreso de la República. Quienes promovieron esta iniciativa hicieron una presentación maniquea de los bajos resultados de la Ley 160 en la consecución de sus propios objetivos, principalmente el de dotación de tierras, y concluyeron que había que descartarla como modelo de regulación y adjudicación de la propiedad rural. Entre tanto, los detractores de las Zidres desvirtuaron estas afirmaciones a través de estudios serios que daban cuenta de que el problema de la ley agraria no es el modelo sino su falta de ejecución y la corrupción del Incoder en la adjudicación de las tierras.

Revocatoria al mal gobierno

Peñalosa representa el modelo de ciudad contrario a los derechos ciudadanos, su modelo de desarrollo urbano representa a constructores y especuladores del suelo, busca imponer un modelo de ciudad excluyente, orientado a los negocios, la generación de rentas del suelo para particulares, la inversión de capital y la obtención de utilidades económicas privadas.

Sobre la definición de una estrategia: desde la implementación hacia la transición

Creo que este momento pasa por identificar qué sectores están dispuestos a trabajar en pro de construir una transición democrática y a partir de la elaboración de un programa que tenga como base fundamental el Acuerdo de La Habana y los posibles avances de negociación con otras fuerzas armadas de oposición, apostar por este gobierno de transición que fije como base primera una verdadera apertura democrática.

Universidad y políticas del conocimiento. Un llamamiento por unas ciencias sociales críticas en el Ecuador

Si bien las ciencias sociales nos pueden ayudar a definir nuestro camino hacia una sociedad en la que todos y todas podamos vivir y convivir bien, este camino jamás podrá ser recorrido sin las diferentes voces y vivencias de quienes componen la sociedad ecuatoriana. Es precisamente en esta diversidad, en su riqueza y en sus distintas visiones sobre cómo combatir las desigualdades, donde se juega la sostenibilidad, la dignidad y la justicia a la que muchas aspiramos y pretendemos contribuir.

La intensificación de la represión a líderes sociales en torno a la firma de la paz: Un debate crucial para Colombia

Aunque es todavía difícil conseguir datos claros y reconocidos por todas las partes, el nivel de homicidio y amenaza de los líderes sociales y defensores de los derechos humanos se ha vuelto objeto de atención tanto de la prensa más mediática como del Gobierno, que al menos lo menciona y lo discute, aunque le falta construir políticas públicas para la resolución de tan preocupante asunto. El hecho que este problema tan preocupante se haya hecho presente en el debate público en sí mismo es un avance destacable, aunque falta mucho camino por recorrer.