Bolivia

Lecciones de Bolivia sobre el latifundio y el minifundio para los acuerdos de La Habana

on Domingo, 15 Mayo 2016. Posted in Artículos, Laura Gabriela Gutiérrez , Edición 81, Bolivia, Posconflicto, Acuerdos de la Habana, Nacional, Desarrollo rural

81 LauraGabriela

Además de los tamaños de los predios, una política rural en el posconflicto debe preocuparse por garantizar la participación efectiva del campesinado en el ordenamiento territorial.

 
Laura Gabriela Gutiérrez
Fuente de la imagen: www.vanguardia.com

En enero de este año, la ONG boliviana Tierra publicó un libro titulado La segunda reforma agraria: Una historia que incomoda, que recoge los resultados de una investigación sobre el impacto de una ley agraria implementada en este país desde 1996, conocida como Ley INRA, encaminada a clarificar la propiedad del cien por ciento de las tierras rurales de Bolivia. La estrategia de esta ley consiste fundamentalmente en adelantar un proceso de saneamiento de títulos a través de la revisión de la legalidad de los mismos y de su ordenamiento y registro catastral, al cabo del cual podrá ejecutarse con mayores garantías un proceso de adjudicación de tierras a campesinos que carecen de estas.

Movimientos populares en América Latina: entre el cielo, el infierno y la historia

on Lunes, 13 Julio 2015. Posted in Artículos, Papa Francisco, Edición 61, Detenciones ilegales, Bolivia, Camilo Torres, Nacional, Congreso de los pueblos, Movimientos sociales, Carlos Andrés Manrique

61 Carlos

Con su característico estilo diplomático de zalamería de foto de primera plana, Santos se fotografió con el Papa hace algunas semanas y le pidió sus bendiciones y lo invitó a Colombia para rezar por la paz, y blablabla. Pero si Santos pensara menos en la foto de primera plana, en los boom boom publicitarios y en sus índices de favorabilidad en las encuestas, se tendría que detener a reflexionar si la “paz” que él y su gobierno persiguen es la del “estiércol del diablo”, según las palabras del Papa Francisco.

 
Carlos Andrés Manrique
Fuente de la imagen: www.correodelsur.com

Dos eventos acaecidos en los últimos días, de manera casi simultánea, nos hacen pensar sobre la situación histórica altamente paradójica de los movimientos populares en América Latina; pero también, sobre el desfase del gobierno de Colombia en su talante ambiguo y oportunista, en relación con las poderosas fuerzas históricas que están agitándose en nuestra esquina del planeta. En últimas, una reflexión sopesada sobre estos dos acontecimientos nos lleva a darnos cuenta de que hoy, en Latinoamérica, la historia está del lado de los movimientos populares; y que los Santos, los Palomino, y los Blu Radio de nuestro país con sus arrogantes envalentonadas “anti-terroristas” y sus destructivos zarpazos de violencia simbólica, han quedado vergonzosamente mal parados ante la historia. Que es, lo sabemos, una jueza prudente y cautelosa, pero severa.

Socialismo del siglo XXI: de la esperanza a la decepción

on Domingo, 31 Mayo 2015. Posted in Artículos, Bolivia, Socialismo del Siglo XXI, Edición 58, Venezuela, Internacional, Revolución Bolivariana, Ecuador, André-Noël Roth

58 Roth

En contraste con las tendencias políticas mundiales, las revoluciones bolivariana (Venezuela), ciudadana (Ecuador) y el Estado plurinacional boliviano, se desarrollaron como revoluciones democráticas de un nuevo tipo que prometían acabar, si no con el capitalismo, por lo menos con su versión neoliberal. Estos países se reconocieron bajo el lema del “socialismo del siglo XXI” para diferenciarlos de vías más socialdemócratas o “moderadas”. Hoy, el escepticismo y la decepción han reemplazado al entusiasmo inicial.

 
André-Noël Roth
Fuente de la imagen: www.chh.ufm.edu

Las situaciones y procesos ocurridos en los países del socialismo del siglo XXI comparten varias similitudes. Indiquemos por lo menos tres. Uno, unas élites tradicionales corruptas y desprestigiadas, dos, la aparición de un líder carismático que logró suscitar una emoción y una movilización populares que permitió barrer con el antiguo régimen político y social e imponer por la vía de las urnas uno nuevo, más favorable a los más pobres y a los grupos sociales tradicionalmente excluidos del sistema político, y tres, la disposición en su subsuelo de recursos energéticos importantes. Chávez, Correa y Morales lograron así imponer una nueva “Revolución por el Estado”i que transformó a las instituciones políticas, liquidó a los antiguos y escleróticos sistemas de partidos y reafirmó el rol motor del Estado para el progreso económico y social, y para ser el garante del bien público y de la soberanía nacional, con el fin de salir de “la larga noche neoliberal” como dice Correa. Estos países fueron calificados así de posneoliberales y, a su vez, de neodesarrollistas por su énfasis en la estatalización de ciertas empresas y segmentos industriales, en particular en el sector energético y minero, y en general por el nuevo rol asignado al Estado como propietario y empresario público. Los importantes flujos de recursos financieros producidos por la bonanza energética en el mercado mundial permitieron esta expansión del sector estatal.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones