Cultura colombiana

El goce y la mirada del Otro

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Leopoldo Múnera, Cultura colombiana, Nacional

92 Leopoldo

Esta reflexión fue originalmente presentada en el evento "Jornadas sobre la pregunta en la disyuntiva actual de las sociedad colombiana", organizado por Analítica. Asociación de Psicoanálisis de Bogotá y la Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia. En el evento, el público y los invitados discutieron sobre la situación colombiana a partir del cuento "La pregunta" de Stanley Ellin, traducido y publicado en el Archivo Mario Arrubla.

 
 
Leopoldo Múnera Ruiz
Fuente de la imagen: http://www.elescobillon.com/

El narrador del relato de Stanley Ellin no es un verdugo, es un electrocutador. Así como el sepulturero es ahora un empleado de pompas fúnebres o su director. “Las palabras hacen una diferencia”, dice la voz que cuenta, pero no es una simple diferencia semántica, es una diferencia en la mirada del otro y de los otros que redunda en la forma como nominan los mismos hechos.

El “No” de los Colombianos: El retorno de lo reprimido

on Sábado, 29 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Plebiscito, Nicolás Villa, Cultura colombiana, Nacional

92 Villa

Todos vivimos el sueño de una paz negociada. El voto por el “No” nos despertó. Solo queda esperar que ese despertar dure lo suficiente para admitir nuestra realidad. Nuestro pueblo no vota bien, es fácilmente manipulado, desinteresado, cobarde, vengativo y nada solidario.

 
 
Nicolás Villa
Fuente de la imagen: https://quaseheroina.wordpress.com

El 2 de octubre de 2016 el pueblo de Colombia tuvo en sus manos la oportunidad de acabar un conflicto de más de 50 años entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Estado colombiano. Sin embargo, la voluntad del pueblo colombiano para darle fin a un conflicto que ha cobrado millones de víctimas de sus compatriotas, en términos de desplazamiento, asesinatos, violaciones, etc., no fue la de terminar el conflicto. La posibilidad estuvo en las manos, pero no en la cabeza ni en el corazón, de los colombianos.

Emociones políticas

on Sábado, 29 Octubre 2016. Posted in Artículos, Rodrigo Andrés Rogelis , Edición 92, Cultura colombiana, Nacional

92 rogelis

Nos han politizado las emociones, tanto a nivel cotidiano con un mandato de goce que nos hace ignorar la tragedia de la vida de afuera, como a nivel electoral con un direccionamiento de pasiones históricas que se manifiestan sólo en la demostración de juegos de poder.

 
 
Rodrigo Andrés Rogelis
Fuente de la imagen: http://mpolitico.com/

Estoy convencido de que las emociones son, como todo en la vida, una cuestión de práctica, de ejercicio y de disciplina. En el mundo desquiciado y torcido que nos tocó, las emociones de la compasión, del reconocimiento del otro, de la conmiseración, del desprendimiento, de la generosidad, han sido reemplazadas por un tipo de emociones correctas y funcionales que sólo hacen que los engranajes de la locura mundial continúen machacando la vida. Hay un imperativo que conmina a alcanzar la armonía personal, la paz consigo mismo, la tranquilidad interior: la paz comienza contigo mismo. Al mismo tiempo, al alcanzar ese nirvana mercantil, seguimos yendo a trabajar en paz, seguimos leyendo las noticias de la guerra en paz, seguimos comiendo carne en paz, seguimos excluyendo con nuestra mirada en paz, seguimos comprando en paz, seguimos rumbeando en paz, seguimos amando en paz. Todo puede estar desbaratándose, destazándose; el mundo de afuera, el otro mundo, puede estar ardiendo en la injusticia, pero por lo menos estamos en paz en nuestro propio mundo.

La mirada de Juan Manuel Echavarría

on Sábado, 15 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 91, Conflictos sociales y políticos, Leopoldo Múnera, Cultura colombiana, Nacional, Conflicto armado

91 Leopoldo1

La mirada de Juan Manuel Echavarría nos invita a indagar y comprender las miradas múltiples sobre la violencia en Colombia. Desde el adentro y el afuera de la imagen que surge ante nuestros ojos.

 
 
Leopoldo Múnera Ruiz
Fuente de la imagen: http://www.laguerraquenohemosvisto.com/

Hace un lustro, o un poco más, visité en el Museo de Antioquia la exposición titulada, La guerra que no hemos visto. El profesor francés de la Universidad Católica de Lovaina, Matthieu de Nanteuil, me había transmitido la invitación de Juan Manuel Echavarría para apreciar la obra. Iba acompañado por un escritor colombiano, detenido arbitrariamente y torturado en las caballerizas de Usaquén, durante los años sombríos del Estatuto de Seguridad, por un profesor de la Universidad de Antioquia especialista en el análisis social del cuerpo y por mi compañera, quien había trabajado en el Programa Educativo para la Paz y la Reconciliación Nacional, con ocasión de las negociaciones entre el Gobierno Nacional, el M-19, el EPL, el Quintín Lame, el PRT y la Corriente de Renovación Socialista.

Pedagogía de la memoria sobre la violencia política y formación de maestros y maestras desde el ámbito universitario*

on Miércoles, 31 Agosto 2016. Posted in Artículos, Universidad Pedagógica Nacional, Pedagogía, Martha Cecilia Herrera, Edición 88, Sociedades violentas, Acuerdos de la Habana, Cultura colombiana, Nacional, Memoria histórica

88 Cecilia

Debemos entender la memoria no solo como la mera capacidad física de almacenar y evocar hechos del pasado, sino como un proceso a partir del cual se organizan temporalmente las vivencias alrededor de una trama que les da sentido y permite su comprensión.

 
 
Martha Cecilia Herrera
Universidad Pedagógica Nacional
Grupo de investigación Educación y Cultura Política
Fuente de la imagen: http://www.cuentoparanoolvidar.com/

Como es sabido, los contextos de violencia política llevan consigo múltiples heridas en los planos materiales y simbólicos, afectando el tejido social, la vida cotidiana y las subjetividades de quienes se han visto afectados o involucrados por los hechos de violencia política. Colombia no ha sido la excepción y ahora, en la actual coyuntura, ante lo que parece ser un hecho cierto que conduce, a partir de las negociaciones con las Farc y a mediano plazo con el Eln, a la búsqueda de acuerdos de paz con estos grupos, el Estado y la sociedad se encuentran frente a los retos derivados de un porvenir marcado por un contexto de posacuerdos, los cuales abarcan tanto la aplicación de medidas de memoria, verdad, justicia y reparación, como el diseño de planes de infraestructura, desarrollo y calidad de vida en las regiones más afectadas por el conflicto, así como la reinserción de quienes engrosan las filas de la guerrilla, dentro de los cuales se encuentra un número significativo de niños, niñas y jóvenes. A esto habría que agregar, de manera prioritaria, la creación de una conciencia ciudadana sobre los hechos ocurridos y el compromiso social para que estos no vuelvan a suceder, en el marco de sociedades que pugnan por configurar órdenes sociales democráticos y regidos por culturas políticas de carácter inclusivo y participativo.

Las mentalidades son prisiones de larga duración

on Lunes, 15 Agosto 2016. Posted in Artículos, Martha Cecilia Herrera, Edición 87, Estudios de género, Cultura colombiana, Comunidad LGBTI, Nacional

87 MarthaCeciliaAquello de la educación para toda la vida, una consigna que se fue imponiendo como desiderátum en las sociedades contemporáneas, nos muestra con claridad que nos debemos mantener en un aprendizaje constante en lo que se refiere a la adquisición de patrones culturales que garanticen que los avances jurídicos en torno a los derechos de las llamadas minorías sean respaldados en los diversos espacios societales.
 
 
Martha Cecilia Herrera
Profesora Universidad Pedagógica Nacional
Fuente de la imagen: http://www.cualifica2.es

(A propósito del debate en torno a la perspectiva de género, el papel del Estado y las batallas culturales por respetar la diferencia en medio de la igualdad)

Las mentalidades son prisiones de larga duración, nos recuerda un escrito temprano del historiador Fernand Braudel. En esta dirección, las sociedades cuyas culturas han buscado obtener la cohesión social y la continuidad de su existencia, deben enfrentar diversas tensiones en torno a los cambios y transformaciones que atraviesan en su propio discurrir histórico. En este sentido, frente a ciertos valores y formas de concebir el mundo y a los individuos que en algún momento se consideraron legítimos y por los cuales cientos de grupos e individuos fueron discriminados y en muchas ocasiones perseguidos y vulnerados, a los cuales con frecuencia se les tildó como minorías, aún no siéndolo -llámense negros, mujeres, lesbianas, homosexuales, etnias, niños-as, jóvenes, comunidades religiosas, comunistas, subversivos- los procesos de modernidad y de desarrollo capitalista han erosionado los prejuicios sobre los cuales se afianzaban estas formas de entender al otro, a la otra, como diferente y carente de derechos que le garantizasen condiciones de igualdad en sociedades que avanzan cada vez más hacia el intercambio y la globalización y requieren, en el marco capitalista, de individuos cuya capacidad de acceder a los bienes de consumo y a lo que hoy en día se llama calidad de vida, no puede estar marcada por subjetivaciones que les inhiban como ciudadanos y como consumidores a causa de sus diferencias.

La violencia del fútbol en Colombia

on Domingo, 14 Agosto 2016. Posted in Artículos, Edición 87, John Alexander Castro , Fútbol, Cultura colombiana, Nacional

87 JohnEn Colombia (y en América Latina) se ha responsabilizado, particularmente, a las “barras bravas” como los promotores principales de la violencia del fútbol, dejando a un lado a otros actores que pueden incitar e incluso participar de la violencia; por ejemplo, la policía, los directivos de los clubes, el ente organizador de los campeonatos profesionales o los medios de información.
 
 
John Alexander Castro
Fuente de la imagen: http://www.derindusunce.org

El conflicto armado interno colombiano ha sido protagonizado por el Estado, las guerrillas izquierdistas, los paramilitares derechistas y los grupos de traficantes de drogas ilegales. Esta violencia tiene sus raíces históricas en la década del treinta del siglo XX, dejando una cantidad indeterminada de desplazados, desaparecidos y asesinados en Colombia y sus fronteras. El conflicto armado interno ha sido considerado como una de las etapas más violentas en la historia de nuestro país y ha mostrado diferentes tipos de exclusión, desigualdad, segregación social y crímenes de lesa humanidad. Además, paradójicamente la violencia logró conservar el orden establecido y las familias tradicionales, incrustadas en los gobiernos regionales y nacionales, no abandonaron su posición.

Privatizar el castigo: la historia de un ladrón de queso

on Jueves, 30 Junio 2016. Posted in Artículos, Edición 84, Estado y violencia, Juan Sebastián Urdaneta , Cárcel, Cultura colombiana, Nacional, Desigualdad social

84 Urdaneta

¿Y si echáramos una mirada al interior de las prisiones de tanto en tanto? ¿Y si reconociéramos que las sociedades desiguales agrupan a la vez que excluyen? ¿Y si reconociéramos la contingencia de ser quienes somos y no ladrones, asesinos o indigentes? Ya lo advertía Dostoievski hace más de un siglo: “las normas de la civilización de un país pueden juzgarse al abrir las puertas de sus prisiones”.

 
Juan Sebastián Urdaneta
Fuente de la imagen: https://www.taringa.net

El septiembre que viene se cumplen cuatro años desde mi último acto delictivo. En ese tiempo cursaba mis últimos años de Derecho y mi ideología se partía entre el derecho procesal civil y una caótica condensación de retazos marxistas, anarquistas y nihilistas (tan superficiales como pueden ser las ideas marxistas, anarquistas y nihilistas de un estudiante de derecho). Aún recuerdo el proceso mental que desplegaba antes de mis hurtos: la apropiación de la ganancia es un robo de cuello blanco -la apropiación de la ganancia no sólo se da en la producción sino también en la comercialización- Olímpica es una cadena comercial- Olímpica roba, ergo, robar en Olímpica es una especie de equilibrio económico, político y poético.

Nuestro autoritarismo y la paz que viene (II)

on Martes, 14 Junio 2016. Posted in Artículos, Edición 83, Autoritarismo, Posconflicto, Cultura colombiana, Nacional, Germán Paul Cáceres

83 GermanPaul

El autoritarismo del régimen también se expresa en otro anacronismo odioso: no ha permitido un recambio de élites gobernantes y básicamente sigue remozando a la vieja oligarquía santafereña con sus ocasionales aliados regionales. Esa es otra traba de nuestro régimen político que debe ser superada en la Colombia del posconflicto.

 
Germán Paul Cáceres
Fuente de la imagen: https://pijamasurf.com

Este artículo complementa las ideas que se expresaron en el artículo “Nuestro autoritarismo y la paz que viene”, publicado en la edición 68 de este mismo portal el 31 de octubre de 2015. Allí, se afirmaba que ante la inminencia del acuerdo de paz entre gobierno y FARC-EP, “hay que reflexionar sobre la cultura política autoritaria que define, en gran medida, a la sociedad colombiana y, cómo no, a su régimen político. Hay que visibilizar, cuestionar y transformar esa personalidad autoritaria que es la más seria traba para la consolidación de la paz”.

¿Es la “Izquierda” un significante agotado en el “sentido común” colombiano?

on Martes, 31 Mayo 2016. Posted in Artículos, Edición 82, Carlos Andrés Duque, Izquierda, Izquierda colombiana, Cultura colombiana, Nacional

82 Duque

Si la izquierda colombiana desea tener una posibilidad real de poder en los próximos años, deberá entonces hacer una reinvención de los significantes de la política alternativa o hacer parte de un movimiento ciudadano más amplio que de alguna manera “refresque” la contienda política nacional con nuevos significados.

 
Carlos Andrés Duque
Doctorando en filosofía política de la Universidad Estadual de Campinas, Brasil.
Fuente de la imagen: www.bancoprovincia.com.ar

“Vengo de un país llamado Colombia, que es como decir vengo del fuego y el oprobio, del resentimiento y la rabia”

Pablo Montoya, Discurso Premio Rómulo Gallegos, 2015

Es un hecho: nuestro país ha sido políticamente tan conservador que en casi toda su historia republicana la oposición a la derecha ha sido la centroderecha, y en épocas más radicales, la ultraderecha ha sido la otra cara de la centroderecha. El panorama es desesperanzador si pensamos que en las próximas elecciones la posible oposición al medieval procurador Alejandro Ordoñez será un delfín de la histórica oligarquía colombiana: el neoliberal, nieto de ex-presidente, Germán Vargas Lleras. En otras palabras, ayer fue Zuluaga (Es decir, Uribe) vs. Santos; mañana: Ordóñez (Otra vez Uribe) vs. Vargas Lleras (Santos radicalizado).

<<  1 2 [34 5 6 7  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones