Edición 90

Los Ciclos de América Latina

on Sábado, 01 Octubre 2016. Posted in Artículos, Diego Conno, Edición 90, América Latina, Internacional, Democracia, Organizaciones populares

90 Conno

Ante este escenario de retroceso para los sectores populares lo político no puede ser solo gesto de resistencia sino que se deberá avanzar hacia la construcción de procesos instituyentes que logren radicalizar las formas de la democracia. De esto depende que la diferencia entre interrupción y cambio de ciclo no sea una cuestión meramente teórica sino política.

 
 
Diego Conno
Fuente de la imagen: http://www.elviejotopo.com

1

Se dirá que América Latina está comenzando a atravesar un cambio de ciclo, esto es, un cambio del escenario político en su conjunto, y por lo tanto una reconfiguración de las relaciones de poder. En los últimos años, la región estuvo caracterizada, dependiendo de los distintos países, por lo que algunos autores denominaron como el “giro a la izquierda” de América Latina. Gobiernos progresistas, nacional-populares, reformistas o pos-neoliberales, América Latina logró consolidar un espacio político común, a partir de la emergencia de gobiernos que pusieron como eje central de sus acciones políticas una serie de medidas en favor de los sectores populares y de un proyecto nacional: redistribución del ingreso, ampliación de derechos, inclusión social, fortalecimiento de las capacidades estatales, e intervención activa del Estado en la economía, en la cultura y en la sociedad con un sentido democratizador, ampliando las zonas de igualdad.

Desbordar el sentido común: un movimiento popular para la paz

on Sábado, 01 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Hernán Alejandro Cortés, Acuerdos de la Habana, Nacional, Organizaciones populares, Proceso de paz

90 Cortes

Creer que la paz se alcanzará a punta de reformas administrativas del Estado es una completa ingenuidad. Construir una paz estable y duradera tiene que ver más con agenciar las prácticas cotidianas con escenarios donde la lógica del diálogo, de la diferencia y de la reflexión estén en el primer orden.

 
 
Hernán Alejandro Cortés
Fuente de la imagen: http://m.eluniversal.com.co

[debemos] empezar otra vez por el principio y amar como nunca el país que merecemos para que nos merezca.

Gabriel García Márquez

La patria amada aunque distante

Las crisis no se resuelven fácilmente, éstas implican que hay que abandonar las certezas de un mundo anterior y cambiar el tablero de juego, de manera que esto nos lleve a la configuración de un nuevo sentido común. Sin duda, los Acuerdos de La Habana han traído cosas positivas al país, pero quizá el mejor de todos sus efectos es la reafirmación de una expectativa sobre lo nuevo, los Acuerdos han abierto un escenario en el que hay algo por-venir. Si bien los Acuerdos de La Habana no resuelven todos los problemas del país, es innegable que estos le han legado a los colombianos un horizonte en el que se juega una lógica diferente en el campo de lo político. El acuerdo de voluntades de La Habana nos ofrece una idea interesante: que la lógica de la política puede vencer la lógica de las armas. Los colombianos no podemos ser tan ingenuos para creer que después del 2 de octubre todo cambiará, sin embargo, es posible ver que en las calles, en los cafés y en la vida pública en general se empiezan a jugar una serie de discusiones importantes para la transformación de la agenda política.

Posiciones y riesgos para la paz en Colombia

on Sábado, 01 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Plebiscito, Acuerdos de la Habana, Nacional, Camilo Salcedo , Proceso de paz

90 Salcedo

No es una cuestión secundaria para Colombia el plebiscito del próximo 2 de octubre. La heterogeneidad de posiciones, ambigüedades y contradicciones en relación al discurso de quienes defienden votar por la paz se expresarían en nuevos escenarios. Mientras tanto, la extrema derecha busca cómo incentivar la guerra y romper la nueva forma como se busca tramitar los conflictos que hay y que vendrán.

 
 
Camilo Salcedo
Fuente de la imagen: http://www.las2orillas.co

Tres generaciones de colombianos y colombianas hemos vivido la guerra. Nuestros abuelos que desde el asesinato de Gaitán en 1948 vivieron una guerra civil no declarada en los años cincuenta y el nacimiento de las guerrillas en los sesenta. Muchos de ellos se desplazaron del campo a las ciudades, mientras otros se quedaron en el campo y abrieron trochas en medio de las selvas. Nuestros padres, que inmersos en la guerra, continuaron en las ciudades o en el campo, vivieron en su juventud el intento de Reforma Agraria de los setenta, el paro cívico nacional de 1977, y el genocidio de partidos y movimientos políticos en los años ochenta. Mientras tanto, una tercera generación, tiene recuerdos de infancia y adolescencia marcada por la violencia de finales de los años ochenta, las masacres paramilitares de los noventa, el asesinato de Jaime Garzón en 1999, la zona de distención, el secuestro y el fortalecimiento de las Fuerzas Militares en la primera década del siglo XXI.

“Bogotá mejor para godos”: ¿cultura ciudadana? No, gracias

on Sábado, 01 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Daniel Pardo, Bogotá mejor para todos, Alcaldía de Bogotá, Enrique Peñalosa, Bogotá, Nacional

90 Pardo1

Si de lo que se trata es de construir una ciudad para el posconflicto, “una ciudad de las víctimas”, es necesario dejar de lado la cultura ciudadana por basarse en un esquema de inculpación individual que concibe a los ciudadanos como menores de edad, que deben ser educados y castigados.

 
 
Daniel Pardo
Fuente de la imagen: http://www.semana.com

En las últimas elecciones para la Alcaldía de Bogotá, el lema de la candidatura de Peñalosa –“Recuperemos a Bogotá”– tenía un mensaje directo, culpar a los gobernantes anteriores de haberla perdido, y uno indirecto: fueron él y Mockus quienes la habían encontrado en primer lugar. No podemos desestimar el impacto ideológico que tiene este supuesto hoy en día, pues, más allá de que sea cierta o no la efectividad que el tándem Mockus-Peñalosa de los noventa tuvo sobre la solución de algunos problemas de la Ciudad, el imaginario social lo mantiene presentei.

La academia del posacuerdo, ¿ciencia política sin campesinos?

on Sábado, 01 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Académicos, Plebiscito, Campesinos, Posconflicto, Nacional, Andrea Marcela Cely, Proceso de paz

90 Cely

El domingo se votará por la aprobación de un Acuerdo que concentra gran parte de su implementación en el sector rural. Y sólo durante un evento, que claramente no representa todo el campo académico, fue posible imaginar lo difícil que será garantizar una relación estrecha entre la academia y la implementación de los acuerdos.

 
 
Andrea Marcela Cely
Fuente de la imagen: http://hemisferiozero.com

Durante los días 21, 22 y 23 de septiembre se llevó a cabo el IV Congreso Nacional de Ciencia Política en la Universidad Javeriana. Allí nos encontramos egresados de esta carrera, docentes, estudiantes activos y algunas personas que se interesaron en esta disciplina para sus estudios de posgrado. En general, se vivió un ambiente académico y de intercambio de saberes alrededor de la democracia y la construcción de paz, pero muy poco sobre procesos constituyentes, como se tituló esta versión del Congreso. Este evento se realizó en un momento de quiebre histórico para el país, y seguramente la intención de sus organizadores estuvo concentrada en esta necesidad. Sin embargo, la amplitud de temas e intereses de los ponentes sobrepasó tal objetivo.

La paz como horizonte de altísima existencia

on Sábado, 01 Octubre 2016. Posted in Artículos, Eduardo Umaña Luna, Edición 90, Plebiscito, Nacional, Democracia, José David Copete

90 Copete1

La construcción de la paz en Colombia está más ligada a una dinámica marcada por la conflictividad que a un ilusorio espacio de desaparición de la confrontación social y política. Las movilizaciones, los pliegos y las reivindicaciones antes que poner en riesgo la paz, la re-crean como tensión política inagotable.

 
 
José David Copete
Fuente de la imagen: http://prodavinci.com

En los últimos días en Colombia está configurándose, sin lugar a dudas, un momento trascendental para la historia del país. No sólo se ha concretado un acuerdo que pone de presente la voluntad política para poner punto final a un conflicto armado cruento y de larga duración, sino que, de la mano de esta enorme decisión política, se abre la posibilidad de concretar un escenario político en el que la eliminación física se suceda por la incesante confrontación, en un espacio marcado por el respeto a la vida del contendor político. Lo que está en juego es nada más y nada menos que la posibilidad de reconfigurar las dinámicas políticas de la sociedad colombiana en y desde la arena política.

Votar sí al mejor acuerdo posible y con la esperanza de una Colombia mejor

on Jueves, 29 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Plebiscito, FARC, Nacional, Régis Bar, Proceso de Justicia y Paz, Gobierno de Santos

90 Regis

Privilegiar la continuación del conflicto armado, a pesar de las numerosas futuras víctimas que este conllevaría, para no renunciar a una idea personal de la "justicia" y un deseo pasional de ver a los guerrilleros castigados, no sólo representaría una falta política sino también una actitud en contravía de la ética.

 
 
Régis Bar
@RegBarF
Fuente de la imagen: http://sipse.com/

No cabe la menor duda de que el Acuerdo general logrado entre el gobierno y las FARC "para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera" constituye un evento histórico y trascendental. Este representa la posibilidad de dar por terminado un conflicto armado oficialmente viejo de 52 años, que ha generado millones de víctimas y ha dejado profundas secuelas para el país. No es casualidad que el proceso de paz y la noticia del Acuerdo hayan generado un consenso a nivel internacional de apoyo y de celebración, pues representan una especie de oasis en medio de una coyuntura planetaria convulsionada y conflictiva. En este marco, el hecho de que este importantísimo acuerdo pase por una etapa de "refrendación popular", antes de poder ser implementado, debería representar una "formalidad" y un momento para que el pueblo colombiano pueda expresar su entusiasmo por la paz.

¿De verdad hay razones para votar “No”?

on Jueves, 29 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Plebiscito, FARC, Uribismo, Nacional, Proceso de paz, Andrés Felipe Parra Ayala

90 Parra

Cuando los uribistas afirman que el Acuerdo conduce al ascenso inmediato de las Farc al poder, gracias a los recursos políticos (curules) y comunicativos que tendrán las Farc, nos dicen por debajo de cuerda que no hay nadie en sus filas que tenga la capacidad intelectual y política para detenerlos democráticamente o vencerlos en debate. En esto hay que conceder que al menos hacen un diagnóstico honesto –aunque inconsciente- de sus propias capacidades.

 
 
Andrés Felipe Parra
Fuente de la imagen: http://twitter.com

Votar “no” el domingo 2 de octubre es absolutamente incomprensible. Se pueden tener reparos frente a lo acordado entre las Farc y el Gobierno en La Habana, pues en muchos aspectos el Acuerdo no soluciona por sí mismo algunos de los problemas más graves del país. Incluso uno puede decir con razón que no representa en sí mismo el fin de la violencia y del conflicto armado; de todas maneras el 3 de octubre continúan el ELN, los reductos del paramilitarismo y el narcotráfico. Eso es verdad, pero bajo ningún motivo es un argumento para votar “no”.

“Mató el tigre y se asustó con el cuero”: refrendar la paz en Colombia!

on Jueves, 29 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 90, Plebiscito, Nacional, Andrés Fabián Henao, Conflicto armado

90 Henao1

En mi interpretación de este dicho, la simbología del tigre se refiere a la fantasía militarista de la guerra, la realidad del cuero al conflicto político constitutivo de la paz. Contra la cobardía militarista que sigue proyectando en el tigre sus ilusiones de una Colombia sin conflicto de clases, el heroísmo pacifista resiste con asumir responsabilidad por los cientos de miles de víctimas que ha dejado esa guerra, para darles propio entierro. Asumir responsabilidad por el cuero quiere decir confrontar las causas sociales que han hecho que el irreducible conflicto que nos constituye se exprese no en la forma política del desacuerdo, sino en la forma armada de la violencia. El cuero, en otras palabras, no desaparece, así como no desparecen los millones de víctimas que ha dejado el conflicto armado colombiano.

 
Andrés Fabián Henao
Fuente de la imagen: http://www.arteporlapaz.org

“Mi padre se volvió. ‘¿Qué animal es este?’ Rugió por encima de los gruñidos de Mahisha.

‘Es un tigre’, Ravi y yo respondimos al unísono, señalando con obediencia lo que era absolutamente obvio.

‘¿Son los tigres peligrosos?’

‘Si padre, los tigres son peligrosos.’

‘Los tigres son muy peligrosos,’ gritó padre. ‘Quiero que entiendan que nunca deben—bajo ninguna circunstancia—tocar a un tigre, acariciar a un tigre, o pasar las manos por entre las rejas de la jaula, incluso acercarse a la jaula. Ha quedado claro? Ravi?
Ravi asintió vigorosamente.

‘Piscine?’

Yo asentí incluso con más vigor.’

(…)

‘Fue Richard Parker el que me devolvió la calma. Es la ironía de esta historia que aquel que me atemorizó hasta la tontería, al comenzar, fuera el mismo que me traería paz, propósito e incluso me atrevería a decir, integridad.’”

(énfasis del autor, mi traducción de dos fragmentos en la novela de Yann Martel, Life of Pi [2001])

Mató el tigre y se asustó con el cuero”. Este dicho siempre me ha generado cierta perplejidad, y creo que el impasse en mi entendimiento tiene que ver con un presupuesto que nunca me ha parecido del todo justificado. Se trata de asumir, para que la frase tenga sentido, la exclusión en una parte de la frase de su homólogo estructural en la otra. En este sentido, matar el tigre supone haber superado el miedo, asustarse con el cuero supone que el tigre ya no existe. El dicho se complica, sin embargo, si algo de la otra cláusula continúa activo; si, por ejemplo, matar el tigre no se traduce en la superación del miedo sino en su desplazamiento, en donde lo que pierdo con la muerte del tigre y, para ser más preciso, con el hecho de ser yo quien lo ha matado, es la posibilidad de localizar ese miedo en un objeto que lo organice. ¿Dónde ponerlo si la conclusión lógica de mi acción me obliga a la aterradora consecuencia de relocalizarlo en mi propia persona? Lo mismo sucede con el cuero, pues el cuero no quiere decir que ya no hay tigre sino todo lo contrario, que no hay sino tigre. Tigre es, en esa pura carne inerte que toma la forma del cuero, desprovista de toda investidura simbólica, todo lo que hay, y es precisamente esto lo que en realidad he matado cuando he matado al tigre.

Menos opiniones, más explicaciones: Polarización, psicología cognitiva y el plebiscito por la paz

on Jueves, 29 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Zadkiel Zuluaga, Daniela Villareal, María Camila Garzón, Christian Gaviria, Edición 90, Plebiscito, Nacional, Proceso de paz

90 Gaviria

Antes de tratar de convencer a alguien de votar Sí o No en el plebiscito, trate de llegar a consensos sobre lo que sí dicen y lo que no dicen los textos de La Habana. En otras palabras: trate de intercambiar explicaciones antes de debatir argumentos a favor y en contra. Este ejercicio resultará tan útil para usted como para su interlocutor a la hora de establecer qué tan bien comprenden lo pactado en La Habana, ayudando a reducir polarizaciones y actitudes extremas basadas en la desinformación.

 
 
Christian Gaviria, María Camila Garzón, Daniela Villareal, Zadkiel Zuluaga
Laboratorio de Cognición, Medios y Educación
Universidad Nacional de Colombia
Fuente de la imagen: http://www.agenciasinc.es

No hay nada más fecundo que  la ignorancia consciente de sí misma” 

José Ortega y Gasset

Ocho horas después de cerradas las urnas en las que los ciudadanos del Reino Unido decidieron su salida de la Unión Europea (el denominado brexit), la cuenta oficial de Google Trends en Twitter reportó las siguientes preguntas como las más buscadas sobre el tema en ese país: “¿Qué significa dejar la Unión Europea?”, “¿Qué es Unión Europea?”, “¿Qué países están en la Unión Europea?”, “¿Qué sucederá ahora que hemos dejado la Unión Europea?”. El hecho tuvo amplia cobertura en medios británicos e internacionales, generando desconcierto ante la posibilidad de que las personas votaran -o se abstuvieran de hacerlo- por una medida radical cuyos efectos y dimensiones reales desconocían. Aunque escandaloso a primera vista, este fenómeno no es totalmente extraño para los científicos que estudian las relaciones entre la comprensión de temas sociales o políticos y la toma de decisiones electorales.

[12  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones