Estudios de género

El feminismo no mata: a propósito de una columna anti-feminista cuyo autor se pretende defensor de un “feminismo riguroso”

on Miércoles, 14 Junio 2017. Posted in Artículos, Edición 107, Andrea Marcela Barrera, Estudios de género, Feminismo, Violencia contra la mujer, Nacional

107 Barrera

Muy al contrario de lo que el columnista del Espectador afirma, pensadoras feministas han puesto de presente la importancia de incluir la “variable” sexo, y también la de género, en las investigaciones sociales y naturales. Los feminismos han avanzado serias reflexiones sociales, económicas, epistemológicas, ontológicas y políticas. Eso es feminismo riguroso, no estalinista, oscurantista, doctrinario ni obstinado.

 

Andrea Marcela Barrera

Fuente de la imagen: http://de10.com.mx/parejas

Hace un par de semanas, Mauricio Rubio, columnista de El Espectador, publicó una entrada llamada “La doctrina también mata mujeres”. Este texto me llamó la atención, por decir lo menos, por varios asuntos, algunos de los cuales quiero exponer aquí. No es una sorpresa que Rubio escriba columnas sobre “mujeres”, o sobre lo que él considera “feminismo” pues, de hecho, es uno de sus temas de opinión más recurrentes (aquí se pueden consultar sus columnas en El Espectador). Digo que él escribe, frecuentemente, sobre lo que él considera “feminismo” pues, por ejemplo, en la columna a la que hago alusión, Rubio hace referencia al “feminismo de género” (¿?), cuyos contenidos o principales debates no quedan claros al leer el texto. Es curioso, por ponerlo de alguna manera, que un columnista que por el tono de sus escritos pareciera buscar “defender” a las mujeres (sin que esto se traduzca claramente en defender “las causas de las mujeres”), haga referencia a un supuesto “feminismo de género”, en un contexto en el que “el género” parece ser, para muchos sectores de la sociedad colombiana, una invención abominable y monstruosa, que da cuenta de una “ideología” que “quiere acabar con la familia, las buenas costumbres y hasta la humanidad”.

El fantasma del feminismo -8 de marzo Paro Internacional de Mujeres-

on Lunes, 27 Febrero 2017. Posted in Artículos, Edición 100, Estudios de género, Feminismo, Nacional, Andrea Marcela Cely

100 Andrea

El hacer de la lucha feminista un diálogo con los demás proyectos políticos no lo hace menos feminista; al contrario, amplía las posibilidades de incidencia y transformación, incluso de prácticas políticas que continúan siendo profundamente conservadoras.

 

Andrea Marcela Cely
Fuente de la imagen: http://www.playgroundmag.net/

La primera asociación que hice al escuchar la expresión “ideología de género” fue con el fantasma que recorre al mundo, frase con la que inician Marx y Engels el Manifiesto Comunista: “Un fantasma recorre Europa: es el fantasma del comunismo. Todas las potencias de la vieja Europa se han aliado en una sacrosanta cacería de este fantasma: el papa y el zar (…)”1. A partir de ahí, pensé que lo único bueno que manifestaba esa frase, repetida por el destituido exprocurador, pastores evangélicos y hombres conservadores, era que el fantasma del feminismo se empezaba a sentir como una amenaza. ¿Una amenaza o un enemigo para quién? ¿Una amenaza frente a qué? En este caso, por convertirse en la posibilidad de transformar valores homogeneizantes, discriminadores y excluyentes que consolidan relaciones desiguales entre los seres humanos. Y por eso tuvieron que aliarse en una nueva sacrosanta cacería.

Feminicidio: ¿el reconocimiento legal debe ser el fin de nuestra lucha política?

on Martes, 14 Febrero 2017. Posted in Artículos, Juliana Robles, Edición 99, Estudios de género, Feminismo, Violencia contra la mujer, Nacional

99 1 Juliana

No dudo entonces de la utilidad de la norma como forma de des-invisibilización de una violencia sistemática y politica en contra de los cuerpos de las mujeres. Sin embargo pongo en cuestión su eficacia en prevenir crímenes tan cotidianos sobre cuerpos-otros y disponibles (cuerpos que no solo incluyen los de las mujeres).

 

Juliana Robles
Fuente de la imagen: https://www.emaze.com

La noción de feminicidio, que gracias a un esfuerzo fundamental de movimientos sociales y activistas del derecho ha llegado a discutirse en Colombia, sigue debatiéndose. No es extraño encontrar posiciones que la tildan de “exagerada” o de injusta, al sugerir una distinción entre un homicidio y un feminicidio: “no son hombres ni mujeres, sino humanos”. Estos comentarios hacen necesario reafirmar la importancia de analizar la existencia de este tipo penal desde una perspectiva crítica.

Las violencias contra las mujeres son un fenómeno político. O: “bajémonos del bus” de que los hombres que agreden a las mujeres son unas cuantas personas “enfermas”

on Martes, 31 Enero 2017. Posted in Artículos, Edición 98, Andrea Marcela Barrera, Estudios de género, Feminismo, Cultura colombiana, Violencia contra la mujer, Nacional

98 AndreaBarrera

No es gratuito que tengamos miedo de salir solas a la calle o coger un bus en la noche. Como bien lo han demostrado muchas feministas, no todas “necesitamos” ser golpeadas o violadas para sentir miedo, para sentir que debemos comportarnos de una determinada manera, en parte, para ser “buenas mujeres”. Y si de pronto algún día osamos pensar “que nos vale un carajo ser buenas mujeres”, no nos afanemos, recibiremos un insulto o un golpe que nos “recordará”, que “sí, claro que sí queremos ser buenas, muy buenas mujeres”.

 

Andrea Marcela Barrera
Fuente de la imagen: http://www.losandes.com.ar/

Que a las mujeres se nos golpea, ultraja y asesina cotidianamente no es un secreto. Al contrario, es una verdad que, de una u otra manera, todas y todos conocemos, pues cada vez que un crimen escalofriante capta la atención de los medios de comunicación, se publican y se repiten incesantemente cifras propias de una historia de terror. Entre esas cifras encontramos, por ejemplo, que a pesar de la aparente disminución de los feminicidios en el país, desde el 2008 la tendencia de este crimen contra las mujeres no ha variado, que cada tres días una mujer es asesinada por ser mujer (feminicidio) y que el 80% de ellas mueren a manos de su ex(pareja) –hombre, lo cual pareciera una evidencia (¡aunque claramente no lo es!), pero que, al no ser dicha, contribuye al ocultamiento de quienes ejercen mayoritariamente las violencias contra las mujeres. Y, sin embargo, a pesar de ser enunciadas y repetidas hasta el cansancio, ni estas cifras ni las historias tremendamente dolorosas de mujeres y niñas asesinadas, suelen contribuir al reconocimiento del carácter político de las violencias contra las mujeres.

Apuntes sobre feminicidios, sociedad patriarcal e "ideología de género"

on Miércoles, 14 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Carlos Andrés Duque, Estudios de género, Feminismo, Violencia contra la mujer, Nacional

95 CarlosDuque

Menospreciar el enfoque de género implica también no comprender las raíces de la negación de la diferencia que es fuente de violencia contra los sectores más vulnerables y oprimidos: la pequeña Yuliana Samboní era una niña indígena desplazada y empobrecida. Una fatal víctima más de nuestra sociedad patriarcal machista que menosprecia a lo femenino, tanto en las mujeres y niñas como en las personas no-heterosexuales y transgénero.

 

 
Carlos Andrés Duque
Fuente de la imagen: http://www.semana.com/

En medio del debate nacional que ha emergido luego del brutal asesinato, tortura y violación de la niña Yuliana Samboní, muchas personas han relacionado, agudamente, este feminicidio, uno más en las alarmantes estadísticas, con una polémica anterior, en torno a la mal llamada "ideología de género". Alrededor de la conexión entre estos dos debates y la correlación entre feminicidios, cultura patriarcal y negación de la diferencia, versará esta breve reflexión.

Un nuevo Acuerdo y unos nuevos desacuerdos: Enfoque de género

on Martes, 15 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 93, Laura Gabriela Gutiérrez , Plebiscito, Estudios de género, Violencia contra la mujer, Nacional, Desarrollo rural, Proceso de paz

93 Gabriela

El enfoque de género y sus pertinentes reflexiones sobre la construcción de identidades es una herramienta que permite ahondar no solamente en la dimensión pública de los sujetos y su interacción con las instituciones, sino en las circunstancias del ámbito privado que tienen un fuerte impacto en la manera y nivel de relacionamiento con dichas instituciones, y en consecuencia, el mayor o menor impacto de las políticas públicas en la transformación de realidades desventajosas para ciertos grupos poblacionales.

 
 
Laura Gabriela Gutiérrez
Fuente de la imagen: http://www.elcolombiano.com/

El Nuevo Acuerdo al que llegaron el Gobierno Nacional y las Farc en días recientes es la oportunidad perfecta para quienes votamos por el Sí en el plebiscito de volver con más fuerza a intervenir en las discusiones sobre el ‘Gran Pacto’ que, se espera, nos permita transitar del conflicto armado a la reconstrucción del país a través de la discusión por las vías de la democracia. Conocer concretamente cuáles fueron las modificaciones en el texto es la ventaja que nos han devuelto y nuestra posibilidad de alistarnos para una implementación participativa y crítica de dicho acuerdo.

Ser mujer en el espacio público

on Martes, 15 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 93, Silvia Quintero, Estudios de género, Espacio público, Feminismo, Cultura colombiana, Violencia contra la mujer, Nacional

93 Silvia

En el espacio público, además de los gestos lascivos y comentarios generalmente provenientes de hombres con sus pseudo piropos, hay que pasar incluso por lo que te digan hasta otras mujeres sobre tu forma de vestir o andar, no faltan las recomendaciones para bajar de peso, los consejitos para que luzcas más atractiva y demás.

 
 
Silvia Quintero
Fuente de la imagen: http://radio.uchile.cl/

Sería excesivamente ambicioso tratar de abordar en un corto artículo todos los aspectos que componen la experiencia de las mujeres en los espacios públicos. En esos lugares, se desempeña buena parte de nuestras vidas y relatar los pormenores de lo que allí sucede no solo no tendría sentido por sí mismo, sino que requeriría de un tipo de aproximación que es imposible hacer en este espacio. Sin embargo, es importante aprovechar esta oportunidad y la época en que nos encontramos (poco a poco en las redes y en las calles empiezan a resonar las denuncias y reivindicaciones previas al desarrollo de la tradicional movilización por el día internacional de la no violencia contra las mujeres) para plantear algunas ideas en torno a una de las violencias que caracteriza la vida de las mujeres en lo público.

Nombre propio: para detener la violencia femicida

on Lunes, 31 Octubre 2016. Posted in Artículos, Claudia Bacci, Edición 92, Estudios de género, Feminismo, Violencia contra la mujer, Internacional

92 Bacci

El 19 de octubre pasado tuvo lugar en diferentes ciudades de Argentina la manifestación denominada #NiUnaMenos para exigir “Basta de violencia machista, vivas nos queremos”. Los escasos datos oficiales sobre las formas y procesos de la violencia contra mujeres, travestis, transexuales y transgénero en Argentina expresan el carácter político de la misma, su profunda articulación con formas desigualdad de género persistentes.

 
 
Claudia Bacci 
Fuente de la imagen: http://www.noticiasfides.com/

Reacciones colectivas a la violencia sexual y de género

Impulsada por organizaciones sociales, sindicales y barriales autónomas de mujeres y feministas, la manifestación #NiUnaMenos más reciente fue convocada con menos de una semana de anticipación, en repudio al asesinato de la adolescente Lucía Pérez (16 años) en la ciudad de Mar del Plata (Buenos Aires), y se replicó en ciudades de América Latina, Europa y Estados Unidos. Su precedente bajo la misma consigna fue el 3 de junio de 2015 tras el asesinato de Chiara Páez (14 años, embarazada) por su novio y con la complicidad de parte de su familia, en Ruffino (Santa Fé) el 11 de abril de ese año. Esa primera marcha se inició a través de las redes sociales por un grupo de periodistas, artistas y activistas feministas y reunió a una enorme multitud en la Plaza de los dos Congresos de la ciudad de Buenos Aires, así como en otras ciudades del país. Un año después de esa primera marcha, y tras 275 femicidios más, las mujeres volvieron a las calles para expresar el hartazgo ante la violencia machista cuyo número y crueldad parecen crecer ante las protestas. Este 19 de octubre se convocó además a un paro de mujeres entre las 13 y las 14 horas. Bajo la consigna #NosotrasParamos, se cumplió tanto para las actividades productivas como de reproducción (domesticidad y tareas de cuidado no remuneradas), facilitando la participación y visibilización del lugar subordinado de las mujeres en la sociedad: “Si mi vida no vale, produzcan sin mí” fue una de las frases citadas en carteles y banderas.

Las violencias patriarcales en Argentina: apuntes para la comprensión desde los feminismos

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Emilse Martín, Edición 92, Estudios de género, Argentina, Feminismo, Violencia contra la mujer, Internacional

92 EmilseInternacional

Desde la diversidad de espacios feministas venimos generando acciones, estrategias, alianzas, no siempre alineadas en lo que entendemos por política, no siempre marchando juntas ni bajo la misma bandera, ni con banderas. Más bien nos complementamos cuando se puede, nos interpelamos con cada mujer agredida, violada, asesinada, nos resistimos a aceptar esta realidad como única y posible. Sabemos que la historia de opresiones es larga, pero también lo es la historia de las resistencias, y ahí nos situamos, en alguno de los múltiples campos de batalla por donde este modelo busque callarnos, borrarnos, silenciarnos. Como se escucha en las marchas, “somos un montón”, y tal como aprendimos, del feminismo no hay vuelta atrás.

 
 
María Emilce Martín
Fuente de la imagen: Aisha Maya Bittar, Paro Nacional de Mujeres en Mendoza, Argentina

En Argentina durante el mes de octubre miles de mujeres hemos masticado dolor, bronca y organización. Ha sido probablemente el mes más movilizado del año, con sucesos que van desde el XXI Encuentro Nacional de Mujeres, histórico por la cantidad de participantes, hasta el masivo Paro Nacional de Mujeres realizado el 19 de octubre en todo el país con réplicas en distintas ciudades de Latinoamérica y el mundo. Nada de esto es fruto del azar; el dolor y la bronca organizada son hechos que reflejan lo que atravesamos las mujeres en este sur.

Significantes vacíos, disputas por el sentido y la “ideología de género”

on Sábado, 29 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Estudios de género, Susana Barradas, Acuerdos de la Habana, Nacional, Alejandro Ordóñez

92 Susana

Si los Acuerdos de paz son el marco a partir del cual se diseñarán una serie de políticas públicas, no se puede aceptar que esas políticas para un nuevo país sean insensibles a la cuestión de género (esa sensibilidad, de hecho, ya opera en varias de las políticas públicas actuales). Es apenas justo, dirán los más sensatos.

 
 
Susana Barradas
Fuente de la imagen: https://ayudapsicologos.wordpress.com

Después de una serie de eventos desconcertantes ocurridos en las últimas semanas, las malas noticias parecen no querer dar tregua. En días pasados, el señor Alejandro Ordóñez, ex Procurador General de la Nación, tras reunirse con el Presidente y otros miembros del Gobierno, refirió la necesidad de “purgar” de los acuerdos de paz la “ideología de género”. Con esa expresión desafortunada, el ex Procurador promete dar la batalla en contra de uno de los elementos más visionarios de los Acuerdos: el enfoque de género. A pesar de esta negativa por parte del sector político que representa Ordóñez, varios expertos en el tema han mencionado que la inclusión de la perspectiva de género llegó incluso tarde al marco del debate, y que dicho enfoque debería haber sido un faro orientador desde el comienzo de las conversaciones. Así las cosas, resulta verdaderamente insólito que al sol de hoy sea necesario argumentar con una persona que ocupó uno de los más altos cargos del Gobierno colombiano, la razón por la cual el enfoque de género no sólo es necesario sino imprescindible, en cualquier sociedad que se quiera moderna y democrática. Resulta también decepcionante que lo que la comunidad internacional y reconocidas organizaciones de DD.HH. han aplaudido como uno de los elementos más destacados y progresistas de los Acuerdos de paz1, encuentre en nuestro país un caldo de cultivo para opositores acérrimos que se resisten a aceptar el avance de la igualdad y de la justicia social.

[12 3  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones