Internacional

Sorpresas electorales y vitalidad democrática: algunos apuntes para el debate

on Miércoles, 14 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Elecciones 2016, Julie Massal, Internacional, Democracia, Medios de comunicación

95 Massal1

Lo que es revelador del discurso sorprendido es que nos ilustra qué tanta aceptación tenemos acerca de la incertidumbre electoral. Tanto las élites o actores en el poder que, ante una derrota imprevista, suelen aducir que “el pueblo no entendió” su acción o su programa, como también los ciudadanos que vemos nuestras convicciones o aspiraciones estrellarse contra la pared. ¿Tal vez porque a menudo se confunde lo que se prevé con lo que se desea?

 

 
Julie Massal
Fuente de la imagen: http://www.propuestaciudadana.org.mx/

La “sorpresa electoral” parece ser la tonalidad dominante en la mayoría de los escrutinios del 2016, tanto en las presidenciales en Estados Unidos del pasado 8 de noviembre, como en los referéndums relativos a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el llamado Brexit del 23 de junio, o el plebiscito colombiano acerca de la refrendación del Acuerdo de Paz entre el gobierno y las Farc, el pasado 2 de octubre. Independientemente de las diferencias de contexto y de tipo de contienda, los resultados han sorprendido a los analistas, observadores y pueblos, porque no coincidían con los que habían sido “anunciados” o “previstos” por los sondeos de opinión. El vencedor en Estados Unidos no fue el esperado, en el Brexit ganó, en las justas, el deseo de salirse de la Unión Europea, y en el plebiscito en Colombia, gano el “no” al acuerdo de paz aunque por un pequeño margen. Todo ello genera en cada caso incertidumbre, confusión, y a veces miedo.

De la reciprocidad del amor queer a la densidad del amor quare: la objeción de Aristófanes y la severidad del afro-pesimismo

on Miércoles, 14 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Amor y política, Sexualidad, Diversidad sexual, Internacional, Andrés Fabián Henao

95 Henao1

En el rechazo contra el amor queer, que corta al ser para establecer una jerarquía hetero-normativa entre el erastes y el eromenos, resuena una doble cortadura, todavía más fundamental, contra el amor denso, históricamente reducido por el sistema racista de la supremacía blanca a la condición del animal. Se trata no del amor queer sino del amor quare, como bien lo dice Patrick Johnson (2005), al rehusarse a escindir la diferencia racial en la diferencia sexual, un amor denso que no produce a un hijo, ni una idea, sino la revolucionaria destrucción de este mundo anti-negro.

 

 
Andrés Fabián Henao
Fuente de la imagen: http://icgc.umn.edu/

Después de haber Sócrates hablado de esta manera se le prodigaron los aplausos; pero Aristófanes se disponía a hacer algunas observaciones, porque Sócrates en su discurso había hecho alusión a una cosa que él había dicho, cuando repentinamente se oyó un ruido en la puerta exterior, a la que llamaban con golpes repetidos; y parecía que las voces procedían de jóvenes ebrios y de una tocadora de flauta. —Esclavos, gritó Agatón, mirad qué es eso; si es alguno de nuestros amigos, decidles que entren; y si no son, decidles que hemos cesado de beber y que estamos descansando. Un instante después oímos en el patio la voz de Alcibíades

(Platón, El Banquete, 212c-d)

‘Tu amor es muy denso’, dijo él, mientras pensaba, esa bruja me está mirando, está justo encima de mi cabeza, mirándome a través del piso. ‘Muy denso’, dijo ella, pensando en el claro, en donde los mandatos de Baby Suggs tumbaban las cápsulas de los castaños de Indias. ‘El amor es o no es. El amor fino simplemente no es amor’. ‘Ya veo. ¿Pero no funcionó, o sí? ¿Funcionó acaso?’, él preguntó. ‘Funcionó’, dijo ella. ‘¿Cómo? Tus hijos se fueron y tú no sabes a dónde. Una niña está muerta, la otra no se atreve a pasar del patio. ¿Cómo así que funcionó?’ ‘Ninguno de ellos está en Sweet Home. El profesor no pudo agarrarles’. ‘Pudo ser para algo peor’. ‘Mi trabajo no es el de preocuparme por lo que pudo ser. Mi trabajo es el de saber lo que es y el de mantenerles alejados de aquello que yo sé que es terrible. Y eso fue lo que hice’. ‘Lo que hiciste estuvo mal, Sethe’. ‘¿Entonces debí haber vuelto allá? ¿Volver allá con mis bebés?’ ‘Quizás había otro modo, algún otro modo’. ‘¿Qué modo?’ ‘Tienes dos pies, Sethe, no cuatro’, dijo él, y ahí mismo surgió un bosque entre ellos; sin rutas y silencioso. Tiempo después él se preguntaría qué fue lo que lo llevó a decir eso. ¿Serían los terneros de su juventud? ¿O la convicción de sentirse observado a través del techo? Qué rápido se había movido de su vergüenza a la suya. Del secreto de su casa-fría directo a su muy-denso amor”.

(mi traducción de Toni Morrison, Beloved [1987] pp. 193-194)

Soy nada, Naima, y tú eres nada: esa es la indecible respuesta a tu pregunta, la que se aloja al interior de tu pregunta. Por esa razón yo no habría podido —yo no habría querido— responder a tú pregunta esa noche. ¿Que si volvería a estar con una mujer negra algún día? Eso me preguntaste con sinceridad, sin acusaciones, lo sé. Y nada me aterroriza más que aquella pregunta, cuando la inquietud es sincera. Es una pregunta dirigida al corazón del deseo, al corazón de nuestra capacidad negra de desear. Pero si sacamos de la frase los sustantivos que usaste (los sustantivos habituales que nos permiten sobrellevar el día), tú pregunta a mí me habría sonado así: ¿volvería la nada a estar con la nada algún día?

(mi traducción de las palabras de Frank Wilderson, en Incognegro: A Memoir of Exile and Apartheid [2008], p. 265).

Cuando no hay mal menor

on Miércoles, 30 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, Elecciones 2016, Donald Trump, Hillary Clinton, Ann Spanger, Estados Unidos, Internacional

94 Ann

Por donde se mire, entre el magnate y la ex-secretaria del Estado no había mal menor. Ahora que muchos han salido a protestar contra la feroz amenaza que representa Trump, la pregunta incómoda e inevitable es: ¿por qué no sucedió antes? Desde el momento en el que Sanders salió de la contienda electoral, la catástrofe por venir era evidente.

 

 Ann Spanger
Hillary Clinton departiendo con su amigo y mentor Henry Kissinger. Fuente de la imagen: The Nation

Sin mayor sorpresa algunos recibimos la noticia de que el showman, magnate, xenofóbico y misógino candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald J. Trump, ganó las últimas elecciones a través de la mayoría en el voto electoral (que no es lo mismo que el voto popular, en el cual fue derrotado por dos millones de acuerdo a un conteo reciente). Trump, cuya deplorable campaña estuvo rodeada por varios miembros del Tea Party, numerosos grupos neonazis a nivel nacional e internacional (como el griego Amanecer dorado) o por el periódico oficial del Ku Klux Klan, The Crusader, ganó con un discurso cargado de odio contra los inmigrantes, en particular latinos y musulmanes, y teñido con comentarios denigrantes hacia las mujeres, la comunidad LGTBI y los diversos grupos étnicos que componen a la sociedad norteamericana. En una montaña rusa de odios y simpatías, consiguió que el mundo del espectáculo (al que pertenece y del que proviene), hiciera eco de todos sus disparates hasta catapultarlo. ¿Increíble? ¿Absurdo? ¿Irracional? No. Mucho menos cuando su contrincante era la candidata con menos credibilidad política del Partido Demócrata. Por encima de Bernie Sanders, Hillary Clinton fue privilegiada por la casta demócrata hermanada con los grupos económicos más poderosos del mundo.

View from the U.S.: Donald Trump is Our President-Elect

on Miércoles, 23 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, Donald Trump, Todd May, Estados Unidos, Internacional

94 Todd1

We here in the States are moving into a very difficult period.  And, because of the reach of U.S. power, the incoming administration is likely to make things worse around the world in ways we do not yet know.  However, if we are prepared to display commitment and a bit of courage, align ourselves with one another and with those who support us around the world, we have a chance both to confront the worse abuses that are to come and, on a more positive note, to build a movement that could sustain itself for years to come.  And, after all, what other choice do we have?

 
 
Todd May
Fuente de la imagen: http://www.capital.cl/

[Spanish version]

So, the unthinkable has happened here in the U.S. Donald Trump, a racist, xenophobic narcissist who is also an admitted sexual abuser, has been elected president. The reasons for this are many. Some of these reasons we can be sympathetic with. The situation for white working class people in the U.S. (and elsewhere) is often dire. In fact, while the mortality rate for most Americans continues to decline, for whites without a college degree it is increasing, mostly due to suicide and drug use. In addition, Trump’s opponent was widely considered to be a weak candidate, out of touch with the traditional Democratic working class base. The Democrats have long taken African Americans for granted, figuring that they had no choice but to vote for Democrats. Increasingly, they are taking the white working class for granted as well by favoring neoliberal policies and abandoning any commitment to a welfare state.

Panorama desde EE.UU.: Donald Trump es nuestro presidente entrante

on Miércoles, 23 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, Donald Trump, Todd May, Estados Unidos, Internacional

94 Todd1

En los EE.UU. estamos entrando en un periodo muy difícil. Y, debido al alcance del poder estadounidense, es probable que la administración entrante empeore las cosas en todo el mundo de formas que aún no conocemos. Sin embargo, si estamos dispuestos a mostrar compromiso y un poco de coraje, alinearnos unos con otros y con aquellos que nos apoyan en todo el mundo, tenemos la oportunidad de enfrentar los peores abusos que vienen y, de un modo más positivo, de construir un movimiento que podría sostenerse por los años venideros. Después de todo, ¿qué otra opción tenemos?

 
 
Todd May
Fuente de la imagen: http://www.capital.cl/

[English version]

Lo impensable pasó aquí en los EE.UU. Donald Trump, narcisista, racista y xenófobo, agresor sexual admitido, ha sido elegido presidente. Las razones son múltiples. Podemos simpatizar con varias. La situación para la clase trabajadora blanca en el país (incluso en otros lugares) es a menudo grave. De hecho, mientras que la tasa de mortalidad para la mayoría de los americanos continúa disminuyendo, para los blancos sin un título universitario ha ido ascendiendo, debido sobre todo al suicidio y la toxicomanía. Además, la oponente de Trump era ampliamente considerada como una candidata débil, sin contacto con la base trabajadora del Partido Demócrata. Desde hace mucho tiempo, los Demócratas han dado por sentado el voto de los afroamericanos, pensando que no tenían otra opción que votar por ellos. Cada vez más, han dado por sentado que cuentan con el voto de la clase blanca trabajadora, mientras favorecen políticas neoliberales y abandonan todo compromiso con el Estado de Bienestar.

Trump, la última apología del hombre blanco

on Martes, 15 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 93, Elecciones 2016, Donald Trump, Laura Carlsen, Estados Unidos, Internacional

93 Internacional

Existen aún muchas incógnitas en la política exterior de Donald Trump. Sin embargo, queda claro que también para el resto del continente, la presidencia de Trump nos pone frente a un desafío de enormes proporciones.

 
 
Laura Carlsen
Fuente de la imagen: http://www.cdn.com.do/

El 8 de noviembre ocurrió lo impensable. Donald J. Trump, el candidato a la presidencia de los Estados Unidos que surgió del mundo empresarial y llegó a arrasar a todos los demás pre-candidatos del partido republicano, fue declarado el ganador de las elecciones del país más poderoso del mundo.

Atención, Houston, tenemos un problema: Donald Trump ha llegado a Washington

on Martes, 15 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 93, Elecciones 2016, Donald Trump, Mauricio Katz, Estados Unidos, Internacional

93 Katz1

Las manifestaciones realizadas todos los días desde el 9 de Noviembre rechazando la elección de Trump son una expresión del malestar de sectores de la población, pero pueden no ser suficientes para contrarrestar la andanada conservadora que empieza a verse con las nominaciones a los cargos de responsabilidad que viene haciendo el presidente electo: personajes del establecimiento republicano conservador, religioso y racista.

 
 
Mauricio Katz
Fuente de la imagen: http://www.eljueves.es/

El pasado 9 de noviembre, el candidato del Partido Republicano, Donald John Trump, ganó la presidencia de los Estados Unidos, obteniendo 306 delegados al Colegio Electoral, más de los 270 necesarios para ser reconocido, a pesar de perder por cerca de 400.000 mil votos frente a su oponente, la demócrata Hillary Clinton.

Nombre propio: para detener la violencia femicida

on Lunes, 31 Octubre 2016. Posted in Artículos, Claudia Bacci, Edición 92, Estudios de género, Feminismo, Violencia contra la mujer, Internacional

92 Bacci

El 19 de octubre pasado tuvo lugar en diferentes ciudades de Argentina la manifestación denominada #NiUnaMenos para exigir “Basta de violencia machista, vivas nos queremos”. Los escasos datos oficiales sobre las formas y procesos de la violencia contra mujeres, travestis, transexuales y transgénero en Argentina expresan el carácter político de la misma, su profunda articulación con formas desigualdad de género persistentes.

 
 
Claudia Bacci 
Fuente de la imagen: http://www.noticiasfides.com/

Reacciones colectivas a la violencia sexual y de género

Impulsada por organizaciones sociales, sindicales y barriales autónomas de mujeres y feministas, la manifestación #NiUnaMenos más reciente fue convocada con menos de una semana de anticipación, en repudio al asesinato de la adolescente Lucía Pérez (16 años) en la ciudad de Mar del Plata (Buenos Aires), y se replicó en ciudades de América Latina, Europa y Estados Unidos. Su precedente bajo la misma consigna fue el 3 de junio de 2015 tras el asesinato de Chiara Páez (14 años, embarazada) por su novio y con la complicidad de parte de su familia, en Ruffino (Santa Fé) el 11 de abril de ese año. Esa primera marcha se inició a través de las redes sociales por un grupo de periodistas, artistas y activistas feministas y reunió a una enorme multitud en la Plaza de los dos Congresos de la ciudad de Buenos Aires, así como en otras ciudades del país. Un año después de esa primera marcha, y tras 275 femicidios más, las mujeres volvieron a las calles para expresar el hartazgo ante la violencia machista cuyo número y crueldad parecen crecer ante las protestas. Este 19 de octubre se convocó además a un paro de mujeres entre las 13 y las 14 horas. Bajo la consigna #NosotrasParamos, se cumplió tanto para las actividades productivas como de reproducción (domesticidad y tareas de cuidado no remuneradas), facilitando la participación y visibilización del lugar subordinado de las mujeres en la sociedad: “Si mi vida no vale, produzcan sin mí” fue una de las frases citadas en carteles y banderas.

¿Y el derecho a un orden global justo?

on Lunes, 31 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Sergio Chaparro, Justicia, Globalización, Internacional

92 Chaparro

El mundo vive tiempos de convulsión e incertidumbre. El malestar con la globalización parece haberse extendido a los países más ricos. ¿Quién capitalizará el descontento y cuál será el orden global resultante?

 
 
Sergio Chaparro Hernández
Fuente de la imagen: http://mundoejecutivoexpress.mx/

Ante fenómenos como el Brexit o el ascenso de Trump, el mundo se pregunta hoy con perplejidad: ¿qué explica el ascenso de este radicalismo global de derecha, caracterizado por la xenofobia, el miedo y el odio a lo diferente, la resistencia al cambio y el nacionalismo? ¿Cómo hacerle frente de forma efectiva?

Las violencias patriarcales en Argentina: apuntes para la comprensión desde los feminismos

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Emilse Martín, Edición 92, Estudios de género, Argentina, Feminismo, Violencia contra la mujer, Internacional

92 EmilseInternacional

Desde la diversidad de espacios feministas venimos generando acciones, estrategias, alianzas, no siempre alineadas en lo que entendemos por política, no siempre marchando juntas ni bajo la misma bandera, ni con banderas. Más bien nos complementamos cuando se puede, nos interpelamos con cada mujer agredida, violada, asesinada, nos resistimos a aceptar esta realidad como única y posible. Sabemos que la historia de opresiones es larga, pero también lo es la historia de las resistencias, y ahí nos situamos, en alguno de los múltiples campos de batalla por donde este modelo busque callarnos, borrarnos, silenciarnos. Como se escucha en las marchas, “somos un montón”, y tal como aprendimos, del feminismo no hay vuelta atrás.

 
 
María Emilce Martín
Fuente de la imagen: Aisha Maya Bittar, Paro Nacional de Mujeres en Mendoza, Argentina

En Argentina durante el mes de octubre miles de mujeres hemos masticado dolor, bronca y organización. Ha sido probablemente el mes más movilizado del año, con sucesos que van desde el XXI Encuentro Nacional de Mujeres, histórico por la cantidad de participantes, hasta el masivo Paro Nacional de Mujeres realizado el 19 de octubre en todo el país con réplicas en distintas ciudades de Latinoamérica y el mundo. Nada de esto es fruto del azar; el dolor y la bronca organizada son hechos que reflejan lo que atravesamos las mujeres en este sur.

<<  1 2 [34 5 6 7  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones