Adopción homosexual

La defensa del referendo discriminatorio: inexactitudes y mentiras

on Sábado, 13 Mayo 2017. Posted in Artículos, Edición 105, Referendo, Adopción homosexual, Discriminación, Camilo Andrés Galindo, Nacional

105 GalindoEs importante tener en cuenta que tanto los procesos democráticos como los mecanismos de control judicial tienen alcances y límites y ponerlos como contradictorios es un facilismo argumentativo que desconoce que el diseño institucional aprobado en la Constitución de 1991 lo que ha buscado es armonizar la democracia participativa con la supremacía del Estado Social y Democrático de Derecho, lo que incluye el derecho a la igualdad y no discriminación.

 

Camilo Andrés Galindo

Fuente de la imagen: https://es.pinterest.com

En días pasados, se discutió en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes un proyecto de ley por el cual se convoca a una referendo para que la ciudadanía apruebe o no una reforma constitucional que limitaría la adopción de niños y niñas a parejas heterosexuales (casados o en unión libre). De aprobarse este cambio constitucional, las parejas homoparentales o madres y padres solteros no podrían adoptar.

Sobre la inconveniencia de ser moderno a costa de la Edad Media

on Sábado, 28 Febrero 2015. Posted in Artículos, Adopción homosexual, Edición 52, Charlie Hebdo, Nacional, Religión y política, Carlos Andrés Manrique

52 Manrique

En vez de escandalizarnos por la manera como la religión contamina la pura y secular neutralidad del espacio público y de las instituciones estatales, deberíamos atender a cómo este procurador católico y esta senadora cristiana se cuidan muchísimo en cada una de sus declaraciones de ofrecer argumentos a favor de sus posiciones que no apelan a la particularidad de sus respectivos credos, sino a los principios constitucionales que supuestamente todos acogemos.

 
Carlos Manrique
Fuente de la imagen: www.bringingtruth.com

 Es demasiado cómodo, realmente, ser “liberal” a costa de la Edad Media…

(K. Marx; El Capital, Capítulo XXIV, Nota a pie de página 192)

Discúlpenme por comenzar con una breve disquisición en el tono (un tanto odioso) de la reseña académica, para situar esta cita de Marx. Ello es ineludible para luego poder ocuparme de lo que realmente me interesa discutir en este artículo: la enorme vigencia de la crítica que despliega Marx hacia cierta concepción modernizan de la historia y de la sociedad, que ha vuelto a manifestarse de manera un tanto agresiva en una serie de debates recientes, aparentemente muy disímiles (por ejemplo: los trágicos eventos en el semanario Charlie Hebdo en París y su complejo aftermath; y la infortunada decisión de la Corte Constitucional en Colombia que se lavó las manos, temerosamente, en torno al tema del derecho a la adopción por parte de parejas del mismo sexo). A pesar de las enormes diferencias en los contextos socioculturales y políticos en los que estos debates se han suscitado, y de las coordenadas heterogéneas de los problemas en cada caso planteados, el discurso civilizatorio y modernizante con el que una cierta izquierda (llamémosla, ya veremos en virtud de qué tipo de luminosidad, “ilustrada”) ha reaccionado, aquí y allái. Esta coincidencia nos exige reflexionar sobre los esquemas de interpretación y valoración dominantes que han orientado los términos en los que estas importantes discusiones se han formulado, y que los presuntos contendores, en orillas opuestas, parecen no obstante acoger, sin más, demasiado cómodamente.

Carta abierta a los defensores de la Familia

on Viernes, 20 Febrero 2015. Posted in Artículos, Adopción homosexual, Edición 52, Cultura colombiana, Nacional, Andrés Felipe Parra Ayala

52 Parra1

He oído decir a algunos de ustedes, con una seguridad espantosa, que los homosexuales no podrían ser padres porque no pueden tener hijos naturalmente. Frente a esto, yo les pregunto con la misma seguridad: ¿tiene, entonces, un Párroco que embarazar a cuanta muchachita se le atraviese para ganar el título de Padre? Al igual que mi pregunta, el razonamiento de algunos de ustedes es simplemente vergonzoso.

 
Andrés Felipe Parra
Fuente de la imagen: www.ambienteg.com

 

Apreciados defensores de la Familia:

Sin rodeos, quiero contarles una historia: hubo una vez un esclavista que creía en la esclavitud como la única forma posible de asegurar una buena vida para sus esclavos. Aunque él les había impedido aprender a leer, decía constantemente que, sin saber leer, sus esclavos serían presa fácil de vividores y estafadores en el mundo exterior. Les había prohibido también aprender de las artes, de las ciencias y de la política. Por eso pensaba que en el mundo libre serían miserables e insignificantes, pues frente a sus conciudadanos serían solamente gente ignorante.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones