Alejandro Vesga

¿Es Álvaro un hablamierda?

on Jueves, 01 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, Donald Trump, Alejandro Vesga, Álvaro Uribe, Nacional, Medios de comunicación

94 Vesga

La relación de Álvaro con la verdad es problemática. Su discurso es incongruente y ventajoso. Le han dicho mentiroso, embustero y mezquino. Daniel Coronell le dice oportunista e hipócrita. Santiago Gamboa lo acusa de ser el precursor en Colombia de la política de la “post-verdad”. Sin embargo, no todo discurso deshonesto es mentiroso. El discurso deshonesto, sobre todo en política, puede llevarse a cabo mediante mecanismos sutiles de desubicación, manipulación y engaño. Conocerlos será útil para contrarrestarlos.

 

 
Alejandro Vesga
Fuente de la imagen: http://www.vanguardia.com/

Si a mí me dicen: “es que la justicia transicional permite o que tengan pocos días de cárcel o cero días de cárcel”, yo a eso no me opongo. Si a mí me dicen: “en aras de la paz no los pueden condenar a 40 años, sino a ocho”, ¿cómo me opongo? ... Si a mí me dicen: “incluso puede llegar a que no tengan un día de cárcel”, no me opongo"

Álvaro Uribe, 2012, Entrevista Canal Capital

Cuando alguien es incongruente, cuando juega con la verdad, cuando su discurso no parece preocuparse por reportar, le decimos que habla mierda o, mejor, que deje de hacerlo. Harry Frankfurt reconoció el valor de este término y le dedicó uno de los mejores ensayos filosóficos escritos en las últimas décadas del siglo pasado—claro que en inglés no se habla mierda, sino bull-shit, pero me permito la licencia. ‘Hablar mierda’ captura una categoría de actos de habla particular que se distingue de otras formas de deshonestidad discursiva.

Tecnocracia, ignorancia y propaganda

on Jueves, 30 Junio 2016. Posted in Artículos, Donald Trump, Alejandro Vesga, Propaganda, Tecnocracia, Edición 84, Enrique Peñalosa, Nacional, Democracia, Medios de comunicación

84 Alejandro

Existe una tensión alrededor del uso propagandístico de la experticia. Por un lado, la figura del experto ha servido como mecanismo para diferir las preocupaciones e intereses populares y así postergar el compromiso democrático. Por el otro, el rechazo a la experticia y a la investigación plantea al experto como un enemigo abstracto y promueve la desinformación y la ignorancia. Ambas estrategias apuntan a rehuir y evitar la autonomía deliberativa y a sortear el funcionamiento apropiado de la deliberación democrática. La lucha contra la propaganda tecnócrata no es la lucha contra la experticia, sino contra la propaganda.

 
Alejandro Vesga
Fuente de la imagen: https://www.altonivel.com.mx

En el Reporte sobre Gobernabilidad de la Democracia a la Comisión Trilateral de 1975, Samuel Huntington expresó su profunda preocupación ante el efecto que los movimientos de derechos civiles en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa habían tenido sobre la gobernabilidad de los pueblos. Estos movimientos configuraron, según él, un “exceso de democracia”. Los movimientos democráticos habían doblegado la autoridad y con ella la gobernabilidad de los Estados.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones