Ataques con ácido

Borrar el rostro

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Ataques con ácido, Edición 31, Violencia contra la mujer, Nacional, Alejandro Mantilla

31 MantillaEs crucial evitar que los agresores realicen su objetivo, aunque hayan logrado lesionar a su víctima. Lo anterior requiere desarrollar estrategias para mantener o recuperar la individualidad, la expresividad, la vida diaria y la sexualidad de las personas lesionadas.
 
Alejandro Mantilla
Fuente de la imagen: www.larepublica.pe 

“El rostro es el alma del cuerpo”
Ludwig Wittgenstein, Aforismos. Cultura y valor, §118

“Yo tengo un rostro, o sería más exacto decir que yo soy un rostro”
Belén Altuna, Una historia moral del rostro

Gesto, humanidad, belleza

La cara humana fascina. La riqueza de la expresividad humana depende, en buena medida, de nuestro rostro. Austin advirtió que podemos hacer cosas con palabras, resulta lícito afirmar que podemos hacer cosas con nuestros gestos. Una mueca de desagrado puede arruinar una velada y una sonrisa de cortejo puede iniciar un romance. También podemos comprender a los otros gracias a su rostro, advertir su tristeza, su alegría, su preocupación o su sorpresa. El rostro es vehículo de significatividad y comprensión. No en vano Lichtenberg anotó en sus aforismos que “En la tierra no hay superficie más interesante que el rostro humano”.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones