Edición 31

“Esto no es una desgracia, es una vergüenza”, nota de protesta sobre el paisaje político colombiano

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Juan Carlos Celis, Edición 31, Elecciones 2014, Nacional, Participación política

31 CelisLos empresarios nativos y transnacionales ven en la debilidad del gobierno y las graves dificultadas de la reelección del candidato presidente, una inmensa oportunidad para hacer del fin del conflicto armado una ocasión para expandir sus negocios y generar otros nuevos, incluso aceptando integrar a un contingente importante del campesinado a la economía monetaria, al mercado, al consumo.
 
Juan Carlos Celis
 

Desde hace un buen rato les había prometido este artículo a los amigos de Palabras al Margen, el lío era que no me salía. Es que me venía sintiendo frente a un panorama político muy interesante pero que a la vez me postraba en la impotencia. Un panorama donde pese a las esperanzas de los diálogos secretos en La Habana (aunque se rumora que la carpeta de desacuerdos es tan voluminosa como la de acuerdos), la movilización campesina, indígena y afrodescendiente se da, pero sin respuestas desde La Casa de Nariño, las víctimas son movilizadas pero revictimizadas, un movimiento por el derecho a la salud está en las calles pero sin resonancia en Palacio y pasillos congregacionales, y para contrastar la esperanza, que es lo último que se pierde, una izquierda dividida y sobreviviendo en el parlamento, la alcaldía de Bogotá usurpada, y en selvas y montañas, con movimientos truncos como la MANE ausente de una reforma educativa que se viene negociando de espaldas a los universitarios y la sociedad, junto a otros totalmente ausentes como los trabajadores sindicalizados, o paralizados ante el desastre como los ambientalistas, y las feministas entrampadas en las instituciones (¿patriarcales?), y, como si fuera poco, a otras guerrillas, que por fin han tomado la decisión de la paz, nadie les para bolas.

El diálogo en Venezuela: análisis y perspectivas

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Edición 31, Venezuela, Internacional, Andrés Felipe Parra Ayala

31 Parra¿Podrá el diálogo conseguir la finalización de las protestas violentas? La respuesta a este interrogante no puede ser unilateral, pues de hecho el diálogo es un arma de doble filo en este contexto. A medida que ha pasado el tiempo, los focos de protesta se han visto reducidos, pero han aumentado su nivel e intensidad de confrontación.
 
Andrés Felipe Parra
Fuente de la imagen: http://mexico.cnn.com/ 

Entre la noche del jueves 10 de abril y la madrugada del viernes 11 se llevó a cabo la primera reunión entre los representantes del oficialismo y la oposición en Venezuela. El hecho representa en sí mismo un interrogante. No es tan fácil saber a primera vista cuál sector político gana u obtiene ventajas frente al otro con el establecimiento del diálogo, ni tampoco qué puede implicar todo ello para el futuro de ese país suramericano.

La reelección y los diálogos de paz

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Reelección, Carlos González, Edición 31, Nacional, Gobierno de Santos, Proceso de paz

31 CarlosPodemos decir que ni las candidaturas de Peñalosa, Zuluaga, Ramírez y López por sí solas amenazan la reelección, sin embargo sí logran dispersar la votación de los sectores del bloque y por esta vía aspirar a avanzar hacia un escenario probable de segunda vuelta con oportunidades de afectar la reelección.
 
Carlos González
Fuente de la imagen: www.todelar.com 

Los diálogos de paz entre Gobierno y Farc-ep constituyeron quizá la iniciativa política más importante del gobierno de Juan Manuel Santos. Con la instalación de la mesa de conversaciones en octubre de 2012 se dio inicio formal al proceso diálogos a partir de un acuerdo inicial para la terminación del conflicto y se configuró un escenario político que afectó, en adelante, la estabilidad del bloque en el poder, polarizó la clase política en torno a quienes apoyan el proceso y quienes no, y se convirtió en un tema clave de opinión pública. Este escenario coyuntural y dinámico aparece ante las elecciones presidenciales de mayo como una oportunidad política favorable principalmente a los actores de la mesa y fundamentalmente al presidente aspirante a reelección. Hablar de diálogos y de las posibilidades de un acuerdo con las Farc-ep ahora, es hablar de reelección.

La democracia como glosa de su inversión y las políticas de coalición

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Coaliciones, Enrique Peñalosa, Claudia López, Edición 31, Nacional, Andrés Fabián Henao

31 HenaoAquí vale la pena recordar el modo en que Bernice Johnson Reagon describió aquello en lo que consiste hacer alianzas, cuando realmente se está haciendo trabajo de coalición, como un convivir con una amenaza que compromete el propio núcleo de quien se arriesga a hacerlas y que la propia Bernice Johnson Reagon considera no solo necesarias sino inescapables.
 
Andrés Fabián Henao
Fuente de la imagen: www.partidoverde.org.co 

(…) Aún persiste la pregunta más difícil: ¿cómo puede el demos identificar y alcanzar los poderes que se deben manejar en común si es que la democracia puede devenir en algo más que en una glosa de legitimidad para su inversión?
(mi traducción de Wendy Brown, We Are All Democrats Now…)

La política es la continuidad de la guerra por otros medios
(Michel Foucault, Defender la Sociedad)

Siento como si en cualquier minuto me fuera a caer y morir. Así es como se siente, con frecuencia, cuando realmente se está haciendo trabajo de coalición. La mayoría del tiempo usted se siente amenazada hasta el centro y si no se siente así, es que en realidad no está haciendo trabajo de coalición (…) Uno no decide hacer coaliciones porque a uno simplemente le gusta. La única razón por la cual usted consideraría trabajar en equipo con alguien que podría posiblemente matarla, es porque usted ha resuelto que esa es la única posibilidad para seguir viva
(mi traducción de Bernice Johnson Reagon, Coalition Politics: Turning the Century)

Lucha contra la desigualdad en Bogotá: oportunidades y capacidades para la vida

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Mauricio Katz, Bogotá, Edición 31, Bogotá Humana, Gustavo Petro, Nacional, Desigualdad social

31 KatzLa igualdad, de acuerdo a las experiencias internacionales y nacionales, no se alcanza con políticas asistencialistas, que pueden contribuir a la reducción de la pobreza, pero no garantizan necesariamente condiciones de igualdad. Se requieren decisiones redistributivas del ingreso, políticas fiscales progresivas, control de la tasa de cambio y promoción del empleo de calidad, todas ellas del resorte de las autoridades nacionales.
 
Mauricio Katz
Fuente de la imagen: www.bogota.gov.co 

El Séptimo Foro Urbano Mundial, celebrado la semana anterior en Medellín bajo el lema de “Equidad urbana para el desarrollo y ciudades para la vida”, recordó al mundo que la construcción de ciudades más sostenibles, resilientes y equitativas pasa por enfrentar de manera decidida la desigualdad. Como es habitual en este tipo de eventos internacionales, con una asistencia masiva de delegados locales y extranjeros, tanto de gobiernos nacionales, subnacionales y locales, como la representación de la sociedad civil mundial, hubo un consenso amplio al respecto y se presentaron muchas políticas y experiencias que aparentemente contribuyen, desde su espacio y a su escala, a construir urbes más equitativas, aunque la realidad pareciera no corresponder con las presentaciones.

Borrar el rostro

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Ataques con ácido, Edición 31, Violencia contra la mujer, Nacional, Alejandro Mantilla

31 MantillaEs crucial evitar que los agresores realicen su objetivo, aunque hayan logrado lesionar a su víctima. Lo anterior requiere desarrollar estrategias para mantener o recuperar la individualidad, la expresividad, la vida diaria y la sexualidad de las personas lesionadas.
 
Alejandro Mantilla
Fuente de la imagen: www.larepublica.pe 

“El rostro es el alma del cuerpo”
Ludwig Wittgenstein, Aforismos. Cultura y valor, §118

“Yo tengo un rostro, o sería más exacto decir que yo soy un rostro”
Belén Altuna, Una historia moral del rostro

Gesto, humanidad, belleza

La cara humana fascina. La riqueza de la expresividad humana depende, en buena medida, de nuestro rostro. Austin advirtió que podemos hacer cosas con palabras, resulta lícito afirmar que podemos hacer cosas con nuestros gestos. Una mueca de desagrado puede arruinar una velada y una sonrisa de cortejo puede iniciar un romance. También podemos comprender a los otros gracias a su rostro, advertir su tristeza, su alegría, su preocupación o su sorpresa. El rostro es vehículo de significatividad y comprensión. No en vano Lichtenberg anotó en sus aforismos que “En la tierra no hay superficie más interesante que el rostro humano”.

Élites, capital trasnacional y resistencias sociales en Colombia

on Martes, 15 Abril 2014. Posted in Artículos, Resistencias sociales, Transnacionales, Edición 31, Nacional, Camilo Salcedo

31 SalcedoEn Colombia se puede ver una clara articulación entre el capital trasnacional y las élites políticas, donde se presenta un proceso de intensificación del proceso productivo para obtener un aumento de la tasa de ganancia, a partir de “enclaves trasnacionales” en los territorios donde el Estado funciona, principalmente, como un mediador que agiliza la articulación entre lo local y lo trasnacional.
 
Camilo Salcedo
Fuente de la imagen: www.cronicon.net 
En Colombia se puede ver una clara articulación entre el capital trasnacional y las élites políticas nacionales, donde ellas crean un consenso que argumenta la necesidad de la inversión a partir de la construcción de grandes proyectos de infraestructura, con la finalidad de potenciar el “desarrollo del país”. En resumidas cuentas, es necesario un proceso que permita la intensificación del proceso productivo para obtener un aumento de la tasa de ganancia. Esta cuestión, compartida por la mayoría de los Estados de América Latina, guarda una diferencia con los gobiernos de centro izquierda que han buscado redistribuir las ganancias a partir de esa intensificación del proceso productivo (lo que algunos pesadores llaman de “neoextractivismo”), que se diferencia del caso colombiano donde se concentran las ganancias de ese proceso a partir de “enclaves trasnacionales” en los territorios donde el Estado funciona, principalmente, como un mediador que agiliza la articulación entre lo local y lo trasnacional.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones