Edición 89

El maltrato al profesor Miguel Angel Beltrán. Respuesta a los comentarios del profesor Rodrigo Uprimny

on Viernes, 16 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Rodrigo Uprimny, Miguel Ángel Beltrán, Nacional

89 Eduardo

Veamos qué palabras lo tienen tan molesto que provocaron que "palabrasalmargen.com" publicara en forma tan expedita, "exprés", un artículo en el que tan distinguido profesor se desahoga de una bronca in pectore.

 
 
Eduardo Sáenz Rovner
Profesor Titular, UN
Fuente de la imagen: http://www.timeshighereducation.com

TOUCHÉ!

(1) Llevo trabajando como profesor de Tiempo Completo y Dedicación Exclusiva en la Universidad Nacional de Colombia desde 1993. Además he sido representante profesoral ante el Consejo de Sede, el Consejo Superior Universitario y el Consejo de Facultad durante varios periodos. He visto de todo: procesos disciplinarios temerarios pedidos por directivos para acallar profesores, expulsión de profesores en periodos de prueba y que se llevan por delante cualquier consideración
académica, autócratas que creen que están inventando el mundo, burócratas (en teoría docentes) que rotan por cuanto cargo administrativo exista siendo parte de una nomenklatura dañina y maltratadora de sus colegas, uno que otro orate que desde altas posiciones del Estado ataca a los profesores de la Universidad y pide el fuego eterno para quienes no se rinden a sus caprichos, etc., etc.

¿A quién le sirve la expulsión de Ordóñez?

on Miércoles, 14 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Sergio Felipe Ayala, Nacional, Alejandro Ordóñez, Procurador General

89 Sergio

Lo que significa para la Paz es ambiguo y dependerá mucho de la manera en que lo capitalicen quienes le están apostando hoy a la Paz en el país. Por un lado, puede implicar un obstáculo si de ello solo saca provecho la ultraderecha en los términos ya dichos. Pero, por otro, puede implicar que se agite un descontento significativamente amplio con el procurador de parte de distintos sectores sociales.

 
 
Sergio Felipe Ayala
Fuente de la imagen: http://www.elespectador.com

La semana pasada llegó con un hecho visible: la afirmación pública efectuada por el Procurador según la cual su expulsión corresponde al cumplimiento del “primer pacto en La Habana”. Ordóñez dice que respeta y acata la decisión del Consejo de Estado y que defiende las instituciones. Aplica entonces la ley del embudo bajo un cálculo político de fina destreza: el Procurador hace cumplir las reglas y, a la vez, no tienen nada que ver con decisiones políticas las emblemáticas inhabilidades y procesos disciplinarios a importantes líderes de izquierda, los pronunciamientos retrógrados sobre asuntos como el matrimonio igualitario y los bombardeos de ultraderecha al proceso de paz. En cambio, su destitución por incurrir en actos de corrupción para su reelección hace parte de una persecución política de parte de Santos y las FARC.

Construyendo paz: el género, la raza y la clase, ¿cómo van ahí?

on Miércoles, 14 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Sebastián Espinosa, Conflictos sociales y políticos, Estudios de género, Nacional, Desigualdad social, Proceso de paz

89 Sebastian1

Parto de la siguiente reflexión: desde mi perspectiva, la idea de la construcción de paz, o de paces, parte del reconocimiento de nuestra experiencia en el caos-mundo, esto es, parte del reconocimiento de las “colisiones, intersecciones, refracciones, atracciones, convivencias, oposiciones, conflictos entre culturas de distintos pueblos” y entre distintos grupos sociales. De aquí se desprende la pregunta: ¿cómo construir paz o paces en el marco de nuestra diversidad y heterogeneidad?

 
 
Sebastián Espinosa
Fuente de la imagen: http://www.colombia.com

En el libro Metiéndole pueblo a la paz. Para la participación de la sociedad en el proceso Gobierno-ELN, editado por el profesor Víctor de Currea-Lugo, pueden leerse algunos capítulos que tienen el objetivo de ampliar tanto las concepciones de paz como las maneras y posibilidades de construir nuevas agendas, que no solo incluyan más actores en los procesos de paz, sino que trasformen las formas y prácticas concretas de construcción de paz.

La paz: tiempo histórico, tiempo de la política

on Miércoles, 14 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Plebiscito, FARC, Acuerdos de la Habana, Jaime Rafael Nieto, Nacional, Proceso de paz

89 Nieto

Son estos los tiempos históricos de la política. Son estos los “cuartos de hora” de los pueblos para dirimir futuros históricos. En tiempos de política, de la grande y no de la pequeña que se resuelve en los conciliábulos y recintos del poder, no hay nada preestablecido, todas las bifurcaciones son posibles; sólo deciden las correlaciones de fuerzas, no sólo en términos de antagonismos, sino también de articulación y de cooperación.

 
 
Jaime Rafael Nieto
Fuente de la imagen: http://www.nuevatribuna.es

El fin de las negociaciones en La Habana entre el Gobierno y las guerrillas de las FARC y el consiguiente anuncio del Acuerdo Final que pone término al conflicto armado entre las partes, le ha marcado un ritmo acelerado al proceso de paz. Es como si repentinamente, de tanto soplar el fogón, brotara una llama decidida, altanera y vigorosa. Los acontecimientos se han precipitado de manera tan súbita que contrasta con la lentitud y la parsimonia que han caracterizado estos cuatro años de negociación, tiempo abonado para el escepticismo, la exasperación y la descalificación del proceso a manos del uribismo. Son los contrasentidos propios del tiempo de la política, tiempo de condensación de fuerzas, de disputas y de resonancias estratégicas, que parecen desdibujarse con los tiempos entrecruzados de los momentos de distensión o de dilatación. Con el tiempo rápido no sólo se precipitan las decisiones y los nuevos escenarios de la política, sino también el optimismo en la posibilidad de abrir nuevos caminos. No es nada nuevo. Suele ocurrir con los tiempos en los que la política se convierte en la dimensión estratégica, ya no de la rutina social, sino del futuro posible.

Del plebiscito a la implementación

on Miércoles, 14 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Plebiscito, FARC, Acuerdos de la Habana, Marya Hinira Sáenz , Nacional, Proceso de paz

89 Marya

El verdadero hecho democrático no será el voto que depositemos en dos semanas, será la inclusión real de la población, y no puramente formal o técnica, en la puesta en marcha de los proyectos con los que se pretende cumplir la segunda parte de lo nombrado en el acuerdo: la construcción de una paz estable y duradera.

 
 
Marya Hinira Sáenz
Fuente de la imagen: http://tradingycoaching.com

Después de cuatro años desde la presentación de la agenda y la metodología de la negociación entre el Gobierno nacional y la guerrilla de las FARC, de una pausa declarada por el grupo guerrillero, de otra interrupción ordenada por el presidente Santos y de una implacable oposición promovida por los sectores más conservadores del país, las partes sentadas en la mesa de La Habana lograron concluir los puntos que habían sido pactados para ser discutidos y permitieron dar inicio al fin del enfrentamiento armado entre el grupo guerrillero y el Estado colombiano. Y respetando el compromiso adquirido desde aquella presentación de la agenda en el 2012, los y las colombianos fuimos convocados por el presidente Santos para que el próximo 2 de octubre decidamos si aceptamos o no el resultado de esa negociación, el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

Un nuevo comienzo: ¿democratización o tecnocracia?

on Miércoles, 14 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Tecnocracia, Plebiscito, Acuerdos de la Habana, Nacional, Democracia, Gobierno de Santos, Proceso de paz, Carlos Andrés Manrique

89 Manrique

El voto por el “Sí” al que nos volcamos con un entusiasmo quizás inédito en la historia de nuestro país, será un entramado complejo de visiones contrastantes del futuro del país, de quiénes están llamados a labrarlo y de lo que ese “nuevo comienzo” implica en términos del afianzamiento, o la transformación, de aspectos constitutivos del orden social imperante en nuestra sociedad.

 
 
Carlos Andrés Manrique
Fuente de la imagen: http://imagendiplomatica.com

Entre los tres emotivos discursos de De la Calle, Iván Márquez y Santos que los colombianos escuchamos, conmovidos, el pasado 24 de agosto, anunciando la firma del Acuerdo Final, llaman la atención algunas diferencias significativas, leídas entre líneas, en cuanto a cómo parece concebirse, acá en la Casa de Nariño y allá en La Habana, ese nuevo comienzo para nuestra sociedad que la palabra “paz” anuncia. ¿Qué porvenir se vislumbra con esta palabra? ¿Qué actores están llamados a labrarlo? ¿Qué es lo que implica “comenzar de nuevo”?

Del SÍ al proceso de paz (obvio que SÍ), el papel de los procesos locales de organización en la implementación y algunos demonios

on Martes, 13 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Andrés Felipe López, Edición 89, Plebiscito, Conflictos sociales y políticos, Acuerdos de la Habana, Nacional, Territorio , Proceso de paz

89 AndresFelipe1

Este momento de transición es importante porque es donde se jugará no solo el cumplimiento de las partes y la implementación de dichos acuerdos en los territorios, sino qué organismos, estructuras o actores se encargarán de los mismos.

 
 
Andrés Felipe López
Fuente de la imagen: http://etnoterritorios.org

El conflicto social y armado que se vive en Colombia desde hace más de cincuenta años ha sido especialmente intenso en algunas zonas rurales apartadas de las principales ciudades y sus circuitos de funcionamiento. Algunos de estos: veredas, corregimientos y municipios marcados en la memoria urbana por acciones propias de la confrontación.

El enfoque de género en los acuerdos de La Habana: Perspectivas y desafíos para el Movimiento Social

on Martes, 13 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Laura Juliana Cortés, Edición 89, Andrea Marcela Barrera, Estudios de género, Acuerdos de la Habana, Feminismo, Nacional, Movimientos sociales

89 AnaLaura

Muchas mujeres colombianas, como las lideresas sociales del suroccidente con las que tuvimos la invaluable oportunidad de hablar, tenemos la convicción de que los acuerdos en La Habana, de ser refrendados, constituyen una posibilidad única en tanto facilitarían la formación de un nuevo escenario político propicio para el avance y el fortalecimiento de las acciones colectivas y para las luchas del movimiento social, de las organizaciones populares, de mujeres, feministas, LGBTI.

 
 
Laura Juliana Cortés Buitrago
Andrea Marcela Barrera Téllez
Fuente de la imagen: http://www.ceip-nsangeles.com

El anuncio público hecho hace algunos días por parte de las delegaciones de la Mesa de Diálogos de La Habana, en el que se nos hacía saber que, tras cuatro años de negociaciones, difíciles y llenas de tropiezos, habían llegado a un Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, estremeció al país. En torno a ello, las sensaciones y opiniones más variadas han marcado a la sociedad colombiana en estas últimas semanas y han calado muy profundo en nuestras cotidianidades, al punto que algunos noticieros han dedicado los espacios de consejos médicos que (sorprendentemente) tienen, para recomendarnos no pelear entre familias por nuestras opiniones sobre los acuerdos y el plebiscito que pronto votaremos. 

La voz que instituye

on Martes, 13 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Sergio Jaramillo, Edición 89, Paz territorial, Ana María Parra, Nacional, Proceso de paz

89 Ana

La cuestión es entonces en qué medida esta lógica a la que Jaramillo se refiere todavía está presente en el modo como se conciben las decisiones asociadas al territorio y a los recursos, y cómo las exigencias del presente tienen que ver, más bien, con hacer valer decisiones autónomas que en todo caso a muchos nos conciernen y que se juegan en el ámbito de lo político.

 
 
Ana María Parra
Fuente de la imagen: http://elcolectivocomunicacion.wordpress.com

Quiero comenzar con una cita en la que el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, se refiere a la caducidad de un modelo estatal centralizado que ha sido históricamente dominante y que ha condicionado buena parte de las decisiones locales y regionales del país. La cita, que se encuentra en un texto dedicado a lo que el Gobierno entiende por “paz territorial”, es significativa: tanto porque deja ver la conciencia que hoy se tiene de que en los territorios se juega la experiencia democrática por venir, como porque pone en evidencia la singular contradicción que hoy atraviesan las apuestas del Gobierno. Jaramillo señala que “(…) el modelo centralista, en el que unos funcionarios aterrizan como unos marcianos entre las comunidades para “traer el Estado” se quedó sin aire (…)” y que está “convencido de que así el Estado nunca va a “llegar” a ninguna parte de manera sostenida y con suficiente intensidad”. Aunque esta idea queda apenas enunciada en el texto, y aparece casi en la forma de un comentario marginal, Jaramillo abre con ella al menos dos asuntos que considero importantes para pensar algunos hechos de nuestro presente a los que quisiera acá referirme.

Aclaraciones frente al caso del profesor Beltrán

on Lunes, 12 Septiembre 2016. Posted in Artículos, Edición 89, Académicos, Rodrigo Uprimny, Miguel Ángel Beltrán, Nacional

89 Uprimny

Si el profesor Sáenz Rovner no estaba de acuerdo con mi tesis, hubiera podido controvertirla en forma argumentada y hubiéramos tenido un debate abierto al respecto, como corresponde en la vida académica. Pero no fue así: como no aprobaba mi planteamiento, prefirió simplemente descalificarlo como “plastilina constitucional” para justificar “echar a un profesor de la universidad nacional”, para luego atacarme como inmoral, maltratador, etc.

 
 
Rodrigo Uprimny
Profesor Universidad Nacional
Fuente de la imagen: http://www.semana.com

Desde hace varios meses, he recibido mensajes recurrentes muy críticos, incluso agresivos e insultantes, por la posición que asumí en el caso del profesor Miguel Ángel Beltrán, en especial sobre el tema de si el rector debía o no jurídicamente aplicar la sanción disciplinaria impuesta por la Procuraduría. En particular, el profesor Saenz Rovner, en los comentarios a mis columnas en “El Espectador”, me ha acusado de haber pisoteado y perseguido al profesor Beltrán y de carecer de toda ética y de ser un hipócrita, por mi posición en este caso.

[12  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones