Ética

Instrucciones para fumar marihuana

on Domingo, 30 Abril 2017. Posted in Artículos, Edición 104, Juan Sebastián Urdaneta , Ética, Cultura colombiana, Nacional

104 Urdaneta

Para que usted fume marihuana hará falta un poco de confianza en la procrastinación. A la ética del trabajo, reivindicada por igual por marxistas, obreristas, neoliberales inescrupulosos y fanáticos protestantes, deberá usted contraponer su derecho al ocio o, en palabras de Bataille, al gasto improductivo. Olvide las técnicas americanas de estudio, las diez claves del éxito y demás atajos que le propone el capitalismo. Absténgase del trabajo útil.

 

Juan Sebastián Urdaneta

@JSUrdanetaf

Fuente de la imagen: https://www.maspormas.com

Préndalo por uno de los extremos. Tómelo con las falangetas índice y pulgar como quien examina a un hombre chiquitito. Por la parte apagada lléveselo a la boca, siempre en calma pues no querrá parecer un vil vicioso. Sosténgalo en sus labios, proceda a aspirar el humo que por él emana. Fume y páselo a sus contertulios. Contenga la respiración unos segundos y posteriormente deje escapar la bocanada. Una vez acabado el procedimiento puede hacer un comentario breve sobre la calidad, el sabor, o entrar directamente a hablar del tema que le apetezca, aunque como opción subsidiaria siempre estará la posibilidad de que se quede callado. Cuando el porro vuelva, repita el procedimiento.

Paz: convicción o responsabilidad

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Gerardo de Francisco Mora, Ética, Nacional, Proceso de paz

92 Gerardo

Todos los actores involucrados deben asumir la responsabilidad de llevar el Acuerdo a buen término con la mayor brevedad posible, la renegociación centrada en garantizar valores como la democracia, la justicia, o las instituciones más que facilitar la realización de una paz estable y duradera producirá que los Acuerdos de paz pierdan la poca legitimidad que ya tenían.

 
 
Gerardo de Francisco Mora
Fuente de la imagen: www.granma.cu

Ahora, y una vez que pase el cansancio, quedará desacreditada la paz, no la guerra. Una consecuencia de la ética absoluta.

Weber, La política como vocación

En 1919, Max Weber dio una conferencia llamada La política como vocación, en esta aparece una distinción que es oportuno recordar en estos momentos de incertidumbre. Según Weber hay dos formas, irremediablemente opuestas, de orientar éticamente la acción política. La primera forma se refiere a la ética de la convicción, la segunda se refiere a la ética de la responsabilidad. Antes de analizar las características de estas formas de orientar la acción política es necesario mencionar que en este esquema hay un actor privilegiado: el político de profesión. Por lo tanto, algunas de sus ideas pueden parecer desconectadas de conceptos centrales de la reflexión política contemporánea como el sujeto, el pueblo, la multitud o los movimientos sociales. Sin embargo, el escenario político actual obliga a explorar la relevancia de cada uno de los actores políticos implicados en el futuro del Acuerdo de paz.

La política de la irresponsabilidad y la ética de la revolución

on Domingo, 31 Julio 2016. Posted in Artículos, Donald Trump, Edición 86, Derecha política, Ética, Nacional, Participación política, Alejandro Mantilla

86 Mantilla

En tiempos caóticos, lo más responsable es ser conscientes de la inestabilidad permanente, de ese largo periodo de transición en el que no sabemos hacia dónde vamos, pero sí sabemos cuáles son los genuinos problemas globales que debemos atacar. A contrapelo del conservadurismo oficial que desea políticas de izquierda signadas por la moderación, para nuestra caótica época la mejor manera de ser responsable es seguir defendiendo las convicciones más radicales.

 
Alejandro Mantilla
Fuente de la imagen: http://www.playgroundmag.net

De la crisis al caos

“¿Qué es el caos? Es el orden destruido durante la creación del mundo”. Éste es el primer aforismo incluido en los Pensamientos despeinados del escritor polaco Stanisław Jerzy Lec. Abandonando el terreno de la metafísica, esta reflexión indica una paradoja. Las instituciones políticas se configuran procurando cierta estabilidad, cierta normalidad de la vida social; sin embargo, como bien ha dicho César Rendueles, “los hechos históricos nunca están normal-normal”, y mucho menos en tiempos tan convulsos como los nuestros. Buena parte de la vida política se basa en la promesa de estabilidad inalcanzable por el caos de la experiencia colectiva.

Conflicto armado: ética y problematización política

on Jueves, 14 Julio 2016. Posted in Artículos, Nelson Fernando Alba, Edición 85, Ética, Acuerdos de la Habana, Nacional, Conflicto armado

85 NelsonFernando

Considerar que el conflicto llega a su fin por la firma de un acuerdo sobre el cese al fuego, supone desconocer la irreductible heterogeneidad de los sujetos sociales en un país como el nuestro.

 
Nelson Fernando Alba
Profesor de la Facultad de Filosofía y Facultad de Educación (VUAD) de la Universidad Santo Tomás
Fuente de la imagen: https://www.ticbeat.com

En días pasados se firmó en La Habana el “Acuerdo sobre el cese al fuego bilateral y definitivo”, paso fundamental en el proceso de diálogo entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC. Ante la magnitud del acontecimiento la reacción de los medios y de ciertos sectores sociales no se hizo esperar, ya fuera para arengar que “la paz está herida” o bien para señalar con cierto aire triunfalista que el conflicto había llegado a su fin. Más allá de la divergencia en las posiciones llama la atención que se asocie directamente la firma de los acuerdos con el fin del profundo conflicto social que ha afectado a generaciones enteras.

Ética como fundamento para la paz

on Viernes, 14 Noviembre 2014. Posted in Artículos, Ética, Edición 45, Sebastián Ronderos, Cultura colombiana, Nacional, Proceso de paz

45 Ronderos

Hay que invertir el lente valorativo, la élite no debería ser un grupo privilegiado, depredador y egoísta, no se debería premiar a quien imposibilita la acción moral sino a quien la posibilita. En ese sentido debería surgir una élite menos parecida a un banquero y más a un campesino. La figura de Pepe Mujica es muy diciente en ese sentido y abre cuestionamientos útiles en función de explorar soluciones humanas a nuestros conflictos sociales.

 
Sebastián Ronderos
Fuente de la imagen: http://jeronimorivera.com/

Los más ricos, poderosos e influyentes aprovechan privilegios en función de sus intereses personales, privados, y como las instituciones públicas han estado cooptadas por éstos, el componente moral ha sido desterrado de nuestro precario sentido de gestión de los diversos conflictos sociales. El mismo oportunismo que denunciaba Jaime Garzón al poner el ejemplo de la compra de un carro: “el tipo siempre le va a empacar medio milloncito más a ver si usted cae”. El vivo y el bobo, un desorientado sentido de valores que premia el egoísmo y castiga el respeto a principios y normas consensuadas.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones