Falso positivo judicial

La Cartelera Denuncia [4] Metástasis, Sinécdoque y Metonimia: Sobre la obra "Camilo" del Teatro La Candelaria

on Miércoles, 14 Octubre 2015. Posted in Artículos, Camilo Torres Restrepo, María Claudia Duque, Edición 67, Falso positivo judicial, Arte colombiano, César Duque, Arte, Cultura colombiana, Expresiones contraculturales, Nacional

67 Cesar

Hombres y mujeres como Camilo, del pueblo y para el pueblo, nos enseñaron la fortaleza de la compañía e hicieron real lo que se repite a diestra y siniestra, muchas veces sin tiempo de asimilación: que la solidaridad es la ternura de los pueblos.

 
María Claudia Duque Sánchez y César Augusto Duque Sánchez
Fuente de la imagen: http://bogota.vive.in

"El futuro del arte necesita el nacimiento de la tragedia".

G. D. Huberman

El bailador de soledades. p. 187

I

Los periódicos liberales, reaccionarios o comunistas que han reseñado "Camilo" del Teatro La Candelaria han olvidado resaltar la relación que allí se teje entre el arte y la política. En cualquier caso, y sólo con una mínima excepción en el artículo Camilo Torres, Arte eficaz de Claudia Díaz en Razón Pública, es preciso reconciliar las dos esferas en algo más que una reseña.

La cárcel y el silencio

on Martes, 29 Septiembre 2015. Posted in Artículos, Hans-Georg Gadamer, Cárcel, Edición 66, Falso positivo judicial, Sylvia Cristina Prieto, Feliciano Valencia, Nacional, Movimientos sociales

66 Sylvia

En el encuentro con el otro, nos vemos obligados a revisitar nuestros propios prejuicios frente a un asunto particular y por esta vía ampliamos nuestra perspectiva frente al mismo. Con esto en mente, podemos decir que no hay nada de dialógico en la persecución del movimiento social por parte del Estado, de hecho, con esto queda claro que poco le interesa al aparato estatal revisitar sus anquilosados prejuicios con respecto a la acción colectiva y a la movilización social.

 
Sylvia Cristina Prieto
Fuente de la imagen: http://pijamasurf.com

El 8 de julio del presente año, trece líderes y lideresas del movimiento social (en su mayoría del Congreso de los Pueblos) vieron sus vidas suspendidas tras ser acusados de una serie de actos cometidos presuntamente por miembros de la guerrilla del ELN. En horas de la mañana, fueron abruptamente capturados y desde el confinamiento en cuatro paredes, se vieron obligados a enfrentar un inesperado proceso en su contra. A esta lúgubre historia se suma el caso de Feliciano Valencia, un líder indígena Nasa que, a pesar de haber recibido el Premio Nacional de la Paz en el año 2000 a propósito de su trabajo en la defensa pacífica de los derechos de su pueblo, ahora es acusado de secuestrar y torturar al cabo tercero del Ejército, Jairo Danielo Chaparral. Aunque este caso reabre el viejo conflicto entre los límites de la justicia ordinaria y la autonomía de la justicia indígena, y de que existen testigos que aseguran que el líder indígena no participó en estos hechos, a Valencia parece esperarle la misma suerte que aquella de los trece líderes capturados en julio pues tendrá que afrontar el juicio que se adelanta en su contra completamente privado de su libertad.

Política y libertad

on Martes, 15 Septiembre 2015. Posted in Artículos, Edición 65, Falso positivo judicial, Detenciones ilegales, Melina Lombana Reyes, Nacional, Congreso de los pueblos, Participación política, Movimientos sociales

65 Melina

Las instituciones involucradas no tuvieron reparos en tomar como conejillo de indias no a la izquierda en general, sino a personas en su mayoría integrantes de organizaciones estudiantiles y juveniles que luchan por el derecho a la educación, al trabajo digno y a la desmilitarización de la vida y de los territorios populares en Colombia.

 
Melina Lombana
Fuente de la imagen: http://protestantedigital.com/

El 8 de julio de este año, en medio de estrepitosos operativos policiales, fueron capturadas 13 personas integrantes del movimiento social Congreso de los Pueblos, buena parte de ellas jóvenes entre los 21 y los 27 años. Fueron acusadas de ser las responsables de las bombas que estallaron en distintas sedes del fondo de pensiones Porvenir en Bogotá la semana anterior a su captura.

¿Y como pa´ qué eso de las garantías judiciales? Medios y presunción de culpabilidad

on Lunes, 14 Septiembre 2015. Posted in Artículos, Edición 65, Falso positivo judicial, Detenciones ilegales, ELN, Camilo Andrés Galindo, Nacional, Congreso de los pueblos, Medios de comunicación

65 Galindo

El proceso judicial continua, pero, independientemente de cómo termine, los medios de comunicación no parecen estar interesados en analizar el caso, ni en entender esta cuestión extraña del debido proceso y cuestionar al poder político y judicial por las acusaciones falsas contra estos 13 activistas, en particular, al Presidente de la República, al Vicefiscal General de la Nación y a la Policía Nacional.

 
Camilo Andrés Galindo
Fuente de la imagen: www.eluniversal.com.co

El viernes 11 de septiembre, el juez 44 penal de conocimiento resolvió el recurso de apelación de la orden de captura en contra de los 13 integrantes del Congreso de los Pueblos, tres de ellos acusados de pertenecer al Ejército de Liberación Nacional y ser responsables de la activación de petardos de bajo poder en la ciudad de Bogotá, y el resto de fabricar material explosivo que luego utilizaron en un disturbio en la Universidad Nacional de Colombia, en el cual habrían sido heridos varios policías. El juez también decidió sobre la petición de nulidad de la medida de aseguramiento solicitada por la defensa y el Ministerio Público.

Sintiendo y viviendo el terrorismo de Estado: La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza

on Lunes, 31 Agosto 2015. Posted in Artículos, Edición 64, Falso positivo judicial, Terrorismo, Edgar Ricardo Naranjo, México, Literatura, Nacional, Crímenes de Estado , Medios de comunicación

64 Ricardo

La maquinaria del ministerio de Guerra (policía, fiscalía) como en el cuento de Orwell aceleró su funcionamiento y en el nombre de la estabilidad social enviaron a la cárcel a los(as) 13 presuntos responsables. ¿De qué delito? Hasta ahora nadie lo sabe. ¡El gran hermano te vigila pero también te castiga!

 
Edgar Ricardo Naranjo
Fuente de la imagen: http://pixgood.com

Leyendo con atención e interpretando las letras de una de las obras más reconocidas del escritor británico George Orwell, 1984, logré sumergirme en el mundo de Winston Smith, el personaje principal de este fatídico relato, en el que se vislumbran las estructuras de poder de un aparato estatal  que aparentemente no tenía una forma material, pero que se inmiscuía en la vida cotidiana de todos los habitantes.

Una defensa de la rebeldía

on Viernes, 14 Agosto 2015. Posted in Artículos, Edición 63, Falso positivo judicial, Izquierda colombiana, Ingrid Penagos Peña, Nacional, Congreso de los pueblos, Movimientos sociales

63 Ingrid

Quienes optan por la rebeldía no son un buen ejemplo ante los ojos de los poderosos, en tanto persuaden a quienes les rodea a liberarse, es justamente esa la razón por la cual son una amenaza los y las congresistas populares que hicieron un compromiso con mandatar la vida digna y construir un horizonte mejor.

 
Ingrid Penagos
Fuente de la imagen: http://espejosconcavos.net/

 

Si el hombre consigue ganar terreno aquí, la libertad resultante valdrá para cualquier otro campo donde impere el temor. Abatirá a los gigantes cuyas armas son el terror. Esto se ha repetido sin cesar en la historia”

Jünger Ernst, Tratado del rebelde

Hace poco más de un año se suscitó un debate entre sectores democráticos, alternativos y de izquierda con motivo de la determinación de no pocos de éstos, a saber la decisión de votar por la reelección de Juan Manuel Santos. La razón de fondo consistía, por un lado, en contribuir con la continuidad del proceso de paz amenazado ante un posible triunfo de Zuluaga; y, por el otro, tener un margen de mínimas garantías para el ejercicio de la protesta social, más aún con la notable y creciente expresión de múltiples repertorios de acción política desde el movimiento social y popular, por lo que cualquier asomo de retorno al “embrujo autoritario” de la era Uribe se constituiría en un obstáculo y retroceso para una eventual apertura democrática.

¿Es posible un Estado democrático? Pensemos en las detenciones masivas a periodistas, estudiantes y defensoras de derechos humanos

on Viernes, 14 Agosto 2015. Posted in Artículos, Edición 63, Falso positivo judicial, Protesta social, Nacional, Derechos Humanos, Democracia, Christian Fajardo

63 Christian2

La gran mentira del Estado consiste en decir “Soy democrático” cuando se acoge más a lo que dice la ley que al clamor creativo y potente de una comunidad que se mueve y que se moviliza. Imaginemos una comunidad que comprende esta simple, radical y cautivadora apuesta que llevan a cabo estos presos políticos y con ellos una multiplicidad de voces que se unen a su defensa… como esta.

 
Christian Fajardo
@ChristianFaja
Fuente de la imagen: www.kienyke.com

Hubo un sueño por parte de los espíritus liberales y progresistas. Creían que si ajustábamos nuestros ordenamientos constitucionales haciendo prevalecer la libertad de la sociedad frente al Estado, se iba a lograr aplazar al infinito la llegada de tiranías, autoritarismos y totalitarismos. Otros creían que el Estado además de limitarse a los asuntos meramente políticos podría incluso brindar los canales para que la sociedad, si quisiera, pudiese participar de lo común. Lamentablemente los sueños en muchas ocasiones son sueños, y más aún, cuando pretenden hacer prevalecer marcos teóricos sobre una realidad compleja y cambiante.

El respeto a la ley y la legitimidad de la protesta

on Viernes, 14 Agosto 2015. Posted in Artículos, Ana María Parra, Edición 63, Falso positivo judicial, Protesta social, Nacional, Congreso de los pueblos, Medios de comunicación

63 Ana

Frente a las declaraciones de la juez encargada del caso, quisiera añadir que sería muy triste que nuestra educación se limitara a convertirnos en los guardianes de lo que ha sido estipulado como correcto y como posible, en vez de sembrarnos la inquietud de concebir otras maneras de ser, de hacer y de vivir unos con otros.

 
Ana María Parra
Fuente de la imagen: www.infoteleantillas.com.do

“Con la emoción que atraviesa el espíritu de los ciudadanos que llenan esta plaza, os pedimos que ejerzáis vuestro mandato, el mismo que os ha dado el pueblo…”

Oración por la paz. Jorge Eliécer Gaitán

Los hechos relacionados con la captura de 13 líderes y lideresas asociados al Congreso de los Pueblos, que se hicieron visibles por la exacerbada y descuidada difusión de los medios de comunicación, y que hoy no están ligados a los atentados ocurridos en Bogotá (atentados de los que en principio se les acusaba), nos enfrentan a un problema cada vez más evidente sobre la manera en que se interpretan, se juzgan y se condenan ciertos espacios de acción política como espacios no autorizados, ahora asociados al vandalismo y a la ilegalidad. En una de las declaraciones de la juez encargada del caso, se expresa que “no estamos frente a cualquier actuación, son profesionales, estudiantes universitarios con un nivel educativo y cultural, por lo que se pide un mayor grado de exigencia para respetar la ley, no por sus ideales diferentes sino que a todos los colombianos se les pide mantener un respeto”. Tal vez adquiera sentido recordar una tensión elemental que las palabras citadas pasan por alto, al acusar como irrespeto a la ley los hechos ocurridos en una protesta universitaria y al desconocer el principio que está a la base de las fisuras y los antagonismos inacabados, siempre latentes, que cualquier escenario político implica y requiere, más aun si se denomina democrático.

Desescalar, transicionar, castigar: nuestras pobres reconciliaciones

on Jueves, 30 Julio 2015. Posted in Artículos, Edición 62, Falso positivo judicial, Detenciones ilegales, Lucas Restrepo, Justicia transicional, Protesta social, Nacional, Derechos Humanos, Violación derechos humanos

62 Lucas1

En Colombia, la abrumadora mayoría de entre los diez mil detenidos y detenidas por razones del conflicto, exceptuando a los prisioneros de guerra, se ubica en ese impresionante hoyo negro jurídico derivado de la comprensión del conflicto colombiano como una enorme “empresa criminal” y que define amenazas en todas las esquinas.

 
Lucas Restrepo
Fuente de la imagen: www.lafm.com.co

La detención obscura de Paola Andrea Salgado junto con otros miembros del movimiento Congreso de los Pueblos, así como las de Huber Ballesteros, Francisco Tolosa, Yira Bolaños y otros miles de líderes políticos y sociales, son expresivas del riesgo más grande que existe para cualquier proceso de superación de la violencia política en Colombia. En efecto, estas judicializaciones se inscriben perfectamente en una lógica venenosa para el futuro de la paz, esto es, una lógica que inventa, alimenta y reproduce la guerra. Más allá de la teatralidad espectacular de la batalla militar, el conflicto pasa por la justicia, o mejor, por millares de pequeñas y grandes injusticias anónimas cristalizadas en los funcionamientos de las instituciones. Así como estas detenciones más o menos mediatizadas por la policía y la gran prensa, las de otros como Gerardo Barona Avirama y Felix María Campo Urrea, líderes comunitarios reconocidos en la región del valle geográfico del Río Cauca, también serían movilizadas con la infame acusación de “impartir doctrina contra el Ejército” y de “propagar ideología comunista”.

La cruda represión de la protesta en Colombia, en tiempos de negociación de paz

on Jueves, 30 Julio 2015. Posted in Artículos, Edición 62, Falso positivo judicial, Detenciones ilegales, Julie Massal, Protesta social, Nacional, Derechos Humanos, Violación derechos humanos

62 Massal

Estas estrategias para callar, ignorar o amedrentar a la oposición pacífica mandan mensajes ambivalentes y poco conformes al espíritu democrático del que tanto se vanaglorian las élites. Pues al parecer, no es posible lograr cambios por la vía del diálogo, de la protesta pacífica, o de procesos de consulta constitucionalmente vigentes (consulta previa, por ejemplo).

 
Julie Massal
Fuente de la imagen: Orgs Colombia

A raíz de los recientes acontecimientos, relativos a la captura de varios líderes sociales acusados de estar involucrados en los atentados de Bogotá del pasado 2 de julio, y la denuncia sobre la debilidad de la acusación y la ausencia de garantías en el proceso judicial, hemos visto cómo nuevamente se evidencia una criminalización de la protesta y del pensamiento crítico, tal como lo han señalado de forma contundente varios columnistas. Por ende, es importante reflexionar sobre la relación estrecha que existe entre la protesta social y la democracia.

[12  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones