Feliciano Valencia

Carta de apoyo a Feliciano Valencia desde la academia crítica

on Jueves, 12 Noviembre 2015. Posted in Artículos, Edición 69, Cauca, Protesta social, Feliciano Valencia, Nacional, Indígenas, Movimientos sociales

69 Carta

Manifestamos nuestra profunda preocupación por la persecución y criminalización de la que vienen siendo objeto líderes sociales como Feliciano Valencia. Creemos que en un momento como el actual, en el que la esperanza de un acuerdo para ponerle fin a la guerra es cada vez más plausible, hechos como éstos desconocen que la paz no es solo asunto de quienes están en La Habana.

 
Academia Crítica
Fuente de la imagen: www.pcslatin.org

El pasado 15 de septiembre Feliciano Valencia, líder del pueblo nasa en el norte del Cauca fue detenido y condenado a 16 años de cárcel bajo el cargo de “secuestro” (entre otros), luego de que en el año 2008 la justicia indígena retuviera y castigara a latigazos a un soldado acusado de infiltrar y espiar las movilizaciones indígenas que se estaban realizando por aquel entonces en el departamento del Cauca. Los abajo firmantes expresamos nuestra preocupación por el silencio que han guardado los medios masivos de comunicación y los informadores de la opinión pública frente a este nuevo caso de criminalización y persecución de la protesta social. Hacemos un llamado a la comunidad académica como necesario polo crítico de los abusos de autoridad y de las ya históricas estrategias de marginalización y estigmatización de las minorías étnicas colombianas,  para que hagamos sentir nuestra voz de enfático desacuerdo con estas prácticas destructoras de paz y de democracia. Y nos consideramos veedores acompañantes de este proceso. Así, nos mantendremos al tanto del mismo vigilando la defensa de los derechos adquiridos y del debido proceso que Feliciano Valencia y muchos otros líderes sociales no han podido gozar hasta el momento.

La cárcel y el silencio

on Martes, 29 Septiembre 2015. Posted in Artículos, Hans-Georg Gadamer, Cárcel, Edición 66, Falso positivo judicial, Sylvia Cristina Prieto, Feliciano Valencia, Nacional, Movimientos sociales

66 Sylvia

En el encuentro con el otro, nos vemos obligados a revisitar nuestros propios prejuicios frente a un asunto particular y por esta vía ampliamos nuestra perspectiva frente al mismo. Con esto en mente, podemos decir que no hay nada de dialógico en la persecución del movimiento social por parte del Estado, de hecho, con esto queda claro que poco le interesa al aparato estatal revisitar sus anquilosados prejuicios con respecto a la acción colectiva y a la movilización social.

 
Sylvia Cristina Prieto
Fuente de la imagen: http://pijamasurf.com

El 8 de julio del presente año, trece líderes y lideresas del movimiento social (en su mayoría del Congreso de los Pueblos) vieron sus vidas suspendidas tras ser acusados de una serie de actos cometidos presuntamente por miembros de la guerrilla del ELN. En horas de la mañana, fueron abruptamente capturados y desde el confinamiento en cuatro paredes, se vieron obligados a enfrentar un inesperado proceso en su contra. A esta lúgubre historia se suma el caso de Feliciano Valencia, un líder indígena Nasa que, a pesar de haber recibido el Premio Nacional de la Paz en el año 2000 a propósito de su trabajo en la defensa pacífica de los derechos de su pueblo, ahora es acusado de secuestrar y torturar al cabo tercero del Ejército, Jairo Danielo Chaparral. Aunque este caso reabre el viejo conflicto entre los límites de la justicia ordinaria y la autonomía de la justicia indígena, y de que existen testigos que aseguran que el líder indígena no participó en estos hechos, a Valencia parece esperarle la misma suerte que aquella de los trece líderes capturados en julio pues tendrá que afrontar el juicio que se adelanta en su contra completamente privado de su libertad.

La propuesta de Feliciano Valencia: Una propuesta de paz desde el Cauca

on Jueves, 30 Mayo 2013. Posted in Artículos, Feliciano Valencia, Elecciones 2014, Edición 10, Nacional, Catalina Rodríguez Ramos, Indígenas

10 CatalinaMás allá de buscar una paz y un reconocimiento de derechos para un grupo particular, como se planteó en la Constitución del 91, cuya aplicación ha resultado conflictiva y dificultosa, se establece como prioridad la convivencia y el acuerdo para quienes comparten el territorio del Cauca.
 
Catalina Rodríguez Ramos
Fuente: http://m.vanguardia.com
Hace pocos días se llevó a cabo en la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, el foro “Conflicto armado, autonomía y proceso de paz en el Cauca indígena”. Allí, junto con profesores e investigadores y ante la presencia de un público de cerca de cien personas, Feliciano Valencia, indígena nasa, líder del movimiento indígena del Cauca y posible candidato presidencial, presentó las propuestas y expectativas de paz que se han construido desde la organización y el movimiento del suroccidente colombiano. Son propuestas que además de fundarse y legitimarse en cuarenta años de organización, lucha, victorias, conflictos y también, fragmentación y fracasos, presentan algo aparentemente novedoso, pero necesario y urgente: el hermanamiento y la construcción de alternativas de vida para la paz, conjuntamente con campesinos y afrocolombianos de ese departamento.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones