Fuerzas militares

Nuestro autoritarismo y la paz que viene

on Sábado, 31 Octubre 2015. Posted in Artículos, Edición 68, Autoritarismo, Fuerzas militares, Posconflicto, Cultura colombiana, Nacional, Germán Paul Cáceres

68 Paul

Se viene la paz y hay que reflexionar sobre la cultura política autoritaria que define, en gran medida, a la sociedad colombiana y como no, a su régimen político. Hay que visibilizar, cuestionar y transformar esa personalidad autoritaria que es la más seria traba para la consolidación de la paz.

 
Germán Paul Cáceres
Fuente de la imagen: www.caminarpreguntando.com

Si bien se suele relacionar el autoritarismo con los regímenes militares en distintos periodos del siglo XX y, en especial, con las dictaduras de las décadas de los setentas y ochentas en el Cono Sur; lo cierto es que el autoritarismo sigue representando un rasgo definitorio de la cotidianidad política y social latinoamericana, y no le es indispensable la forma militar del gobierno para su manifestación institucional. Del mismo modo, se suele pensar el autoritarismo exclusivamente en términos de coerción y represión, y se pierden de vista las altas dosis de cooptación, e inclusive de consenso, que consiguen y necesitan en ciertos momentos los regímenes autoritarios.

El peso de la transición… una carga de las élites

on Miércoles, 30 Septiembre 2015. Posted in Artículos, Edición 66, FARC, Justicia transicional, Fuerzas militares, Carlos González, Posconflicto, Acuerdos de la Habana, Nacional, Gobierno de Santos

66 Carlos

El peso de la transición se pone sobre las espaldas de la élite política nacional que ha permitido que el conflicto armado interno sea prolongado y que el ensanchamiento de la democracia haya sido una aspiración presente tras medio siglo de violencia política.

 
Carlos González
Fuente de la imagen: http://crecejoven.com

El reciente acuerdo en materia de justicia transicional de la mesa de La Habana, entre el Gobierno y las FARC-EP, constituye, como todo acuerdo en este tema, un equilibrio razonable entre la justicia y la paz que recoge las exigencias de justicia y los derechos de las víctimas, un camino de superación de la impunidad y una ruta de reconciliación entre los polos del conflicto armado. En particular este acuerdo pone al centro los derechos de las víctimas a la verdad y la justicia, como condición primera para la reconciliación y la superación definitiva del periodo de conflicto armado interno. Igualmente el acuerdo corresponde con el componente de justicia del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que está construyéndose en la mesa de diálogo y del cual hace parte también la creación de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición dada a conocer al país el pasado 12 de agosto por los delegados de la mesa de conversaciones.

Militarización y servicio social para la paz

on Lunes, 29 Junio 2015. Posted in Artículos, Conflictos sociales y políticos, Edición 60, Objeción de conciencia, Servicio militar, Fuerzas militares, Melina Lombana Reyes, Nacional, Conflicto armado

60 Melina

A las y los jóvenes no se nos pregunta si queremos tomar parte en esta confrontación violenta, pero nuestros cuerpos parecen ser dispuestos a la fuerza para ello. No obstante, vale la pena preguntarse, en un contexto de diálogos de paz y eventual fin de la confrontación armada, ¿para qué quiere el Estado más cuerpos para la guerra?

 
Melina Lombana Reyes
Fuente de la imagen: www.elpais.com.co

Las y los jóvenes de Colombia somos el producto histórico de un pasado plagado de violencias: de las guerras de independencia, pasando por las revueltas de Urdaneta y Melo, el periodo de La Violencia, hasta llegar al actual conflicto armado que cumple medio siglo desangrando al país. A esta historia no le debemos solo uno de los dramas humanitarios más desoladores de Occidente. También una doble forma de asumir la vida en comunidad, que reproduce el ciclo pobreza – violencia – más pobreza: la militarización de lo común, y la salida violenta como paradigma para la tramitación del antagonismo.

Más allá de un cambio de ministro: la necesaria "democratización" de las fuerzas militares

on Domingo, 14 Junio 2015. Posted in Artículos, Ministerio de Defensa , Edición 59, Fuerzas militares, Acuerdos de la Habana, Nacional, Régis Bar, Democracia, Gobierno de Santos, Proceso de paz

59 Regis2

Si bien los militares siempre han pretendido actuar en defensa de la supuesta democracia colombiana, esto no ha sido más que una fachada que esconde el hecho de que en realidad siempre han actuado en defensa del status quo a través de una "guerra sucia" supuestamente dirigida contra las guerrillas, pero cuyo principal blanco ha sido el propio pueblo colombiano.

 
Régis Bar
@RegBarF
Fuente de la imagen: http://www.eluniversal.com.co

 El 19 de mayo pasado, el presidente Santos anunció la salida de Juan Carlos Pinzón del Ministerio de Defensa y su reemplazo por Luis Carlos Villegas. Esta noticia fue globalmente bien recibida y considerada como una decisión lógica, en la óptica de la supuesta recta final de las negociaciones de paz con las FARC. Sin embargo, llama la atención el hecho de que el "guerrerista" Pinzón se haya quedado tanto tiempo como Ministro de Defensa del "presidente de la paz", dada su arremetida constante contra el proceso de paz y la manera como éste criticaba la política del gobierno y contradecía al propio presidente. Es más, Pinzón se caracterizó por su defensa ciega y absoluta de los militares en todas circunstancias, a tal punto que se podía considerar más como su representante ante el gobierno que lo contrario. En todo caso, su periodo prolongado en el Ministerio demuestra tanto la vigencia de la importancia de los militares en las más altas esferas del poder, como la voluntad del presidente Santos de quedar bien con ellos.

Vidas que importan y tiempos de paz

on Domingo, 14 Junio 2015. Posted in Artículos, Sylvia Cristina Prieto, FARC, Edición 59, Fuerzas militares, Víctimas, Nacional, Conflicto armado, Medios de comunicación, Proceso de paz

59 Sylvia

No me queda duda de que el camino hacia la paz se hará estrecho y pedregoso mientras que no vayamos lento y entendamos que en medio del conflicto armado toda bala es perdida, toda vida merece ser vivida y toda muerte llorada.

 
Sylvia Cristina Prieto
Fuente de la imagen: https://compartiendoluzconsol.wordpress.com

El 15 de abril del presente año, la columna Miller Perdomo de las FARC asesinó a once miembros del Ejército Nacional en el departamento del Cauca. Las voces de protesta frente a este hecho no se hicieron esperar: el gobierno, los analistas de turno y los medios de comunicación no ahorraron esfuerzos en repudiar el atentado de las FARC, destacaron su supuesta hipocresía, el carácter sanguinario de su accionar y las barreras que su acción genera para la continuación de los diálogos de La Habana. A su vez, los más férreos opositores al proceso de paz aprovecharon para promover acciones bélicas, enfrentamientos y bombardeos en contra de una guerrilla que supuestamente engaña a un gobierno pusilánime. Semanas después, el Ejército realizó tres bombardeos contra diferentes frentes de las FARC (en Guapi, Cauca; Segovia, Antioquia; y Riosucio, Chocó) dejando alrededor de cuarenta guerrilleros/as muertos/as. Aunque algunos actores de la sociedad civil criticaron estas acciones por inconvenientes e incoherentes en el marco del proceso de paz, el repudio contra estas muertes fue lánguido y escabrosamente tímido frente a la protesta masiva y estridente que tuvo lugar tras el asesinato de los once militares.

Eliminar la conscripción forzosa

on Sábado, 01 Noviembre 2014. Posted in Artículos, Servicio militar, Edición 44, Fuerzas militares, Nacional, Edwin Cruz

44 Edwin

Se empieza a proponer un tipo de servicio social obligatorio para reemplazar al SMO. Tal vez sea una forma de infundir el sentido del deber en los ciudadanos capaz de fomentar valores distintos de aquellos asociados al militarismo.

 
Edwin Cruz
Fuente de la imagen: http://republicahumanista.com/

“La extrema derecha y los que quieren continuar la guerra nunca han puesto los muertos, nunca han hecho ningún tipo de sacrificio. Todos los días tenemos una madre que está llorando a su hijo, una madre pobre que está enterrando a sus hijos. Las madres que hoy están llorando a los policías muertos en Saravena son personas humildes”
Juan Manuel Santos1

 

Esas palabras fueron pronunciadas por el entonces presidente-candidato el pasado mes de junio, para defender una propaganda de su campaña, en la que preguntaba a los padres de familia si estarían dispuestos a enviar sus hijos a la guerra, y su propuesta de eliminar el servicio militar obligatorio (SMO) una vez se firmara la paz con las FARC. La frase resalta una de las más grandes injusticias de la guerra en Colombia: de un lado y de otro son principalmente los pobres quienes han pagado los más altos costos. El diagnóstico de esa situación no es nuevo, pero la promesa electoral, junto con el vertiginoso ascenso en las “batidas” –como se denomina el reclutamiento ilegal que afecta, como es de esperarse, en mayor medida a los pobres- abrieron una discusión sobre la posibilidad de eliminar el SMO que actualmente se adelanta con varias iniciativas legislativas.

¿Negociando la paz con el enemigo adentro? El poder de perjuicio de los militares en Colombia

on Miércoles, 14 Mayo 2014. Posted in Artículos, Interceptaciones, Fuerzas militares, Edición 33, Nacional, Gobierno de Santos, Fuero militar, Proceso de paz

33 RegisLas "chuzadas" a los negociadores del gobierno en La Habana y al propio presidente, así como la obsesión de los militares por el fuero militar y su apoyo cada vez más evidente al uribismo, muestran que existe dentro de la institución castrense una oposición al gobierno actual y a su principal bandera, los diálogos de paz con la guerrilla.
 
Régis Bar
Fuente de la imagen: http://www.vanguardia.com 

El mes de febrero pasado, las Fuerzas Militares de Colombia fueron puestas en el ojo del huracán por una serie de revelaciones relacionadas con prácticas ilícitas. Primero se publicaron los resultados de una larga investigación periodística sobre intercepciones presumiblemente ilegales por parte del Ejército, luego se destapó un aparente tráfico de influencias a través de grabaciones de audios en posesión de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes y, finalmente, se descubrió que el correo electrónico personal del presidente Santos había sido espiado. Aunque estas noticias fueron objeto de una gran cobertura mediática, es preciso volver a analizarlas, dada la complejidad de estas informaciones, el pronto "olvido" en que han caído, y sobre todo su trascendencia para el futuro del país, en particular del proceso de paz.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones