Gabriel García Márquez

Después de La Vorágine

on Jueves, 14 Mayo 2015. Posted in Artículos, La Vorágine, Edición 57, Gabriel García Márquez, Mauricio Rivera, Literatura, Cultura colombiana, Nacional

57 Rivera

Hoy en día es imposible analizar el presente y futuro de las selvas que en el pasado inspiraron a Rivera, sin antes indagar acerca de los efectos que en ellas causa la industria del petróleo.

 
Mauricio Rivera
Fuente de la imagen: www.banrepcultural.org

Nota: Este escrito surge del borrador de una aplicación para el desarrollo de un proyecto de documental con el Fondo de Desarrollo Cinematográfico de Colombia.

Antes de la irrupción de Gabriel García Márquez en la historia de la literatura colombiana, había dos novelas que sobresalían entre las piezas literarias producidas en estas tierras, por ser las más emblemáticas y representativas de una sociedad que, luego de tres siglos de dependencia colonial, buscaba entre una colcha de retazos multilingües cualquier muestra de cultura que le sirviera para fortalecer la incipiente noción de nacionalismo que las jóvenes repúblicas latinoamericanas importaban desde Europa y los Estados Unidos, como importaban radios, muebles, pieles y sedas finas, sin comprender las implicaciones sociales, políticas y económicas de aquel nuevo orden mundial.

Cien años de soledad y la estirpe en Colombia*

on Domingo, 15 Junio 2014. Posted in Artículos, Sandra Jaramillo, Edición 35, Gabriel García Márquez, Literatura, Cultura colombiana, Nacional

35 SandraCien años de soledad nos habla de Colombia. Nos habla de la estirpe que en nuestro país puede reinar y de la autodestrucción que entre nosotros puede llegar a ser posible si la historia se vive como no-historia, si nos seguimos negando al pasado como memoria y al futuro como una construcción colectiva que sean capaces de ir más allá de la soledad y la oscuridad que impone la pasión del odio.
 
Sandra Jaramillo
Fuente de la imagen: bancaynegocios.com

No había ningún misterio en el corazón de un Buendía, que fuera impenetrable para ella [Pilar Ternera], porque un siglo de naipes y de experiencia le había enseñado que la historia de la familia era un engranaje de repeticiones irreparables, una rueda giratoria que hubiera seguido dando vueltas hasta la eternidad, de no haber sido por el desgaste progresivo e irremediable del eje”.
Gabriel García Márquez. Cien años de soledad.

La lectura de Cien Años de Soledad es quizá una de las pocas cosas que se nos presentan como obligadas para todo colombiano, culturalmente hablando, es decir, en lo relativo a eso formativo que pasa más allá de la escuela. Y quizá por tal razón, la relación con la novela (llamada novela por el momento, sin dejar de considerar valiosa la discusión más especializada que intenta dirimir si se trata de una narración que también es muestra de la crisis de la novela moderna tras la segunda mitad del siglo XX) y con el autor esté más cerca del maniqueísmo que reza amores y odios, que de la lectura cuidadosa de su obra. Así pues, la reciente muerte y la euforia periodística que sorprende con desgarramientos sentimentales que en pocas semanas olvida, me llevó a una lectura –culturalmente obligada- de la que parece casi un himno nacional.

Adiós a Colombia y al olor de la guayaba

on Jueves, 01 Mayo 2014. Posted in Artículos, Gabriel García Márquez, Edición 32, Viviana Viera, Colombianos en el extranjero, Elecciones 2014, Nacional

32 VieraA unos días de decidir el próximo capítulo de la novela de Colombia con la elección del nuevo gobierno, hemos perdido a un hijo de la patria que muere y se queda en el exterior. Gabo nos recuerda el dolor del exilio y el largo flujo de colombianos que van en crescendo junto a las nefastas políticas de los que ocupan el poder desde siempre. ¿Cuándo podremos sentir nuevamente el olor de la guayaba en un país donde el 70% de sus residentes considera que va por mal camino?
 
Viviana Viera
Fuente de la imagen: www.guioteca.com 

Nuestra mejor carta de presentación en el exterior, nuestro orgulloso premio Nobel de Literatura, aquél que puso a soñar a chinos, europeos, rusos, gringos y a los mismos colombianos con el polvoriento pueblo de Macondo, ha fallecido y como muchos colombianos que han salido del país, lejos la tierra que lo parió. Gabriel García Márquez falleció en México y fue enterrado allá.

“La soledad de América Latina” y el orgullo de ser colombiano

on Jueves, 01 Mayo 2014. Posted in Artículos, Gabriel García Márquez, Edición 32, Nacional, Laura Quintana Porras

32 LauraNos han bombardeado por estos días con noticias varias que despliegan múltiples declaraciones, homenajes, columnas de opinión, a veces rimbombantes u oportunistas, sobre el reciente fallecimiento del escritor colombiano Gabriel García Márquez, y esta columna que escribo aquí no pretende contribuir a este bombardeo mediático que, en estos días de “duelo nacional”, ha venido creando un cierto consenso sobre la importancia de la obra y la figura de Gabo.
 
Laura Quintana
Fuente de la imagen: http://mundoasombroso.com/ 

..porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra

Quisiera abrir más bien un cierto disenso en este relativo consenso en los recientes homenajes a la figura de García Márquez, no para negar la riqueza de pliegues, hondura y poeticidad de su literatura pero sí para problematizar algunas interpretaciones sobre sus repercusiones políticas y sociales; interpretaciones que de hecho a mi modo de ver le niegan fuerza y radicalidad política a una escritura que llegó a ser también arriesgada, galopante, desestabilizante, visceralmente desconfiguradora.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones