Jean Claude Duvalier

La tragedia de la revolución haitiana

on Lunes, 29 Febrero 2016. Posted in Artículos, Edición 76, Haití, Jean Claude Duvalier, Colonialismo, Internacional, Andrés Fabián Henao

76 Henao

La tesis de este artículo sugiere la tragedia como el género dramático que expresa y problematiza la brecha existente entre la liberación y la libertad, la brecha que caracteriza la eticidad de la post-colonialidad haitiana. Una doble ausencia estructura dicha brecha en el horizonte de la libertad, una que marca la primera afirmación de la libertad ilegible en la segunda o, en otras palabras, una que cuestiona la imposibilidad de traducir la liberación en la libertad de acuerdo a los términos constitutivos de una modernidad incapaz de confrontar la historia de su colonialidad.

 
Andrés Fabián Henao
Fuente de la imagen: http://www.laizquierdadiario.com

La derrota de Toussaint durante la Guerra de Independencia así como su encarcelamiento y muerte en Europa se miran universalmente como una tragedia. Ellas contienen auténticos elementos de la tragedia en tanto que incluso durante la cumbre de la guerra Toussaint luchó por mantener la conexión con Francia como necesaria para Haití en su largo y difícil camino hacia la civilización. Convencido de que la esclavitud nunca sería restaurada en San Domingo, él estaba igualmente convencido que una población de esclavos recientemente llegados de África no podrían alcanzar la civilización mediante su ‘auto-gobierno’ (…)

La harmatia, el defecto trágico, que hemos construido desde Aristóteles, no era un defecto moral en el caso de Toussaint. Se trató de un error específico, un total sub-cálculo de los eventos. Pero aquello que se ha perdido por la libertad imaginativa y la creatividad lógica de los grandes dramaturgos es de cierto modo expiado por la actualidad histórica de dicho dilema” (mi traducción, James [1963] (1989: 287-292))

“Mackandal: No, tú no naciste cuando me obligaron a subir la pira al final de la plaza. Yo pude ver a los esclavos alineados. Se reían, reían. Yo había predicho que Mackandal no podía morir. Ellos se reían, mi General, y sabes, yo reía también. El verdugo me gritaba insultos, incapaz de entender. Yo me fui en medio del trueno que ahogó mis gritos. Esa risa era más fuerte que las llamas. Y tú no habías nacido aún, pero yo te vi parado ahí, tan real como el oficial que comandó el ¡redoble de los tambores! Las llamas te rodearon, de pie junto a mí en la plataforma. Aquí esta tu ejército, tu pueblo. Mira a Haití con su antiguo nombre, que más allá de la muerte ha conseguido amarrar los entramados del destino1

(Mi traducción, Glissant [1961] (2005: 120))

Violencias políticas y política de memorias. Los desafíos del regreso del ex dictador Jean Claude Duvalier en Haití

on Martes, 30 Septiembre 2014. Posted in Artículos, Jean Waddimir Gustinvil, Haití, Jean Claude Duvalier, Edición 42, Internacional

42 Internacional

La dictadura tiende a destruir toda existencia de la pluralidad y de la política. Es así que la primera tarea de un régimen post-dictatorial es la de reconstruir el espacio público instituyendo la pluralidad como fundamento de nuestro estar juntos en una comunidad en devenir. La política es un asunto de lazos.

 
Jean Waddimir Gustinvil
Fuente de la imagen: www.noticiariobarahona.com

Jean Claude Duvalier es el hijo de Francois Duvalier, conocido con el sobrenombre de “Papa Doc”. Este último fue elegido presidente en 1975 con el apoyo del ejército y gobernó el país hasta 1971, año de su muerte. Antes de su fallecimiento designó a su hijo “Baby Doc” como heredero legítimo del poder, quien gobernará de 1971 a 1986 año en que deja el poder luego de una revuelta popular y se exilia en Francia. El régimen de “Baby Doc” es considerado como el más brutal de los dos regímenes, siendo responsable de más de 30.000 asesinatos y ejecuciones. Dirige el país con mano de hierro apoyándose en su fiel milicia armada, los Tontons Macoutes (“Voluntarios de la Seguridad Nacional” VSN), encargada de asegurar el mantenimiento del terror sobre el conjunto de la población. El 16 de enero del 2011 el ex dictador, con la complicidad de algunos países amigos, regresa a Haití poniendo fin a 20 años de exilio. Luego de su regreso, los responsables del Estado hacen todo lo posible por eximirlo de todos los crímenes perpetuados durante su dictadura. A pesar de la ausencia de voluntad política, el ex dictador está siendo procesado por la justicia haitiana por crímenes de lesa humanidad.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones