Jessica Fajardo Carrillo

La Argentina quiere un “Cambio”

on Sábado, 31 Octubre 2015. Posted in Artículos, Edición 68, Jessica Fajardo Carrillo, Argentina, Internacional

68 Jessica

La crisis del Frente Para la Victoria marcó la voluntad de construir un significado alrededor de su cuestionado candidato presidencial, fortaleciéndose palabras como “centro”, “derecha” y “tradicional”.

 
Jessica Fajardo
Fuente de la imagen: www.jornada.unam.mx

Homero Simpson: Ah, ni un solo oso a la vista, la patrulla anti-osos funciona de maravilla.

Lisa Simpson: Eso es autocomplacencia papá.

Homero Simpson: gracias nena.

Lisa Simpson: Según tu lógica puedo alejar los tigres con esta piedra

Homero Simpson: Ah, ¿y cómo funciona?

Lisa Simpson: No funciona, es una piedra inútil. Pero no veo ningún tigre por aquí ¿y tú?

Homero Simpson: Lisa quiero comprarte tu piedra

Los Simpson1.

Cuando llegamos a cierta edad las cosas más mundanas empiezan a cargarse de sentido, renunciamos a buscar la verdad en las palabras y empezamos a tratar de vivir el acontecimiento por sí mismo. Y entonces, aparece la siguiente pregunta: ¿Qué puede provocar los análisis “refinados” sobre la política? En ocasiones, estos análisis (casi siempre convertidos en estadísticas) nos hacen alejarnos de lo concreto, para suspendernos en una nube abstracta, embriagados de palabras que nos dicen cómo “debe” ser la política. Y bueno, observemos la opinión que nos da Fernando Rosso sobre el resultado de las elecciones presidenciales en Argentina. “El candidato del FpV se difuminaba por su propia naturaleza y por opción política en la borrosa frontera de lo que los analistas llamaron el “centro”, que no es más que el ocultamiento de un desplazamiento a la derecha. “Centro” es la forma eufemística y civilizada que tiene para autodefinirse todo aquel representante de la derecha en un país como la Argentina2.

Una opinión sobre el concepto de "Sociedades extremadamente violentas"

on Domingo, 31 Mayo 2015. Posted in Artículos, Christian Gerlach , Sociedades violentas, Edición 58, Jessica Fajardo Carrillo, Nacional, Conflicto armado

58 Jessic

Ahora la violencia no sólo descansa en una estructura política y económica, sino en las relaciones más íntimas de la comunidad; por esa razón la licencia de la civilización se extiende para transformar nuestros “valores y actitudes”. El problema vendrá cuando la cifra estadística evalúe y señale nuestros “valores y actitudes” y no la estructura política y económica. En ese momento todos seremos una amenaza “extremadamente violenta”.

 
Jessica Fajardo Carrillo
Fuente de la imagen: www.agenciadenoticias.unal.edu.co

Estoy de acuerdo con mi rata de Navidad; a pesar de todas las proclamaciones optimistas –“¡Se están haciendo progresos! ¡Otra vez hay esperanzas!”- Todo corre, resbala, se desliza cuesta abajo, hacia un final estadísticamente seguro

Günter Grass (La Ratesa)1

La mejor forma de justificar una intervención “pacifista y democrática”, es afirmar que una “sociedad” es “extremadamente violenta”. Después de hacer una escueta clasificación categórica, Christian Gerlach propone un concepto que puede definir la violencia en Colombia: “Sociedades extremadamente violentas”; “ingeniosamente” Gerlach agrupa, mediante esta propuesta conceptual, las experiencias violentas vividas en Ruanda, Camboya, Timor Oriental, Yugoslavia y la Namibia del colonialismo alemán.

De cómo los yugoslavos descubrieron Argentina*

on Martes, 14 Abril 2015. Posted in Artículos, Migraciones, Yugoslavia, Edición 55, Emigrantes, Jessica Fajardo Carrillo, Argentina, Internacional

55 Jessica

El obrero Krbavcic no era el ciudadano europeo-burgués que esperaban los distinguidos habitantes de la República Argentina. Los Drassich, los Krbavcic y un sin número de familias, decidieron no soportar el hambre de la Europa belicista del siglo XX y trabajar para llenar sus mesas y las mesas de otros; el goce de esos invocados manjares, ya no debían ser exclusivos de unos cuantos, la buena vida debe ser posible para todos.

 
Jessica Fajardo
Fuente de la imagen: http://arcondebuenosaires.com.ar

“Todos los pobres deben tener los medios suficientes para salir de su propia miseria. No existe razón para la exclusión; si seguimos así tendríamos que prendernos fuego todos, y bueno, eso no sería muy civilizado”

Krbavcic Roberto

Mi intención no es confundir al lector con el título del artículo, por esta razón aclaro su sentido desde ahora. Estas dos familias no gozan de prestigio público, no son grandes figuras, pero aun siendo los “anónimos” de las narrativas de historia nacional, son una expresión en vida de lo que ha sido y es una Argentina que se formó en la periferia urbana de la Gran Buenos Aires. No quiero clasificarlos como parte constitutiva del fenómeno migratorio en Argentina, simplemente deseo narrar una experiencia que compartimos los intrusos en Argentina y es el goce vital de alimentarse: la mesa de las familias Krbavcic y Drassich.

La comunidad que viene en Colombia: Plan de Choque de Seguridad Ciudadana

on Viernes, 30 Enero 2015. Posted in Artículos, Seguridad ciudadana, Plan de Choque de Seguridad Ciudadana, Edición 50, Posconflicto, Jessica Fajardo Carrillo, Nacional

50 Jessica

Para el Presidente Santos, paz equivale a acciones de seguridad, que buscan preservar ciertos valores apropiados por el gobierno y las autodefensas. Por esta razón, el Presidente invita a los colombianos a llevar la “lucha contra la delincuencia y a favor de la seguridad”: “todos los colombianos tenemos que sentirnos policías. Tenemos que sentirnos ciudadanos responsables por la seguridad”.

 
Jessica Fajardo
Fuente de la imagen: www.elcolombiano.com

- ¡Ay de ti, matricida! Los amigos de Nerón, al oír aquella mortal injuria dirigida al señor del mundo delante de todo su pueblo, no se atrevían ni a respirar. El Cesar se estremeció y dejó caer la esmeralda. En medio de un silencio de muerte, Crispo esforzando más la voz y llenando con ella el anfiteatro, continuó: - ¡Ay de ti, verdugo de tu mujer y de tu hermano! ¡Ay de ti, Anticristo! ¡El abismo se abre ya bajo tus pies! ¡Pronto te hundirás con tus crímenes en la tumba! ¡Ay de ti, cadáver viviente, que morirás de terror y serás condenado por toda la eternidad Trabajaba Crispo inútilmente por desclavar su mano, como si quisiera maldecir con ella a Nerón. El aspecto de aquél esqueleto vivo no podía ser más imponente; inexorable como el destino, agitaba su blanca barba sobre el pódium imperial y sembraba en él los pétalos que se le desprendían de la corona que llevaba en la cabeza. Y seguía clamando con acento tremebundo: - ¡Ay de ti, asesino! ¡haz colmado la medida y la ira del cielo va a estallar sobre tu cabeza! Con un esfuerzo más violento parecía que iba a desclavar su diestra y dirigirla amenazadora sobre Nerón; pero enseguida aquellos brazos descarnados se alargaron, el cuerpo desfalleció y Crispo, doblando la cabeza sobre el pecho, dejó de existir”

Enrique Sienkiewicz (Quo Vadis).

El artificio paramilitar

on Martes, 14 Octubre 2014. Posted in Artículos, Edición 43, Jessica Fajardo Carrillo, Nacional, Paramilitarismo

43 Jessica

Las prácticas paramilitares están al nivel de deseos e intereses propios. Ante nuestras desgracias, no podemos seguir culpando a los grandes universales de religión, patria y familia; el problema paramilitar radica en que miles de colombianos estamos a la merced de un juicio que está a medida del delirio de “unos”, que no perciben el mundo fuera sus deseos de apropiación territorial.

 
Jessica Fajardo
Fuente de la imagen: http://elpueblo.com.co/

Creemos que nos gobiernan una serie de valores que descansan sobre nuestras cabezas, por esta razón cuando enfrentamos las desgracias e infamias, propias de nuestra historia, culpamos a las grandes ideas que rigen nuestra conducta: religión, Estado, familia o mercado; tenemos la certeza que nuestros actos se justifican por estos grandes preceptos que son incomplexos ¿Cómo podemos entender nuestras prácticas sin verlas en sí mismas?

Las guerras por la Paz

on Martes, 15 Julio 2014. Posted in Artículos, Palestina, Israel, Edición 37, Jessica Fajardo Carrillo, Internacional, Territorio

37 Jessica

Es importante hacer una crítica sobre los límites de la racionalidad política internacional que fundamentan los principios de libertad, humanidad, seguridad y democracia: ¿Qué tipo de política predica sobre los sujetos en este mundo? ¿Es posible que la justicia, la ley y el derecho sean las únicas formas de hacer política? ¿La seguridad y los flujos de "libre" comercio deben construir la idea universal de humanidad? ¿Qué consecuencias trae afirmar la "amenaza terrorista" en un territorio?

 
Jessica Fajardo Carrillo
Fuente de la imagen: www.telegraph.co.uk

Stepan: la libertad es una cárcel mientras haya un solo hombre esclavizado en esta tierra
Los Justos, Albert Camus

La política internacional sugiere el trato de ciertas palabras: libertad, humanidad, seguridad y democracia; más que el trato, la gran política procura buscar la armonía de estas palabras y convertirlas en principios que regulan los ejercicios políticos. Durante décadas, el realismo político versa sobre la necesidad de salvar a los habitantes del mundo de su propia naturaleza, mediante un artificio “racional” y “objetivo” libre de cualquier tipo de deseo, el Estado. Sin embargo, para el realismo político, la existencia de un Estado no garantiza la vida de este artificio salvador, pero no descarta la posibilidad de que un Gran Estado posea esta anhelada cualidad; son pocos los territorios que se regulan con este artificio salvador y ahora tienen la obligación de enseñarles a los demás estados que la ley, la justicia y el derecho son las únicas formas de “hacer” política (lo demás puede ser considerado “criminal”).

La cuestión agraria: un asunto de “Defensa Nacional”

on Jueves, 01 Mayo 2014. Posted in Artículos, Paro agrario, Edición 32, Jessica Fajardo Carrillo, Paro nacional, Nacional

32 JessicaEl Paro Agrario Nacional es un asunto de “Defensa Nacional” con la protesta campesina. La cuestión agraria es discutida y pone en duda el privilegio de territorio y vida en Colombia. Por esta razón, es objeto de acción militar y policial justificada por “certezas” institucionales (infiltración de grupos armados).
 
Jessica Fajardo Carrillo
Fuente de la imagen: www.noticiasrptv.com 

El parto se anticipa: el cinco de abril de 1588, día de Viernes Santo, nace su hijo. Será el máximo pensador político de su estremecido tiempo, pensando el argumento del Estado absoluto Leviatán. En su ancianidad escribió en dísticos latinos una escueta autobiografía. Recordando su nacimiento, recordando a su madre, dice: “Concibió tan gran miedo, que nos parió a mí y al miedo justamente
Thomas Hobbes, Leviatán

En Colombia, el control territorial es una forma de poder que trae consigo acciones ilegales de violencia e instrumentos de coerción institucional. Aún recordamos la violencia bandolera al servicio de implacables gamonales; y ahora vivimos el terror paramilitar al servicio, quizás, de los mismos gamonales que hoy visten otros trajes y tejen renovadas amistades. Pero esto es tema de otra opinión. Hoy me interesan los instrumentos de coerción estatal, pues de allí nace una voluntad bélica, justificada por nuestras instituciones de seguridad. Y me pregunto, ¿Qué puede hacer enfurecer a nuestros altos mandos policiales y militares? ¿Qué motiva el consejo de seguridad extraordinario llevado a cabo este domingo en la Dirección General de la Policía?

La gran comunidad de la violencia y el sistema democrático en Colombia

on Martes, 14 Enero 2014. Posted in Artículos, Jessica Fajardo Carrillo, Edición 25, Uribismo, Nacional, Democracia, Conflicto armado

25 jessicaEn estos momentos de reivindicación y contingencias es imprescindible construir una discusión sobre la gran comunidad de la violencia, reflexionar sobre las premisas de la democracia tradicional y construir un escenario político en donde se acabe con la imposibilidad de vida en Colombia.
 
Jessica Fajardo Carrillo
Fuente: www.laotra.com.ec

“Quería morir de un balazo, rápidamente, sin sufrir. Si lo agarraban vivo, irían a liquidarlo… Se estremecía, arrastrándose con dificultad por el suelo. No tenía miedo de morir. El hombre nace para morir cuando su día llega. Pero, si lo agarraban vivo, iban a torturarlo, a matarlo de a poco, exigiendo el nombre del comandante. Una vez, en el “sertão”, él y algunos otros habían matado así a un trabajador de la plantación, queriendo saber dónde estaba un tipo. Lo habían picado a cuchilladas, con el puñal bien afilado. Le cortaron las orejas, le arrancaron los ojos al desgraciado. No quería morir así. Todo lo que deseaba era un claro por donde los pudiera esperar, con el arma en la mano. Para matar y morir. Para no ser liquidado, como aquel infeliz, en el “sertão””.

De la gran cacería del negro Fagundes1

Ediciones anteriores

Ver más ediciones