Julio Quiñones Páez

Guerra, paz y movilización social

on Martes, 07 Febrero 2017. Posted in Artículos, Edición 99, Julio Quiñones Páez, Nacional, Democracia, Gobierno de Santos, Conflicto armado, Movimientos sociales

99 Julio

Desde la perspectiva de estos autores la posibilidad de evitar las guerras pasa, en último término, por la activación de una variable política entendida como acción desde arriba. No obstante, y a despecho de su peso específico intelectual, ni Einstein ni Freud logran percatarse de que ya en la realidad de su tiempo se venían desarrollando procesos sociales y políticos que ponían en entredicho esa fe en la autonomía del Estado como garante de la paz.

 

Julio Quiñones Páez
Profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia
Fuente de la imagen: http://www.adequacao.com.br/

En su discurso de aceptación del Premio Nobel de Paz el pasado 10 de diciembre, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, movido quizá por la emoción del momento y refiriéndose al fin de la guerra en Colombia, última del hemisferio occidental, compartía una inquietud que calificaba de “audaz”, a saber: “si la guerra puede terminar en un hemisferio, ¿por qué no pueden algún día los dos hemisferios estar libres de ella? Tal vez, hoy más que nunca, podemos atrevernos a imaginar un mundo sin guerra. Lo imposible puede ser posible” (Santos, 2016).

Ser de izquierdas y la segunda vuelta electoral. Reflexiones desde la teoría política

on Jueves, 05 Junio 2014. Posted in Artículos, Julio Quiñones Páez, Edición 35, Elecciones 2014, Nacional, Proceso de paz

35 QuinonesLo que se decida el 15 de junio tiene consecuencias morales en términos de las vidas que están en juego ante una prolongación indefinida del conflicto, pero también en el sentido del compromiso que cualquier persona de izquierdas tiene con la suerte de la propia izquierda colombiana como fuerza política en los próximos años.
 
Julio Quiñones Páez
Fuente de la imagen: http://noticias.co.msn.com/

María Fernanda Cabal, parlamentaria electa del Centro Democrático y esposa del presidente de Fedegan, quien hace varias semanas había exteriorizado su confianza en que el alma del finado García Márquez iría al infierno por cuenta de su amistad con Fidel Castro, expresó en días pasados sus agradecimientos a nuestro señor Jesucristo por haberle dado el triunfo al candidato de su partido en la primera vuelta electoral, hecho que interpretó como un “no pasarán” esgrimido para enfrentar el avance del “comunismo ateo” en Colombia. En condiciones normales, manifestaciones como estas harían las delicias de cualquier persona con una mediana cultura política y buen sentido del humor; sin embargo, y dados los ribetes brutales propios de la historia del conflicto armado colombiano, todo aquel que esté mínimamente familiarizado con la teoría política no puede dejar de ver en las opiniones de Cabal otra cosa que una intuitiva concepción schmittiana de la política, según la cual los que piensan en contravía suya representan esa diferencia ontológica propia de enemigos antes que de adversarios, con lo cual es el escenario militar y no el del debate público el que queda abierto.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones