Justicia

(In)justicias para todos

on Lunes, 13 Febrero 2017. Posted in Artículos, Edición 99, Adriana Romero Sánchez, Sociedades violentas, Justicia, Violencia contra la mujer, Nacional, Medios de comunicación

99 1 Adriana

La promesa de la justicia restaurativa queda en cuestión cuando los mecanismos institucionales y formales no tienen mejores respuestas que soluciones jurídicas y propuestas de reparación económica para el restablecimiento de los daños.

 

Adriana Romero Sánchez
Fuente de la imagen: http://www.doede.net/

Desde hace más de tres décadas ha sido un interés de la criminología y del análisis de medios cómo la televisión y, especialmente, las noticias, le han dado un importante lugar a los casos relacionados con crímenes, en particular aquellos de mayor interés para la ciudadanía: hechos atroces contra la vida y la integridad sexual; delitos contra el patrimonio de todo tipo; contra la libertad, entre otros1. Recientemente, por ejemplo, dos casos de distinta naturaleza han ocupado la atención de los colombianos: por una parte, la trágica historia de la niña Yuliana Samboní; por otra, los escándalos de corrupción alrededor de la firma brasileña Odebrecht.

Justicia penal y restauración ambiental

on Miércoles, 30 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Adolfo Franco Caicedo, Edición 94, Justicia, Derecho penal, Ambientalismo, Nacional

94 Adolfo

Necesitamos datos de entidades públicas y privadas sobre temas ambientales. La falta de éstos es un obstáculo para el ejercicio ciudadano de la defensa del ambiente, pues nos obliga a la confianza ciega de que la administración estatal lo está haciendo y de manera óptima.

 

 
Adolfo Franco Caicedo
Fuente de la imagen: http://www.lookfordiagnosis.com/

Bastante se ha discutido sobre la orientación cada vez más restaurativa –en vez de retributiva- que debería asumir el sistema penal. De acuerdo con la definición que propuso el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas, el modelo de justicia restaurativa es “todo proceso en que la víctima, el delincuente y, cuando proceda, cualesquiera otras personas o miembros de la comunidad afectados por un delito, participen conjuntamente de forma activa en la resolución de cuestiones derivadas del delito, por lo general con la ayuda de un facilitador. Entre los procesos restaurativos se puede incluir la mediación, la conciliación, la celebración de conversaciones y las reuniones para decidir sentencias”1.

¿Y el derecho a un orden global justo?

on Lunes, 31 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Sergio Chaparro, Justicia, Globalización, Internacional

92 Chaparro

El mundo vive tiempos de convulsión e incertidumbre. El malestar con la globalización parece haberse extendido a los países más ricos. ¿Quién capitalizará el descontento y cuál será el orden global resultante?

 
 
Sergio Chaparro Hernández
Fuente de la imagen: http://mundoejecutivoexpress.mx/

Ante fenómenos como el Brexit o el ascenso de Trump, el mundo se pregunta hoy con perplejidad: ¿qué explica el ascenso de este radicalismo global de derecha, caracterizado por la xenofobia, el miedo y el odio a lo diferente, la resistencia al cambio y el nacionalismo? ¿Cómo hacerle frente de forma efectiva?

La Comisión de la Verdad ¿hacia una nueva política de la verdad?

on Domingo, 20 Diciembre 2015. Posted in Artículos, Hernán Alejandro Cortés, Comisión de la Verdad , Edición 71, Justicia, Acuerdos de la Habana, Nacional

71 Hernan

Pero así como la Comisión tiene la tarea de producir lo que, siguiendo a Foucault, podríamos llamar una nueva política de la verdad, dicho producto puede convertirse en un conjunto de hojas sin ningún valor si los movimientos sociales, las instituciones educativas, las organizaciones barriales y la sociedad en general no asumen la tarea de re-pensar el conflicto en virtud de sus condiciones históricas, de repensarlo como una condición que determina lo que es la sociedad hoy.

 
Hernán Alejandro Cortés
Fuente de la imagen: www.batanga.com

“Lo que yo estoy haciendo es una práctica conceptual de la vida que es decir la verdad, las cosas hay que llamarlas por la verdad, en este país no llamamos las cosas de verdad nunca, ni en política, ni en la vida real”

Jaime Garzón (Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=1Vow2NrQKiw&feature=youtu.be)

El pasado 15 de diciembre se celebró en La Habana una ceremonia en la que el gobierno nacional y las FARC-EP daban parte a la prensa nacional e internacional del cierre del punto 5 en la agenda de negociación, el Acuerdo sobre las víctimas del conflicto. Las respuestas no se hicieron esperar; los ya gastados discursos guerreristas se centraron en la impertinencia del acuerdo y en el inminente advenimiento de una paz con impunidad, incluso llegando a convocar a un “paro electoral” ante la decisión del plebiscito por la paz. Por otro lado, los sectores que apoyan el proceso remarcaban la importancia del acuerdo en vista de la irreversibilidad del mismo. Más allá de las rencillas y de los corrillos, que algunas veces carecen de argumentos, lo que está en juego en este escenario es el desarrollo de tres puntos cruciales, no solo para el éxito del proceso, sino para la construcción de cualquier ejercicio democrático: Justicia, Verdad y Reparación.

¿Buenas razones para quemar juzgados?

on Sábado, 14 Noviembre 2015. Posted in Artículos, Juan Sebastián Urdaneta , Edición 69, Justicia, Francia, Nacional, Justicia social

69 Urdaneta

Antes de que la próxima reforma a la justicia rellene a pueblos como Caloto o Miranda de juzgados, si es que lo hace, habría que preguntarles a los ciudadanos qué tipo de justicia demandan, qué jueces se consideran legítimos en el territorio, bajo qué formas jurídicas se sienten amparados. Habría que entender que el lenguaje de la justicia debe corresponderse con el lenguaje del pueblo.

 
Juan Sebastián Urdaneta
Fuente de la imagen: www.lavirtu.com

Frente a los libros hay alguna forma de sacralidad que quienes leen consideran universal. Es por eso que en el proceso previo a la inminente elección de Sarkozy como presidente de Francia, los intelectuales de izquierda se preocupaban no sólo por el inminente ascenso de Los Republicanos (LR) al poder, sino también por las treinta bibliotecas barriales que fueron quemadas por diversos movimientos populares, periféricos y juveniles entre el 2005 y el 2009.

Pizarro y los otros. La paz, la justicia, la incertidumbre

on Domingo, 31 Mayo 2015. Posted in Artículos, Lucas Restrepo, M19, Carlos Pizarro , Justicia, Edición 58, Justicia transicional, Nacional, Justicia social, Proceso de paz

58 Lucas

Si hoy en día es válido hablar de legados, tal vez uno de los más importantes que deja Carlos Pizarro sea su tenacidad en ese intento por traducir institucionalmente una reivindicación sencilla de justicia social.

 
Lucas Restrepo
@lucas_restrepo
Fuente de la imagen: www.lasegunda.com

Como se sabe, las figuras de Carlos Pizarro y del Movimiento 19 de Abril llevan consigo en sus batallas, en su memoria y en sus olvidos incluso, el problema de la paz. Algunos de los suyos fueros protagonistas del diálogo y del acuerdo político para terminar el conflicto armado; otros, simples rastros sin relato. Si ciertamente resulta exagerado afirmar que los acuerdos de 1990 impusieron el tema de la paz en el centro de la agenda política colombiana, sí es innegable que, por algún tiempo al menos, generaron un lenguaje y una ruta a partir de los cuales cualquier problematización futura sobre la guerra colombiana debía ser repensada: los dispositivos de “tratamiento político” de las insurgencias, heredados de la tradición jurídica colombiana, fueron normalizados institucionalmente con su consagración constitucional en 1991 en el horizonte de una terminación pacífica del conflicto armado. De otra parte, un conjunto de medidas institucionales y de prácticas des-institucionalizadas instalaría un discurso de “los derechos” en la gestión de la relaciones entre las instituciones y los individuos. Resta no más decir que, tanto en Colombia como a nivel continental, ese “proceso de democratización” se llevó a cabo condenando al ostracismo a las miles de víctimas que generaron las dictaduras y las guerras sucias, y enviando los acumulados de la defensa de los derechos humanos a las entrañas mismas de la sinuosa burocracia judicial. Una de esas víctimas es sin duda Carlos Pizarro quien se sumó, desarmado, a la lista institucionalmente banalizada de las víctimas del Estado colombiano.

Los tiempos de la justicia

on Martes, 14 Abril 2015. Posted in Artículos, Crisis de la justicia, Justicia, Edición 55, Luis Carlos Sánchez, Justicia transicional, Nacional

55 Luis

El hecho de que la justicia esté hoy atravesada por el espectáculo y la infinitud no significa que la única alternativa disponible sea la renuncia a la justicia. Quizás la crisis de la justicia permite hoy iluminar de un modo distinto la estructura temporal y lingüística con la que habilitamos cada presente en la lucha política.

 
Luis Carlos Sánchez
Fuente de la imagen: http://historiasdelahistoria.com

La toma y retoma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985, sus imágenes, sus misterios y las disputas por su interpretación histórica, han constituido el marco más bien trágico en el que por mucho tiempo se ha interpretado la relación entre el conflicto armado interno y la administración de justicia. Según ese marco, un sistema judicial simultáneamente débil e independiente, expuesto a la cooptación pero conformado en su mayoría por funcionarios valientes, ineficaz pero enraizado en la tradición civilista y legalista colombiana, curiosamente progresista aunque correlativo a un régimen político cerrado y excluyente, fue explícitamente atacado por la ilegalidad y el autoritarismo.

Una crisis profunda, no un problema aislado

on Viernes, 27 Marzo 2015. Posted in Artículos, Corte constitucional, Justicia, Jorge Pretelt , Edición 54, Nacional, José David Copete

54 Copete

El problema de fondo no es la corrupción de uno, dos o todos los magistrados de la Corte Constitucional, es la cooptación de gran parte del Estado por parte de un proyecto político de corte mafioso que se ha posicionado fuertemente en el grueso de la institucionalidad colombiana.

 
José David Copete
Fuente de la imagen: www.elpais.com.com

En las últimas semanas el país ha asistido a otro espectáculo bochornoso, pero que debe asumirse como normal en un régimen en el que las fronteras entre legalidad e ilegalidad se han difuminado, al punto de diluirse. En esta oportunidad, ha salido a la luz pública algo que era un secreto a voces: personas que deben impartir justicia, protegiendo la Constitución de 1991, están implicados en flagrantes casos de corrupción. Estos escándalos ponen en entredicho al espacio jurídico más legítimo y el que se ha distinguido por la honestidad y la seriedad en las últimas dos décadas. Hasta allá ha llegado la dinámica de corrupción que está a la vista de cualquier persona, pero que las élites, los medios masivos y gran parte de la ciudadanía colombiana no quieren ver. Entonces, haciendo gala de una visión harto cuestionable, los medios masivos gritan a los cuatro vientos que estamos ante una “crisis de la justicia”.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones