Luis Carlos Sánchez

Los tiempos de la justicia

on Martes, 14 Abril 2015. Posted in Artículos, Crisis de la justicia, Justicia, Edición 55, Luis Carlos Sánchez, Justicia transicional, Nacional

55 Luis

El hecho de que la justicia esté hoy atravesada por el espectáculo y la infinitud no significa que la única alternativa disponible sea la renuncia a la justicia. Quizás la crisis de la justicia permite hoy iluminar de un modo distinto la estructura temporal y lingüística con la que habilitamos cada presente en la lucha política.

 
Luis Carlos Sánchez
Fuente de la imagen: http://historiasdelahistoria.com

La toma y retoma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985, sus imágenes, sus misterios y las disputas por su interpretación histórica, han constituido el marco más bien trágico en el que por mucho tiempo se ha interpretado la relación entre el conflicto armado interno y la administración de justicia. Según ese marco, un sistema judicial simultáneamente débil e independiente, expuesto a la cooptación pero conformado en su mayoría por funcionarios valientes, ineficaz pero enraizado en la tradición civilista y legalista colombiana, curiosamente progresista aunque correlativo a un régimen político cerrado y excluyente, fue explícitamente atacado por la ilegalidad y el autoritarismo.

El día de los simples

on Martes, 14 Octubre 2014. Posted in Artículos, Edición 43, Luis Carlos Sánchez, Cultura colombiana, Nacional

43 LuisCarlos

Y acaso también, en conexión con esa fuerza, quepa pensar la paz, a menudo traicionada por el entusiasmo imaginativo de sus defensores, como cumplimiento de una promesa abortada, como deposición y pago de una deuda, como desactivación de los mecanismos que aseguran la continuidad de una tradición de despojo y destrucción.

 
Luis Carlos Sánchez
Fuente de la imagen: http://agendapu.blogspot.com/

La idea de una acción histórica, de una acción de cara a la historia, es una de las ideas más fascinantes y a la vez aterradoras del siglo XX. Actuar históricamente tuvo sentidos diversos que podemos agrupar en dos grandes tendencias: para algunos se trataba de comprender las leyes de la historia y actuar de conformidad con ellas, hacer historia comprendiendo sus tendencias y afirmando la propia voluntad ante ellas; y para otros se trataba de entregarse al destino histórico al que eran convocados, la entrega a lo que Alain Badiou ha llamado la “pasión de lo real”.

El orden del uribismo

on Domingo, 29 Junio 2014. Posted in Artículos, Luis Carlos Sánchez, Orden jurídico colombiano , Edición 36, Uribismo, Nacional

36 SanchezEl régimen de Uribe, enteramente engendrado por la crisis, aparece de manera predominante como uno que combinó la forma legal de un estado administrativo que progresivamente adquiría el carácter de un estado gubernativo, con fórmulas de legitimidad cómodamente ancladas en las violentas prácticas políticas y electorales colombianas, que constituyen todavía hoy la base fragmentaria de la democracia colombiana.
 
Luis Carlos Sánchez
Fuente de la imagen: www.vanguardia.com

Una aspiración básica del orden jurídico colombiano consiste en hacer coincidir sin residuos la legalidad de sus instituciones con la legitimidad de sus poderes. Esta no es una aspiración menor ni pertenece exclusivamente al contexto colombiano. Desde la Restauración Francesa de 1814, cuando la monarquía trazó por primera vez la distinción oponiendo la legitimidad del rey a la legalidad del código napoleónico, un esfuerzo más o menos explícito de hacerlas coincidir ha rondado toda la saga de la imaginación política liberal de los últimos dos siglos. ¿Qué significa hacer coincidir la legalidad con la legitimidad? Depende del tipo de régimen, y me gustaría señalar brevemente cuatro posibles significados, a la luz de unas distinciones elaboradas por Carl Schmitt.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones