Mampuján

Wittgenstein, el mito de Filomela y las bordadoras de Mampuján

on Martes, 30 Abril 2013. Posted in Artículos, Mujeres luchadoras, Edición 8, Mampuján, Nacional, Paramilitarismo, Memoria histórica, Andrés Fabián Henao

8 henaoEl decir del silencio es político porque "habla" y "silencio" coexisten conflictiva y simultáneamente en el mismo acto que cuestiona la distribución que separa los que hablan de las que callan.
 
Andrés Fabián Henao
Fuente: www.fiscalia.gov.co

De lo que no se puede hablar, mejor es callarse
(Ludwig Wittgenstein, Tractatus Logico-Philosophicus)

La última línea con la que Wittgenstein concluye su Tractatus encierra una productiva ambigüedad política. Se trata, por un lado, de la crítica que Wittgenstein esgrime contra el poder totalizante de la filosofía, que termina por atribuirse la prerrogativa de hablar con autoridad sobre todo discurso (científico, político, estético, religioso, etc.). Lo que se debe callar, el silencio en donde el habla es impotente, demarca un territorio en que la filosofía ya no puede gobernar, en que la philia (amor) por el saber no termina por convertirlo todo en un objeto del saber filosófico. Contra la hubris (exceso) de la filosofía Wittgenstein denota su finitud, los límites constitutivos del discurso filosófico a partir de los cuáles se puede hacer una cartografía política de su arrogancia.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones