Memoria histórica

Wittgenstein, el mito de Filomela y las bordadoras de Mampuján

on Martes, 30 Abril 2013. Posted in Artículos, Mujeres luchadoras, Edición 8, Mampuján, Nacional, Paramilitarismo, Memoria histórica, Andrés Fabián Henao

8 henaoEl decir del silencio es político porque "habla" y "silencio" coexisten conflictiva y simultáneamente en el mismo acto que cuestiona la distribución que separa los que hablan de las que callan.
 
Andrés Fabián Henao
Fuente: www.fiscalia.gov.co

De lo que no se puede hablar, mejor es callarse
(Ludwig Wittgenstein, Tractatus Logico-Philosophicus)

La última línea con la que Wittgenstein concluye su Tractatus encierra una productiva ambigüedad política. Se trata, por un lado, de la crítica que Wittgenstein esgrime contra el poder totalizante de la filosofía, que termina por atribuirse la prerrogativa de hablar con autoridad sobre todo discurso (científico, político, estético, religioso, etc.). Lo que se debe callar, el silencio en donde el habla es impotente, demarca un territorio en que la filosofía ya no puede gobernar, en que la philia (amor) por el saber no termina por convertirlo todo en un objeto del saber filosófico. Contra la hubris (exceso) de la filosofía Wittgenstein denota su finitud, los límites constitutivos del discurso filosófico a partir de los cuáles se puede hacer una cartografía política de su arrogancia.

Antígona y los ‘falsos positivos’

on Jueves, 14 Febrero 2013. Posted in Artículos, Edición 3, Nacional, Crímenes de Estado , Memoria histórica, Falsos positivos, Andrés Fabián Henao, Violación derechos humanos

3 andresHNo es la voluntad de paz sino sus lógicas, y aquellas de la guerra, lo que ha cambiado con la nueva versión de la tragedia colombiana. Ahora se trata de un conflicto político que confronta dos formas de la identidad en relación con la memoria y con el olvido.
 
Andrés Fabián Henao
Fuente: http://santanderaudiovisual.blogspot.com.es/
Según los estudios más recientes, el general y poeta griego, Sófocles, escribió su Antígona en el año 441 antes de la era común. Tendría unos cuarenta y cuatro años y parece ser que el éxito de la obra fue tal que los atenienses lo eligieron junto con otros ocho generales, incluido el gran artífice de la democracia griega, Pericles, para liderar una campaña encargada de aplastar la revuelta de Samos, ese mismo año. Aquella cautivadora fuerza que la tragedia no ha dejado de ejercer en su audiencia desde sus orígenes en Atenas (cuando Demóstenes citaba pasajes completos durante sus intervenciones en la asamblea griega y Aristóteles volvía continuamente a ella en su Política), no ha perdido su vigor, todo lo contrario, parece ser que nunca antes en su historia el texto de Sófocles ha gozado de tanta atención como hoy en día.
<<  1 2 [3

Ediciones anteriores

Ver más ediciones