Nicolás Jiménez Iguarán

Cárceles, participación y transformaciones para la paz

on Jueves, 30 Junio 2016. Posted in Artículos, Edición 84, Presos políticos, Cárcel, Nicolás Jiménez Iguarán, Nacional, Proceso de paz

84 Nicolas

El momento exige la confluencia de todos los procesos, de todas las agendas y de todas las esperanzas del conjunto de la sociedad. Para esto la participación de la población privada de la libertad y sus familias es fundamental y necesaria, no solo como un ejercicio de defensa de los derechos humanos, sino como una garantía para una verdadera democracia, base fundamental para la superación del conflicto y la edificación de una paz con justicia social.

 
Nicolás Jiménez
Fuente de la imagen: https://www.alponiente.com

Es así como, transformando la humillación de estos claustros, el

encuentro se convierte en el dispositivo pedagógico fundamental de la

participación en la solución del conflicto colombiano.

Movimiento de Presos Políticos Camilo Torres Restrepo

Cárcel Bellavista de Medellín-Antioquia

¡Lo que pasa en las cárceles no es una crisis, es una política de Estado!

La actual situación carcelaria que vive el país no sólo es crítica sino crónica. El pasado 5 de mayo la propia Defensoría del Pueblo señaló que la declaratoria de emergencia carcelaria decretada por el nuevo Ministro de Justicia, Jorge Londoño, es “tan solo un paliativo que no le permite al Gobierno adoptar medidas legislativas de fondo, como flexibilizar los requisitos para la concesión de subrogados penales (libertad condicional, prisión domiciliaria y el sistema de vigilancia electrónica)1”.

Algunas reflexiones a propósito de la nueva Ley de Protección Animal

on Domingo, 14 Febrero 2016. Posted in Artículos, Ley de Protección Animal, Edición 75, Nicolás Jiménez Iguarán, Animalismo, Nacional

75 Nicolas

Por ahora es necesario superar dos simplismos: por un lado, el sentimentalismo que nos lleva, a lo mucho, a ser “amigo de los animales” y a defender “mascotas”, condenando fuertemente el maltrato animal contra unas especies, pero legitimando el maltrato contra otras. Y por el otro, no podemos reducir la lucha por la liberación animal y los derechos de los animales a una cruzada moral e individualista sin trascendencia social y política.

 
Nicolás Jiménez Iguarán
Fuente de la imagen: http://multiayuda.com/

«El sentimentalismo [es] un mal equilibrio del sentimiento, una inconsistencia que conduce a los hombres a atacar un abuso mientras ignoran o condonan otro allí donde también es de desear una reforma»

Henry S. Salt, Los derechos de los animales

¿Son los derechos de los animales un deber del individuo o una responsabilidad de la sociedad? ¿Es el movimiento por los derechos animales una cruzada moral o un movimiento social con una agenda política?

Kim Stallwood

Norm Phelps dice algo que es muy cierto: “intentar ganar la lucha por la liberación animal persuadiendo al mundo entero de volverse vegano es una tarea eterna”1. Esto no quiere decir que el veganismo no sea un imperativo ético, sino que para producir realmente una transformación hay que hacer algo más que mesas informativas.

Con consulta o sin consulta las corridas de toros se tienen que acabar

on Miércoles, 30 Septiembre 2015. Posted in Artículos, Corrida de toros, Edición 66, Nicolás Jiménez Iguarán, Animalismo, Consulta popular, Nacional

66 NicolasJ

El movimiento animalista convenció al país, con argumentos, acerca de la necesidad de prohibir las corridas de toros. A pesar de los ataques mediáticos se posicionó en el debate público y logró articular su discurso con el tema de paz. Por ahora, no ha logrado conquistar el instrumento que había proyectado alcanzar para que se prohíban las corridas de toros en Bogotá, pero se ha ido abriendo un camino importante.

 
Nicolás Jiménez Iguarán
@xnicoveganx
Fuente de la imagen: ww.elespectador.com

El pasado 24 de septiembre el Consejo de Estado revocó el aval que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca le había dado a la consulta antitaurina en Bogotá. Esta decisión no resulta sorprendente. Los taurinos siempre han jugado sucio. Son matones de profesión y politiqueros desahuciados que no pueden vivir sin sangre. El poder de quienes ejercen la violencia y se otorgan el derecho a matar, les permite imponer y perpetuar sus intereses. Esa ha sido la historia de Colombia por más de 50 años. La posibilidad de erradicar democráticamente la tauromaquia está viciada por los aparatos de poder reaccionarios que las élites ganaderas y paramilitares de este país han dirigido durante décadas.

¿Para qué sirve la extradición en Colombia?

on Miércoles, 15 Julio 2015. Posted in Artículos, Extradición , Edición 61, Nicolás Jiménez Iguarán, Nacional, Derechos Humanos

61 Nicolas

No se trata, por supuesto, de negar la posibilidad de la cooperación entre países sino, por el contrario, de enfatizar en que las relaciones internacionales deben promover la soberanía de las naciones, su autodeterminación y el respeto por los derechos humanos, así como el ejercicio propio de la justicia, sin desconocer los imperativos ético-políticos a que puedan dar lugar situaciones que violen el derecho internacional.

 
Nicolás Jiménez Iguarán
Fuente de la imagen: www.cb24.tv

El imperialismo capitalista se proclama defensor de la libertad mientras va encadenando a todos los pueblos que de buena o de mala fe tienen que aceptar sus inapelables exigencias

Eva Perón

Entre los principios de la “cooperación internacional” se encuentran la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía. Para aplicar esta forma de cooperación, han sido creados diversos mecanismos que buscan fortalecer la paz, la justicia y la seguridad a nivel nacional e internacional. Uno de estos mecanismos es la extradición. De acuerdo con la Corte Constitucional, esta figura jurídica busca “impedir que una persona que ha cometido un delito en el exterior burle la acción de la justicia, refugiándose en un país distinto de aquel en el que se cometió el delito”1. Sin embargo, cuando se mira de cerca, la extradición no deja de despertar sospechas, máxime cuando el contexto internacional pone en evidencia una profunda desigualdad y un elevado desprecio por la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.

La politización del delito político, una condición para la paz

on Domingo, 14 Diciembre 2014. Posted in Artículos, Nicolás Jiménez Iguarán, Delito político, Edición 47, Nacional, Proceso de paz

47 Nicolas

No hemos llegado ni al fin de la historia, ni al fin de las ideologías. Al contrario, este es el momento en el que debemos disputarnos nuestro derecho a la paz con todas su dificultades y nudos, en el entendido de que la historia aún puede tomar otro camino.

 
Nicolás Jiménez Iguarán
Fuente de la imagen: http://www.ipc.org.co/

El delincuente político es, en principio, un disidente, un rebelde

Carlos Gaviria Díaz

En 1997 el excomandante de las fuerzas militares, Harold Bedoya Pizarro, presentó una demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 127 del Código Penal de 19801, el cual exoneraba a los rebeldes y sediciosos de pagar penas por los “hechos punibles cometidos en combate”, mientras estos no fueran actos de ferocidad, barbarie o terrorismo. La decisión de la Corte Constitucional (C-456 de 1997), al fallar a favor del demandante, alteró sustancialmente el elemento subjetivo del delito político, otrora garantía del estatus beligerante de la insurgencia. El exmagistrado Carlos Gaviria Díaz, en su salvamento de voto, advirtió que “una restricción de tal magnitud del concepto de delito político tendría graves consecuencias para cualquier proceso de paz con los alzados en armas”2. Y esto es precisamente lo que está pasando hoy en día3.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones