Proceso de paz

Un nuevo acuerdo, unos nuevos desacuerdos: ¿Qué pasará con la Ley 160 de 1994 durante la implementación de los acuerdos?

on Domingo, 15 Enero 2017. Posted in Artículos, Edición 97, Laura Gabriela Gutiérrez , Zidres, Acuerdos de la Habana, Nacional, Desarrollo rural, Proceso de paz

97 Laura

Esta discusión sobre la modificación del actual modelo de desarrollo rural se dio durante la aprobación de la Ley de Zidres en el Congreso de la República. Quienes promovieron esta iniciativa hicieron una presentación maniquea de los bajos resultados de la Ley 160 en la consecución de sus propios objetivos, principalmente el de dotación de tierras, y concluyeron que había que descartarla como modelo de regulación y adjudicación de la propiedad rural. Entre tanto, los detractores de las Zidres desvirtuaron estas afirmaciones a través de estudios serios que daban cuenta de que el problema de la ley agraria no es el modelo sino su falta de ejecución y la corrupción del Incoder en la adjudicación de las tierras.

 

Laura Gabriela Gutiérrez
Fuente de la imagen: https://www.minagricultura.gov.co

En una columna anterior, la penúltima de esta serie sobre las modificaciones al Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc, mencionaba los eventuales riesgos de la creación de una comisión de expertos en asuntos de tierras que formule recomendaciones de reformas normativas y de política pública, por el impacto que estas podrían tener en la Ley 1448 de 2011 (Restitución de Tierras) y en la Ley 160 de 1994 (Regulación Agraria). Habiendo evacuado el tema de restitución, me concentraré en esta última columna en los riesgos de la reforma a la Ley 160.

La intensificación de la represión a líderes sociales en torno a la firma de la paz: Un debate crucial para Colombia

on Domingo, 15 Enero 2017. Posted in Artículos, Edición 97, Sociedades violentas, Conflictos sociales y políticos, Julie Massal, Nacional, Derechos Humanos, Organizaciones populares, Movimientos sociales, Proceso de paz

97 Massal1Aunque es todavía difícil conseguir datos claros y reconocidos por todas las partes, el nivel de homicidio y amenaza de los líderes sociales y defensores de los derechos humanos se ha vuelto objeto de atención tanto de la prensa más mediática como del Gobierno, que al menos lo menciona y lo discute, aunque le falta construir políticas públicas para la resolución de tan preocupante asunto. El hecho que este problema tan preocupante se haya hecho presente en el debate público en sí mismo es un avance destacable, aunque falta mucho camino por recorrer.

 

Julie Massal
Fuente de la imagen: http://ensegundos.do/

Un reciente escándalo surgió en Colombia a raíz de la publicación de las fotos de algunos observadores de la misión de verificación de la ONU bailando con guerrilleras de las FARC durante las fiestas de fin de año. Se consideró en algunas esferas del poder que no era apropiado dicho comportamiento porque rompía con la neutralidad esperada de miembros de un organismo internacional encargado de apoyar el proceso de paz y en particular la desmovilización guerrillera. No deja de sorprender que este llamado a la neutralidad ocurra hacia un organismo que trabaja en la reinserción de un grupo guerrillero que ha firmado no uno sino dos acuerdos de paz en el lapso de los últimos cuatro meses, el segundo siendo aún menos conforme a sus intereses, para lograr al fin la paz después de décadas de guerra. Un grupo que dejó, por tanto, de ser un enemigo, y que, sin embargo, sigue siendo objeto de sospecha o de cierta estigmatización. ¿Viejos reflejos de guerra?

Sobre la definición de una estrategia: desde la implementación hacia la transición

on Sábado, 14 Enero 2017. Posted in Artículos, Edición 97, Andrés Felipe López, FARC, ELN, Acuerdos de la Habana, Nacional, Proceso de paz

97 AndresLopezCreo que este momento pasa por identificar qué sectores están dispuestos a trabajar en pro de construir una transición democrática y a partir de la elaboración de un programa que tenga como base fundamental el Acuerdo de La Habana y los posibles avances de negociación con otras fuerzas armadas de oposición, apostar por este gobierno de transición que fije como base primera una verdadera apertura democrática.
 
Andrés Felipe López
Fuente de la imagen: http://compartirpalabramaestra.org/

El espacio político abierto por las negociaciones en La Habana y el Acuerdo de paz entre Gobierno y FARC debería ser aprovechado de cara a lo que viene. Lo que viene en lo inmediato es (esperamos) la apertura oficial de negociaciones directas entre el ELN y el Gobierno Nacional, la defensa de los acuerdos de La Habana en el Congreso a través del movimiento ciudadano "Voces de Paz " y, más aún, lo que siempre hemos denominado implementación de los Acuerdos, que no significa otra cosa que la puesta en práctica de esa apertura política en las diferentes regiones.

De la Ley de Justicia y Paz al “fast track”: diferencias y necesidades

on Sábado, 17 Diciembre 2016. Posted in Artículos, fast track, Edición 95, FARC, Camilo Andrés Galindo, Nacional, Proceso de paz

95 Galindo

Al verse suspendida la reforma constitucional que incluía mecanismos excepcionales para hacer una implementación que dé cuenta de dicha complejidad con ocasión del resultado del plebiscito, la decisión de la Corte sobre la refrendación popular es coherente con las dificultades que se han sorteado para adelantar el proceso, pues establece que la refrendación popular para este caso se compone de diferentes decisiones democráticas directas e indirectas interconectadas como un proceso y no un momento único.

 

 
Camilo Andrés Galindo
Fuente de la imagen: https://dpicuantico.com

En días recientes, la Corte Constitucional emitió el comunicado de prensa relativo a la sentencia C-699 de 2016, en la cual se analizó la constitucionalidad del Acto Legislativo 1 de 2016, “por medio del cual se establecen instrumentos para facilitar y asegurar la construcción de una paz estable y duradera”. La demanda contra esta reforma constitucional buscaba que el mencionado tribunal declarara contrarios a la Constitución Política dos artículos de la misma en los cuales (i) se crea un procedimiento legislativo especial para la paz, cuya finalidad es que, de manera transitoria y excepcional, se puedan tramitar reformas constitucionales en cuatro debates en una sola vuelta (actualmente, se requieren ocho debates en dos vueltas), y (ii) se le otorga al Presidente de la República facultades para expedir decretos con fuerza de ley cuyo objeto sea facilitar y asegurar la implementación y desarrollo del Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

La legitimidad democrática del acuerdo de paz final (más allá de los resultados del plebiscito)

on Domingo, 11 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Plebiscito, Acuerdos de la Habana, Nacional, Régis Bar, Democracia, Proceso de paz

95 Regis

El Acuerdo entre el gobierno y las FARC no es perfecto, ni traerá de por sí una paz "absoluta" para el país, sin embargo es un paso imprescindible en la "normalización" necesaria para la construcción de una paz estable y duradera y de una auténtica democracia.

 

 
Régis Bar
@RegBarF
Fuente de la imagen: http://laprensa.peru.com

Desde el anuncio de un nuevo y definitivo acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC, y más aún desde la oficialización de su referendación vía Congreso, las fuerzas políticas más reaccionarias del país, que se autodesignaron como los "voceros" del No al plebiscito, lo han calificado como una grave violación de la democracia colombiana. Apoyándose en el "triunfo" del No en la consulta del pasado 2 de octubre, han llevado a cabo una campaña de denuncia del autoritarismo y de la ilegitimidad del Gobierno que "hizo conejo" a los votantes, hablando incluso de "golpe de Estado". Si bien no se puede negar que el primer acuerdo de paz fue rechazado en las urnas, es necesario ir más allá de esta interpretación simplista y sesgada, para tratar de acercarse a un análisis global de la situación y determinar en qué medida el nuevo Acuerdo de paz es legítimo, o no, desde un punto de vista democrático.

La Paz y la indecidibilidad democrática

on Sábado, 10 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, FARC, Acuerdos de la Habana, Jaime Rafael Nieto, Nacional, Proceso de paz

95 Nieto

Depositar la refrendación de los Acuerdos de Paz en el Congreso de la República, no sólo es errar el camino y repetir el modelo de democracia de minorías o de élites, sino edificar el futuro de la paz en terreno pedregoso. Los acuerdos de paz, para ser sostenibles y legítimos, sólo pueden ser refrendados a través de la más amplia y democrática participación de la ciudadanía.

 

 
Jaime Rafael Nieto
Fuente de la imagen: http://elpilon.com.co/

Después de una larga y tediosa negociación de más de cuatro años, es sólo a partir del 23 de junio, cuando se anuncia desde la Mesa de La Habana el cese al fuego bilateral y definitivo entre el Gobierno y las FARC-EP, que el proceso de paz en Colombia entra en una fase ascendente y definitiva. El punto culminante de esta fase ascendente fue la firma protocolaria del Acuerdo de La Habana en la ciudad de Cartagena el pasado 26 de septiembre. El 2 de octubre, tras la consulta plebiscitaria en la que triunfó el No por un estrecho y dudoso margen sobre el Sí, el proceso paró en seco. La linealidad ascendente pareció interrumpirse de manera abrupta, impredecible. Fue el momento de los sentimientos encontrados y de las incertidumbres. Mientras la extrema derecha encabezada por Uribe Vélez se regocijaba con el pírrico y tramposo triunfo, los 6 millones que votaron por el Sí, se sumían en la frustración y la rabia.

Urge exhumar la verdad de las desapariciones forzadas. La implementación de la UBPD una oportunidad para tener respuestas de los desaparecidos

on Domingo, 04 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Pablo Cala, Edición 95, Desaparecidos, Víctimas, Nacional, Derechos Humanos, Proceso de paz

95 Cala

El mayor reto que tenemos es aprender como sociedad que la desaparición forzada ha sido el mecanismo de represión estatal más utilizado para ocultar la responsabilidad del victimario, para desaparecer pruebas y generar mayor daño en el tiempo.

 

Pablo Cala
Defensor de los Derechos Humanos, miembro del Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda, organización parte de la Mesa de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de la Coeuropa y el Comité de Impulso del MOVICE.
Fuente de la imagen: http://www.elpais.com.co/

“Todo está lleno de ti, y todo de mí está lleno: llenas están las ciudades, igual que los cementerios de ti, por todas las casas, de mí, por todos los cuerpos. (…) Todo está lleno de ti, traspasado de tu pelo: de algo que no he conseguido y que busco entre tus huesos.

Miguel Hernández

Urge exhumar la verdad de las desapariciones forzadas, es la tarea que tendrá la Unidad para la Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) creada en el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Esta Unidad, descrita en el numeral 5.1.1.2. del Acuerdo final, se enfrentará a varios retos desde las funciones que le han encomendado, aquí resalto los que considero más relevantes:

El oportunismo plebiscitario y la paz

on Sábado, 03 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Plebiscito, Uribismo, Nacional, Edwin Cruz, Proceso de paz

95 Edwin2

Quienes hoy están en deuda con la paz no son las FARC ni es el Gobierno de Santos, sino los partidarios del No al Acuerdo. Su cuestionamiento, con argumentos falaces pero sonoros y escandalosos, a cualquier iniciativa que contribuya a la paz, evidencia que sólo ellos continúan pensando la política bajo el esquema amigo-enemigo; tanto que ni siquiera han tenido la delicadeza de rechazar con el ahínco que los caracteriza la guerra sucia en contra de los líderes sociales, la misma que pelecha en el ambiente de odio y venganza que su discurso contribuye a crear.

 

Edwin Cruz
Fuente de la imagen: http://www.elespectador.com/

Tras la refrendación del Acuerdo de paz en el Congreso, quedó en el ambiente cierta incertidumbre producto, por una parte, de la decisión que tomará la Corte Constitucional acerca del denominado “fast track”, mecanismo que permite dar rápido trámite a la legislación necesaria para la implementación y, por otra, por las propuestas, no sólo de los uribistas, de convocar otra consulta, referendo o plebiscito, como un mecanismo de refrendación adicional.

Incoherencia moral y consistencia programática de los negacionistas

on Jueves, 01 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, FARC, Darío Restrepo, Álvaro Uribe, Uribismo, Nacional, Proceso de paz

94 Dario

Los negacionistas siempre se opusieron a la negociación del gobierno de Santos con las FARC, porque consideraron que tras 8 años de confrontación abierta durante Uribe, la guerrilla estaba debilitada y los intereses que representaba el gobierno se habían fortalecido en el campo económico y político. Ya no había que negociar, mejor era continuar con la confrontación abierta, hasta forzar la renuncia de la causa insurgente, sin ceder nada a cambio.

 

 
Darío I Restrepo
Profesor de la Universidad Nacional de Colombia
Fuente de la imagen: http://jumpahead.education/

El acuerdo fundamental en la dirigencia de “la campaña del NO” es el negacionismo y la más sobresaliente de las negaciones es la existencia del conflicto armado en Colombia. Uribe presidente incluso prohibió a los funcionarios hablar del conflicto interno, que no era otra cosa que una “amenaza terrorista” contra la población y el Estado, de parte de bandas narcoterroristas que debían ser sometidas. Si no hay conflicto, no hay causas que lo justifiquen, o aunque sea que lo expliquen, ni tampoco “actores de la violencia”, que es la manera colombiana de señalar las prácticas irregulares de las agencias de seguridad del Estado, y la participación de políticos y empresarios en la financiación y apoyo de los ejércitos contrainsurgentes.

Que el genocidio no se repita

on Miércoles, 30 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, Genocidio, Marcela Rodríguez Guzmán, FARC, Acuerdos de la Habana, Nacional, Proceso de paz

94 MarcelaR

Muchas de las medidas de protección que realmente necesitan las organizaciones sociales no dependen de los esquemas de seguridad que se disputan los políticos o que algunos usan como símbolo de ascenso social. Entre otras cosas, porque hemos constatado que el Estado colombiano ha usado estos mismos esquemas para realizar acciones de inteligencia e incluso atentar contra la vida de las y los líderes.

 

 
Marcela Rodríguez Guzmán
Fuente de la imagen: http://www.victoriaholguin.com/

La firma de los nuevos acuerdos de la Mesa de Negociación Gobierno- FARC- estuvo antecedida por un fin de semana bañado en sangre de militantes del movimiento social, particularmente de Marcha Patriótica, que ha denunciado más de 124 asesinatos de sus miembros desde su fundación.

<<  1 [23 4 5 6  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones