Proceso de paz

El oportunismo plebiscitario y la paz

on Sábado, 03 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Plebiscito, Uribismo, Nacional, Edwin Cruz, Proceso de paz

95 Edwin2

Quienes hoy están en deuda con la paz no son las FARC ni es el Gobierno de Santos, sino los partidarios del No al Acuerdo. Su cuestionamiento, con argumentos falaces pero sonoros y escandalosos, a cualquier iniciativa que contribuya a la paz, evidencia que sólo ellos continúan pensando la política bajo el esquema amigo-enemigo; tanto que ni siquiera han tenido la delicadeza de rechazar con el ahínco que los caracteriza la guerra sucia en contra de los líderes sociales, la misma que pelecha en el ambiente de odio y venganza que su discurso contribuye a crear.

 

Edwin Cruz
Fuente de la imagen: http://www.elespectador.com/

Tras la refrendación del Acuerdo de paz en el Congreso, quedó en el ambiente cierta incertidumbre producto, por una parte, de la decisión que tomará la Corte Constitucional acerca del denominado “fast track”, mecanismo que permite dar rápido trámite a la legislación necesaria para la implementación y, por otra, por las propuestas, no sólo de los uribistas, de convocar otra consulta, referendo o plebiscito, como un mecanismo de refrendación adicional.

Incoherencia moral y consistencia programática de los negacionistas

on Jueves, 01 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, FARC, Darío Restrepo, Álvaro Uribe, Uribismo, Nacional, Proceso de paz

94 Dario

Los negacionistas siempre se opusieron a la negociación del gobierno de Santos con las FARC, porque consideraron que tras 8 años de confrontación abierta durante Uribe, la guerrilla estaba debilitada y los intereses que representaba el gobierno se habían fortalecido en el campo económico y político. Ya no había que negociar, mejor era continuar con la confrontación abierta, hasta forzar la renuncia de la causa insurgente, sin ceder nada a cambio.

 

 
Darío I Restrepo
Profesor de la Universidad Nacional de Colombia
Fuente de la imagen: http://jumpahead.education/

El acuerdo fundamental en la dirigencia de “la campaña del NO” es el negacionismo y la más sobresaliente de las negaciones es la existencia del conflicto armado en Colombia. Uribe presidente incluso prohibió a los funcionarios hablar del conflicto interno, que no era otra cosa que una “amenaza terrorista” contra la población y el Estado, de parte de bandas narcoterroristas que debían ser sometidas. Si no hay conflicto, no hay causas que lo justifiquen, o aunque sea que lo expliquen, ni tampoco “actores de la violencia”, que es la manera colombiana de señalar las prácticas irregulares de las agencias de seguridad del Estado, y la participación de políticos y empresarios en la financiación y apoyo de los ejércitos contrainsurgentes.

Que el genocidio no se repita

on Miércoles, 30 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 94, Genocidio, Marcela Rodríguez Guzmán, FARC, Acuerdos de la Habana, Nacional, Proceso de paz

94 MarcelaR

Muchas de las medidas de protección que realmente necesitan las organizaciones sociales no dependen de los esquemas de seguridad que se disputan los políticos o que algunos usan como símbolo de ascenso social. Entre otras cosas, porque hemos constatado que el Estado colombiano ha usado estos mismos esquemas para realizar acciones de inteligencia e incluso atentar contra la vida de las y los líderes.

 

 
Marcela Rodríguez Guzmán
Fuente de la imagen: http://www.victoriaholguin.com/

La firma de los nuevos acuerdos de la Mesa de Negociación Gobierno- FARC- estuvo antecedida por un fin de semana bañado en sangre de militantes del movimiento social, particularmente de Marcha Patriótica, que ha denunciado más de 124 asesinatos de sus miembros desde su fundación.

La refrendación de la paz: ¡que el pueblo decida!

on Lunes, 28 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 95, Acuerdos de la Habana, Nacional, Edwin Cruz, Proceso de paz

95 Edwin

Los problemas de legitimación de la paz a los que nos enfrentamos en la actualidad están enraizados en esa proscripción política del pueblo. Eso mismo ocurrió en 1991, porque la Constitución nunca logró realizarse como el gran acuerdo de paz que nos enseñaban en las clases de educación cívica en el colegio. A ese pacto entre el M-19 y los sectores progresistas del bipartidismo le faltó un pueblo, le faltó un conjunto de ciudadanos que irrumpieran en el escenario político para hacer valer sus derechos y asumir sus deberes.

 

 
Edwin Cruz
Fuente de la imagen: http://deracamandaca.com/

El martes 29 de noviembre, a las 9 am empezarán las discusiones para refrendar el Acuerdo de paz en el Congreso. Los defensores del No han dicho que no se ha respetado la voluntad del pueblo expresada en el plebiscito del 2 de octubre. Por eso parecen inclinarse por la convocatoria de un referendo, en lugar de permitir que sea el Congreso, que ahora les parece “ilegítimo”, el encargado de la refrendación. Así, sostienen, el pueblo se pronunciaría sobre el futuro del Acuerdo.

Un nuevo Acuerdo y unos nuevos desacuerdos: Enfoque de género

on Martes, 15 Noviembre 2016. Posted in Artículos, Edición 93, Laura Gabriela Gutiérrez , Plebiscito, Estudios de género, Violencia contra la mujer, Nacional, Desarrollo rural, Proceso de paz

93 Gabriela

El enfoque de género y sus pertinentes reflexiones sobre la construcción de identidades es una herramienta que permite ahondar no solamente en la dimensión pública de los sujetos y su interacción con las instituciones, sino en las circunstancias del ámbito privado que tienen un fuerte impacto en la manera y nivel de relacionamiento con dichas instituciones, y en consecuencia, el mayor o menor impacto de las políticas públicas en la transformación de realidades desventajosas para ciertos grupos poblacionales.

 
 
Laura Gabriela Gutiérrez
Fuente de la imagen: http://www.elcolombiano.com/

El Nuevo Acuerdo al que llegaron el Gobierno Nacional y las Farc en días recientes es la oportunidad perfecta para quienes votamos por el Sí en el plebiscito de volver con más fuerza a intervenir en las discusiones sobre el ‘Gran Pacto’ que, se espera, nos permita transitar del conflicto armado a la reconstrucción del país a través de la discusión por las vías de la democracia. Conocer concretamente cuáles fueron las modificaciones en el texto es la ventaja que nos han devuelto y nuestra posibilidad de alistarnos para una implementación participativa y crítica de dicho acuerdo.

¡Acuerdo ya! El fin de la guerra está próximo

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Manuel Garzón, Plebiscito, Acuerdos de la Habana, Nacional, Proceso de paz

92 Manuel

No parecen convenientes, ni ágiles, las propuestas bien intencionadas de realizar consultas populares o convocar a un nuevo plebiscito; tampoco buscar la solución en audaces figuras jurídicas que se realicen en el seno del Congreso o en sentencias o autos de la Corte Constitucional. La solución está en las calles y en la movilización popular: el deber jurídico y la responsabilidad política de dar validez al Acuerdo corresponde al Gobierno Nacional y principalmente al Presidente de la República, quien conserva todas las facultades jurídicas que le permiten implementarlo. La decisión es política, tiene un contexto favorable para tomarla y es urgente que lo haga cuanto antes. Debemos exigírselo.

 
 
Manuel Garzón
Fuente de la imagen: https://conexos.com.mx/

La solución política que resuelva el impase sufrido el 2 de octubre con la pérdida en el plebiscito está cerca. Pese al complejo panorama y a la crisis desatada en su momento, los hechos políticos venideros -internos y externos- permiten asumir que el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, con algunas precisiones y ajustes, saldrá adelante. Los objetivos estratégicos respecto a la paz se han postergado, pero son una realidad ineludible y cercana.

Paz: convicción o responsabilidad

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Gerardo de Francisco Mora, Ética, Nacional, Proceso de paz

92 Gerardo

Todos los actores involucrados deben asumir la responsabilidad de llevar el Acuerdo a buen término con la mayor brevedad posible, la renegociación centrada en garantizar valores como la democracia, la justicia, o las instituciones más que facilitar la realización de una paz estable y duradera producirá que los Acuerdos de paz pierdan la poca legitimidad que ya tenían.

 
 
Gerardo de Francisco Mora
Fuente de la imagen: www.granma.cu

Ahora, y una vez que pase el cansancio, quedará desacreditada la paz, no la guerra. Una consecuencia de la ética absoluta.

Weber, La política como vocación

En 1919, Max Weber dio una conferencia llamada La política como vocación, en esta aparece una distinción que es oportuno recordar en estos momentos de incertidumbre. Según Weber hay dos formas, irremediablemente opuestas, de orientar éticamente la acción política. La primera forma se refiere a la ética de la convicción, la segunda se refiere a la ética de la responsabilidad. Antes de analizar las características de estas formas de orientar la acción política es necesario mencionar que en este esquema hay un actor privilegiado: el político de profesión. Por lo tanto, algunas de sus ideas pueden parecer desconectadas de conceptos centrales de la reflexión política contemporánea como el sujeto, el pueblo, la multitud o los movimientos sociales. Sin embargo, el escenario político actual obliga a explorar la relevancia de cada uno de los actores políticos implicados en el futuro del Acuerdo de paz.

La primavera de la paz

on Domingo, 30 Octubre 2016. Posted in Artículos, Paz a la calle, Edición 92, Andrés Camacho, FARC, Nacional, Proceso de paz

92 Camacho

Esta es la Primavera de la Paz, tuvieron que transcurrir 14 años, miles de asesinatos y millones de pérdidas económicas y materiales para que entendiéramos como país que la guerra no va más. Ya hemos ganado el nobel (que lo merece es el pueblo colombiano por persistir en la paz), ya hemos ganado la extensión del plazo para el cese bilateral (que debe ser definitivo), ya hemos ganado la mesa con el ELN (que pronto debe arrancar), pero esta primavera no puede parar hasta ganar la más hermosa de todas las batallas: la paz, estable, duradera, real, democrática y completa.

 
 
Andrés Camacho
@andrescamachomp
Fuente de la imagen: http://radiomacondo.fm/

El 9 de Junio de 1998 Andrés Pastrana siendo candidato presidencial se reunió con el jefe máximo de FARC-EP, Manuel Marulanda Vélez, este encuentro sería determinante para el resultado electoral que lo llevó a convertirse en presidente de Colombia y tomar posesión el 7 de Agosto. El 14 de Octubre del mismo año, por mandato presidencial, se establece la Zona de Distención, a su vez se reconoce estatus político a las FARC-EP y se brindan garantías a los voceros negociadores de dicha guerrilla. Este sería el inicio de un camino tortuoso y un proceso difícil marcado por duros episodios que se dieron en el marco del sostenimiento de la confrontación en medio del diálogo, la silla vacía, las masacres paramilitares, la muerte de los tres indigenistas, varios congelamientos del proceso de negociación y varios intentos por salvarlo con medidas que contemplaron desde las audiencias públicas hasta las giras por varios países del mundo. Así, tras varias prórrogas para la Zona de Distención, pocos avances en la agenda, salvo algunos logros en temas de intercambio humanitario, múltiples crisis en la mesa de conversaciones y las acciones militares de las partes, que se mantuvieron e incrementaron, se llegaría al rompimiento de la mesa el 21 de Febrero de 2002.

Redefiniendo los adversarios ante los desafíos del posacuerdo

on Sábado, 29 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Carlos Andrés Duque, Posconflicto, Nacional, Proceso de paz

92 Duque

Creo que las FARC, antes o después, terminarán haciendo parte de una amplia coalición de Izquierda, Polo-Progresistas-Verdes. Posiblemente, antes de 12 años, sin la disculpa de la guerra y en un clima de reconciliación, tendremos el primer gobierno de centro-izquierda en nuestro país que permitirá disputar la hegemonía elitista-bicéfala, y finalmente, iniciar el avance decidido hacia la materialización de las reformas democráticas aplazadas por décadas.

 
 
Carlos Andrés Duque
Fuente de la imagen: http://www.14ymedio.com/

En medio de este proceso coyuntural de discusión política tan complejo, muchas veces hemos llegado a considerar a otros compatriotas como ignorantes, incultos, extremistas, dogmáticos, etc. Sin embargo, más allá de la expresión de nuestra rabia, debemos aceptar que el asunto no es tan sencillo. En primer lugar, es importante comprender que la política desde la perspectiva hegemónica, se basa en la construcción de un “sentido común mayoritario” y las dos élites que han manejado desde siempre el país, la rural-provincial-latifundista (personificada en Uribe y sus seguidores) y la urbana-centralista-empresarial (personificada en Santos y su gobierno), han logrado construir una serie de consensos alrededor de ciertos temas que facilitan el despliegue de sus arreglos hegemónicos. Esto no sólo ha ocurrido desde la acción discursiva directa a través de los medios masivos de comunicación del régimen, sino también dejando deteriorar la calidad de la educación y la inversión en investigación científica como medios indirectos de dominación simbólica.

¡No contaban con el pueblo! ¡Acuerdo ya!

on Sábado, 22 Octubre 2016. Posted in Artículos, Edición 92, Plebiscito, Acuerdos de la Habana, Nacional, Proceso de paz

92 Cielo

El Acuerdo de La Habana es políticamente legítimo y jurídicamente viable. El derecho no debería ser obstáculo al clamor de una sociedad que busca refundarse en torno a un ideal de paz y de reconciliación. Si el proceso de paz se estaba saliendo de las manos de los juristas y políticos, el respaldo popular que se está gestando en las calles es un espaldarazo y un llamado a sacarlo adelante.

 
 
Cielo Rusinque
Fuente de la imagen: http://noticias.caracoltv.com/

El Acuerdo de La Habana después del plebiscito es un documento políticamente legítimo y jurídicamente viable.

<<  1 2 [34 5 6 7  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones