Protesta social

Algunas palabras sobre la criminalización del pensamiento y la acción disidentes

on Miércoles, 29 Marzo 2017. Posted in Artículos, Edición 102, Andrea Marcela Barrera, Protesta social, Nacional, Falsos positivos

102 Andrea

Lo cierto es que, como afirma el profesor Miguel Ángel Herrera, en medio de tanto discurso que pretende que la paz es el único futuro posible para el país, está aumentando de manera alarmante la inseguridad para quienes están dispuestos a disentir y a protestar.

 

Andrea Barrera
Fuente de la imagen: http://notibarrioadentro.wixsite.com/

Al escribir estas palabras pienso que desde hace más de un mes el estudiante de la Nacional, Mateo Gutiérrez, está en prisión. Es un pensamiento gris que se funde con el cielo lluvioso de la ciudad. Es, sobre todo, un pensamiento triste que se queda corto ante la realidad que Mateo está enfrentando y a la que ha respondido, imagino, de muchas maneras, entre las que se destaca una carta abierta que escribió desde la Modelo y que ha sido publicada hace un par de días. Es, además, un pensamiento que choca con los llamados a tener esperanza y a creer en la paz que se nos ha venido anunciando, sobre todo por los medios oficiales y los medios de comunicación, es decir, por las mismas vías, desde hace ya algún tiempo. La carta de Mateo expone con claridad las contradicciones constatables entre el discurso que nos anuncia ni siquiera días sin guerra, sino días de paz, siendo los dos, en todo caso, escenarios que resultan difíciles de imaginar y proyectar.

En memoria del pescador Lucho Arango ¿Qué está pasando con los liderazgos sociales en Colombia?

on Lunes, 13 Marzo 2017. Posted in Artículos, Edición 101, Ana María Quintero, Posconflicto, Protesta social, Nacional, Memoria histórica, Conflicto armado

101 AnaM

En una Colombia en donde la participación política ha estado restringida, en donde el poder político ha estado demasiado tiempo concentrado en élites económicas y sociales que a su vez conforman élites políticas intolerantes al cambio, el espectro de oportunidades para la participación y la trasformación social que abre la implementación de los acuerdos de paz en los territorios puede ser visto como una amenaza.

 

Ana María Quintero
Fuente de la imagen: www.pdpmm.org.co

Luis Alberto Arango Crespo, más conocido como Lucho Arango, era una luz para su gente, un gran líder defensor del medio ambiente y de los pescadores artesanales del Magdalena Medio. Como presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales y Acuicultores de El Llanito (APALL), desde 1998, lideró el movimiento de pescadores del Magdalena Medio, denunció el irrespeto de las rondas del río por parte de los empresarios de la palma que sembraban hasta la orilla del río Magdalena; la modificación de los caños por cuenta de los ganaderos para ampliar los potreros; el uso de medios externos para inundar terrenos para la cría de búfalos; y el uso del trasmallo, una técnica de pesca ilegal que va en detrimento del equilibrio ecológico en la medida en que daña la ciénaga y deja sin pesca a la comunidad. Lucho también criticó a empresas como Ecopetrol, que contaminaban quebradas, ríos y ciénagas, y a las instituciones estatales por su negligencia para hacer cumplir las leyes que protegen los cuerpos hídricos de la región. Incluso denunció a los propios pescadores que recurrieron al trasmallo como técnica de pesca (Centro Nacional de Memoria Histórica, 2014, pág. 25).

En vilo el derecho a la manifestación en Francia

on Sábado, 18 Junio 2016. Posted in Artículos, Edición 83, Julie Massal, París, Francia, Protesta social, Internacional

83 Julie

Aunque resulte aun difícil de creer para muchos, incluyéndome, que un seudo gobierno socialista sea precisamente el que se disponga a enterrar un derecho tan fundamental como el de manifestar, conquistado con alto costo por generaciones de luchadores sociales y de tan histórica trayectoria, no podemos engañarnos sobre la realidad. Esto ocurre, hoy delante de nuestros ojos.

 
Julie Massal
Fuente de la imagen: https://www.socialismo-o-barbarie.org

El 15 de junio, el gobierno de Manuel Valls anunció la posible prohibición de manifestaciones “si las condiciones de seguridad” no son garantizadas por los movilizados, en particular por la Confederación General del Trabajo, CGT, el principal sindicato que lidera la contestación contra la Ley del Trabajo (Ley El Khomri) en debate desde marzo, ahora en el Senado. Esta declaración se dio después de una nueva concurrida manifestación en Paris el 14 de junio (80.000 manifestantes según la policía, 1 millón según los organizadores). En esta protesta ocurrieron, como en varias otras, una serie de enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, dejando al menos un herido muy grave (recibió una granada en la espalda), pero también daños contra locales comerciales, bancos o cajeros automáticos y contra el hospital para niños Necker.

Bogotá: ¿mejor para todos? 45 días de gobierno y los derechos humanos retrocediendo

on Viernes, 12 Febrero 2016. Posted in Artículos, Bogotá mejor para todos, Edición 75, Alcaldía de Bogotá, Enrique Peñalosa, Bogotá, Transmilenio , Camilo Andrés Galindo, Protesta social, Nacional

75 Galindo

El gobierno Peñalosa no parece entender lo que la jurisprudencia sí: las políticas territoriales (que incluyen la gestión del espacio público) no pueden divorciarse de la estructura social y los procesos socioespaciales que construyen cotidianamente la ciudad.

 
Camilo Andrés Galindo
Fuente de la imagen: http://www.las2orillas.co/

La llegada de Enrique Peñalosa a la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. ha estado marcada por cambios drásticos en la gestión de la conflictividad social, en comparación con la administración anterior. El manejo de temas como la venta ambulante y la reciente represión a personas que se manifestaban contra Transmilenio ha generado un fuerte debate sobre cuáles son los límites que tiene la alcaldía para proteger intereses colectivos, como lo son el transporte público masivo y el espacio público, desde la perspectiva de los derechos humanos.

Leer de nuevo los mismos problemas: clientelismo, sufrimiento ambiental y protesta social. Una entrevista a Javier Auyero

on Jueves, 14 Enero 2016. Posted in Artículos, Clientelismo, Javier Auyero, Revista Malatesta, Edición 73, Intelectuales, Protesta social, Internacional

73 Malatesta

Yo creo que toda etnografía y toda sociología son críticas. Porque cuando uno trata de entender por qué la gente hace lo que hace, cómo se pone en juego algún tipo de estructura de dominación y trata de develar esa dominación, se está haciendo una tarea crítica. Pero la enorme mayoría de las ciencias sociales no son críticas, no hacen esa tarea. Solo hacen correlaciones y dicen estos hacen esto y estos hacen lo otro, pero no develan nada.

 
Revista Malatesta
Fuente de la imagen: www.utexas.edu

En el mes de noviembre del año 2012, Javier Auyero visitó Colombia para dictar una serie de conferencias sobre sus trabajos de investigación y sus publicaciones1. Esta entrevista se hizo en el marco de esa visita por parte de algunos integrantes de la Revista Malatesta2 y se enfoca en varios temas: el compromiso político de los intelectuales, el trabajo investigativo en ciencias sociales y la crítica de las estructuras o los mecanismos de dominación. Además, también se habla de algunos aspectos de su trayectoria académica que pueden ser útiles al lector para entender cómo una serie de eventos en la vida pueden estar ligados con los intereses investigativos o, más aun, con la posición política de un investigador (consejero del rey, independiente o consejero del dominado).

Carta de apoyo a Feliciano Valencia desde la academia crítica

on Jueves, 12 Noviembre 2015. Posted in Artículos, Edición 69, Cauca, Protesta social, Feliciano Valencia, Nacional, Indígenas, Movimientos sociales

69 Carta

Manifestamos nuestra profunda preocupación por la persecución y criminalización de la que vienen siendo objeto líderes sociales como Feliciano Valencia. Creemos que en un momento como el actual, en el que la esperanza de un acuerdo para ponerle fin a la guerra es cada vez más plausible, hechos como éstos desconocen que la paz no es solo asunto de quienes están en La Habana.

 
Academia Crítica
Fuente de la imagen: www.pcslatin.org

El pasado 15 de septiembre Feliciano Valencia, líder del pueblo nasa en el norte del Cauca fue detenido y condenado a 16 años de cárcel bajo el cargo de “secuestro” (entre otros), luego de que en el año 2008 la justicia indígena retuviera y castigara a latigazos a un soldado acusado de infiltrar y espiar las movilizaciones indígenas que se estaban realizando por aquel entonces en el departamento del Cauca. Los abajo firmantes expresamos nuestra preocupación por el silencio que han guardado los medios masivos de comunicación y los informadores de la opinión pública frente a este nuevo caso de criminalización y persecución de la protesta social. Hacemos un llamado a la comunidad académica como necesario polo crítico de los abusos de autoridad y de las ya históricas estrategias de marginalización y estigmatización de las minorías étnicas colombianas,  para que hagamos sentir nuestra voz de enfático desacuerdo con estas prácticas destructoras de paz y de democracia. Y nos consideramos veedores acompañantes de este proceso. Así, nos mantendremos al tanto del mismo vigilando la defensa de los derechos adquiridos y del debido proceso que Feliciano Valencia y muchos otros líderes sociales no han podido gozar hasta el momento.

¿Es posible un Estado democrático? Pensemos en las detenciones masivas a periodistas, estudiantes y defensoras de derechos humanos

on Viernes, 14 Agosto 2015. Posted in Artículos, Edición 63, Falso positivo judicial, Protesta social, Nacional, Derechos Humanos, Democracia, Christian Fajardo

63 Christian2

La gran mentira del Estado consiste en decir “Soy democrático” cuando se acoge más a lo que dice la ley que al clamor creativo y potente de una comunidad que se mueve y que se moviliza. Imaginemos una comunidad que comprende esta simple, radical y cautivadora apuesta que llevan a cabo estos presos políticos y con ellos una multiplicidad de voces que se unen a su defensa… como esta.

 
Christian Fajardo
@ChristianFaja
Fuente de la imagen: www.kienyke.com

Hubo un sueño por parte de los espíritus liberales y progresistas. Creían que si ajustábamos nuestros ordenamientos constitucionales haciendo prevalecer la libertad de la sociedad frente al Estado, se iba a lograr aplazar al infinito la llegada de tiranías, autoritarismos y totalitarismos. Otros creían que el Estado además de limitarse a los asuntos meramente políticos podría incluso brindar los canales para que la sociedad, si quisiera, pudiese participar de lo común. Lamentablemente los sueños en muchas ocasiones son sueños, y más aún, cuando pretenden hacer prevalecer marcos teóricos sobre una realidad compleja y cambiante.

El respeto a la ley y la legitimidad de la protesta

on Viernes, 14 Agosto 2015. Posted in Artículos, Ana María Parra, Edición 63, Falso positivo judicial, Protesta social, Nacional, Congreso de los pueblos, Medios de comunicación

63 Ana

Frente a las declaraciones de la juez encargada del caso, quisiera añadir que sería muy triste que nuestra educación se limitara a convertirnos en los guardianes de lo que ha sido estipulado como correcto y como posible, en vez de sembrarnos la inquietud de concebir otras maneras de ser, de hacer y de vivir unos con otros.

 
Ana María Parra
Fuente de la imagen: www.infoteleantillas.com.do

“Con la emoción que atraviesa el espíritu de los ciudadanos que llenan esta plaza, os pedimos que ejerzáis vuestro mandato, el mismo que os ha dado el pueblo…”

Oración por la paz. Jorge Eliécer Gaitán

Los hechos relacionados con la captura de 13 líderes y lideresas asociados al Congreso de los Pueblos, que se hicieron visibles por la exacerbada y descuidada difusión de los medios de comunicación, y que hoy no están ligados a los atentados ocurridos en Bogotá (atentados de los que en principio se les acusaba), nos enfrentan a un problema cada vez más evidente sobre la manera en que se interpretan, se juzgan y se condenan ciertos espacios de acción política como espacios no autorizados, ahora asociados al vandalismo y a la ilegalidad. En una de las declaraciones de la juez encargada del caso, se expresa que “no estamos frente a cualquier actuación, son profesionales, estudiantes universitarios con un nivel educativo y cultural, por lo que se pide un mayor grado de exigencia para respetar la ley, no por sus ideales diferentes sino que a todos los colombianos se les pide mantener un respeto”. Tal vez adquiera sentido recordar una tensión elemental que las palabras citadas pasan por alto, al acusar como irrespeto a la ley los hechos ocurridos en una protesta universitaria y al desconocer el principio que está a la base de las fisuras y los antagonismos inacabados, siempre latentes, que cualquier escenario político implica y requiere, más aun si se denomina democrático.

Desescalar, transicionar, castigar: nuestras pobres reconciliaciones

on Jueves, 30 Julio 2015. Posted in Artículos, Edición 62, Falso positivo judicial, Detenciones ilegales, Lucas Restrepo, Justicia transicional, Protesta social, Nacional, Derechos Humanos, Violación derechos humanos

62 Lucas1

En Colombia, la abrumadora mayoría de entre los diez mil detenidos y detenidas por razones del conflicto, exceptuando a los prisioneros de guerra, se ubica en ese impresionante hoyo negro jurídico derivado de la comprensión del conflicto colombiano como una enorme “empresa criminal” y que define amenazas en todas las esquinas.

 
Lucas Restrepo
Fuente de la imagen: www.lafm.com.co

La detención obscura de Paola Andrea Salgado junto con otros miembros del movimiento Congreso de los Pueblos, así como las de Huber Ballesteros, Francisco Tolosa, Yira Bolaños y otros miles de líderes políticos y sociales, son expresivas del riesgo más grande que existe para cualquier proceso de superación de la violencia política en Colombia. En efecto, estas judicializaciones se inscriben perfectamente en una lógica venenosa para el futuro de la paz, esto es, una lógica que inventa, alimenta y reproduce la guerra. Más allá de la teatralidad espectacular de la batalla militar, el conflicto pasa por la justicia, o mejor, por millares de pequeñas y grandes injusticias anónimas cristalizadas en los funcionamientos de las instituciones. Así como estas detenciones más o menos mediatizadas por la policía y la gran prensa, las de otros como Gerardo Barona Avirama y Felix María Campo Urrea, líderes comunitarios reconocidos en la región del valle geográfico del Río Cauca, también serían movilizadas con la infame acusación de “impartir doctrina contra el Ejército” y de “propagar ideología comunista”.

La cruda represión de la protesta en Colombia, en tiempos de negociación de paz

on Jueves, 30 Julio 2015. Posted in Artículos, Edición 62, Falso positivo judicial, Detenciones ilegales, Julie Massal, Protesta social, Nacional, Derechos Humanos, Violación derechos humanos

62 Massal

Estas estrategias para callar, ignorar o amedrentar a la oposición pacífica mandan mensajes ambivalentes y poco conformes al espíritu democrático del que tanto se vanaglorian las élites. Pues al parecer, no es posible lograr cambios por la vía del diálogo, de la protesta pacífica, o de procesos de consulta constitucionalmente vigentes (consulta previa, por ejemplo).

 
Julie Massal
Fuente de la imagen: Orgs Colombia

A raíz de los recientes acontecimientos, relativos a la captura de varios líderes sociales acusados de estar involucrados en los atentados de Bogotá del pasado 2 de julio, y la denuncia sobre la debilidad de la acusación y la ausencia de garantías en el proceso judicial, hemos visto cómo nuevamente se evidencia una criminalización de la protesta y del pensamiento crítico, tal como lo han señalado de forma contundente varios columnistas. Por ende, es importante reflexionar sobre la relación estrecha que existe entre la protesta social y la democracia.

[12  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones