Servicio militar

Militarización y servicio social para la paz

on Lunes, 29 Junio 2015. Posted in Artículos, Conflictos sociales y políticos, Edición 60, Objeción de conciencia, Servicio militar, Fuerzas militares, Melina Lombana Reyes, Nacional, Conflicto armado

60 Melina

A las y los jóvenes no se nos pregunta si queremos tomar parte en esta confrontación violenta, pero nuestros cuerpos parecen ser dispuestos a la fuerza para ello. No obstante, vale la pena preguntarse, en un contexto de diálogos de paz y eventual fin de la confrontación armada, ¿para qué quiere el Estado más cuerpos para la guerra?

 
Melina Lombana Reyes
Fuente de la imagen: www.elpais.com.co

Las y los jóvenes de Colombia somos el producto histórico de un pasado plagado de violencias: de las guerras de independencia, pasando por las revueltas de Urdaneta y Melo, el periodo de La Violencia, hasta llegar al actual conflicto armado que cumple medio siglo desangrando al país. A esta historia no le debemos solo uno de los dramas humanitarios más desoladores de Occidente. También una doble forma de asumir la vida en comunidad, que reproduce el ciclo pobreza – violencia – más pobreza: la militarización de lo común, y la salida violenta como paradigma para la tramitación del antagonismo.

Objeción de conciencia y servicio militar obligatorio: situación y perspectivas

on Sábado, 14 Febrero 2015. Posted in Artículos, Objeción de conciencia, Edición 51, Servicio militar, Antonio José Pinzón, Nacional, Juventud

51 Antonio

¿Se pretende acabar con las tendencias militaristas en la sociedad, abolir las instituciones militares, el servicio militar, las actividades militares en favor de un gobierno ilegítimo o simplemente garantizar el derecho individual de quienes por motivaciones filosóficas o religiosas no encuentren apropiado participar en ciertas actividades?

 
Antonio José Pinzón
Fuente de la imagen: www.taringa.net

No voy a recorrer decenas de miles de kilómetros para asesinar a gente que nunca me llamó negro (…)Gente que nunca me linchó, nunca me corrió con perros, nunca violó a mi madre, nunca me esclavizó ni me privó de la libertad (…)Acá no me quieren, pero sí quieren que vaya a pelear allá

Muhammad Alí, al oponerse a participar en actividades militares en Vietnam.

Desde hace varios años que el tema de la Objeción de Conciencia al Servicio Militar Obligatorio (SMO) ha empezado a posicionarse políticamente en la agenda pública y en las exigencias de organizaciones juveniles, religiosas, pacifistas y antimilitaristas del país. Entre los principales motivos que se aducen para oponerse al SMO se encuentran convicciones filosóficas y religiosas contra todo tipo de violencia, la distribución desigual del cumplimiento de un deber legal que implica sufrimiento y desarraigo para los reclutados y sus familias, y la pérdida de legitimidad de la fuerza pública en el contexto colombiano, relacionada con repetidas violaciones a Derechos Humanos y connivencia con grupos ilegales en la persecución a comunidades y movimientos sociales.

Eliminar la conscripción forzosa

on Sábado, 01 Noviembre 2014. Posted in Artículos, Servicio militar, Edición 44, Fuerzas militares, Nacional, Edwin Cruz

44 Edwin

Se empieza a proponer un tipo de servicio social obligatorio para reemplazar al SMO. Tal vez sea una forma de infundir el sentido del deber en los ciudadanos capaz de fomentar valores distintos de aquellos asociados al militarismo.

 
Edwin Cruz
Fuente de la imagen: http://republicahumanista.com/

“La extrema derecha y los que quieren continuar la guerra nunca han puesto los muertos, nunca han hecho ningún tipo de sacrificio. Todos los días tenemos una madre que está llorando a su hijo, una madre pobre que está enterrando a sus hijos. Las madres que hoy están llorando a los policías muertos en Saravena son personas humildes”
Juan Manuel Santos1

 

Esas palabras fueron pronunciadas por el entonces presidente-candidato el pasado mes de junio, para defender una propaganda de su campaña, en la que preguntaba a los padres de familia si estarían dispuestos a enviar sus hijos a la guerra, y su propuesta de eliminar el servicio militar obligatorio (SMO) una vez se firmara la paz con las FARC. La frase resalta una de las más grandes injusticias de la guerra en Colombia: de un lado y de otro son principalmente los pobres quienes han pagado los más altos costos. El diagnóstico de esa situación no es nuevo, pero la promesa electoral, junto con el vertiginoso ascenso en las “batidas” –como se denomina el reclutamiento ilegal que afecta, como es de esperarse, en mayor medida a los pobres- abrieron una discusión sobre la posibilidad de eliminar el SMO que actualmente se adelanta con varias iniciativas legislativas.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones