TEOPOCO

Un paso adelante, dos atrás

on Jueves, 14 Mayo 2015. Posted in Artículos, Soldados, Edición 57, David Alexander Cárdenas, Cauca, TEOPOCO, Nacional, Proceso de paz

57 Teopoco

Lo ocurrido en el Cauca redujo drásticamente las posibilidades de llegar a un cese al fuego bilateral, retrasando el final del conflicto, y agudizando las confrontaciones.

 
David Alexander Cárdenas
Fuente de la imagen: www.vanguardia.com

Con la muerte de once soldados en el Cauca, tras un ataque realizado por las Farc, el objetivo de avanzar en el desescalamiento del conflicto armado sufrió un fuerte golpe y volvió a agudizar la confrontación. También trajo consigo una victimización del Ejército y un desplazamiento de la pregunta por el papel que desempeñaría en el posacuerdo hacia un cuestionamiento por la necesidad de continuar con la presión militar hasta la firma de un acuerdo. Este cambio le permitió a una oposición que ya se estaba quedando sin argumentos frente a la opinión pública, tomar un segundo aire en sus críticas a la negociación. En suma, este suceso nos tiene ahora en un momento de escepticismo, después de que la decisión de marzo de disminuir la intensidad de la guerra había generado una sensación general que contradecía la idea de que nada estaba acordado hasta que todo estuviera acordado.

Del pragmatismo de los victimarios al derecho de las víctimas

on Miércoles, 15 Abril 2015. Posted in Artículos, Edición 55, Alexandra González Zapata, Justicia transicional, Víctimas, TEOPOCO, Nacional, Medios de comunicación, Proceso de paz

55 Teopoco

Si la balanza está entre justicia y verdad, la disputa debe ser por la construcción de ese relato. Las víctimas no pueden seguir siendo las grandes ausentes en la vida política nacional, en los medios de comunicación ni en la justicia. Deben ser las protagonistas en la construcción de otra verdad, que no sea la última ni la acabada, pero sí la que no se ha escuchado.

 
Alexandra González Zapata
Fuente de la imagen: www.agencianotaalpie.org

Por primera vez en la historia de Colombia, las víctimas serían reconocidas como centro del conflicto, afirmó el presidente Santos el pasado mes de agosto cuando viajaba la primera delegación de representantes de este sector a La Habana. Al mismo tiempo, el procurador Ordoñez y el Centro Democrático declararon que no existía tal reconocimiento, sino un pacto de impunidad para las Farc que implicaría, según ellos, amnistías e indultos a favor de los victimarios, en detrimento del derecho a la justicia para quienes han vivido las atrocidades de la guerra. Finalmente, las Farc anunciaron que por ser una de las partes del conflicto se comprometían a identificar y reparar a quienes han causado daño, pero que lo harían cuando otros responsables hicieran lo mismo. ¿Están estos sectores preocupados por el reconocimiento de las personas afectadas o por el proceso jurídico de los victimarios? ¿Están en discusión los mecanismos de reparación o prima el debate sobre la dosis de justicia que deben recibir los actores de la guerra?

Entre la solidez del derecho y la flexibilidad de la política

on Sábado, 14 Marzo 2015. Posted in Artículos, Edición 53, Marya Hinira Sáenz , TEOPOCO, Nacional, Gobierno de Santos, Medios de comunicación, Proceso de paz

53 Teopoco1

Aunque muchos sostienen que después de los escollos superados el proceso parece irreversible, las tensiones del primer mes del año dejaron ver que todavía queda un camino largo y difícil por recorrer.

 
Marya Hinira Sáenz
Fuente de la imagen: www.pares.com.co

Para muchos el 2015 será, ahora sí, el año de la firma del acuerdo final entre el Gobierno y las FARC. Aunque este fuera el caso y el proceso se encontrara en su recta final, aún quedan varios temas sensibles para la mesa de conversaciones y para la opinión pública, que deberán ser tramitados en medio de un difícil equilibro entre la primacía del derecho o de la política. Por ejemplo, pensemos en lo siguiente: ¿es aceptable continuar la confrontación a pesar de las víctimas que esta deja diariamente y del riesgo que supone para los diálogos? Ahora, si no ha concluido la negociación, ¿cómo acordar un cese bilateral a pesar del deber constitucional de las Fuerzas Militares de garantizar la seguridad en el territorio nacional? O preguntémonos si acudir a los mecanismos de consulta y participación incluidos en la Constitución de 1991 para refrendar los acuerdos, no es abrir la puerta para que la apatía electoral o la oposición uribista lleven a que no se ratifique lo pactado. ¿Estamos dispuestos a correr ese riesgo?

¿La paz irreversible?

on Sábado, 14 Febrero 2015. Posted in Artículos, Edición 51, Acuerdos de la Habana, Melina Lombana Reyes, TEOPOCO, Nacional, Medios de comunicación, Proceso de paz

51 Teopoco

Aunque la guerrilla y el gobierno logren poner fin a la guerra entre sus ejércitos, aún resta la disputa por el sentido de las reformas pactadas, por el sentido de la construcción de paz y por el proyecto de país que orientará los cambios institucionales, económicos y territoriales que se gestionen en la etapa de la postnegociación.

 
Melina Lombana Reyes
Fuente de la imagen: www.rcnradio.com

*Este artículo hace parte del Observatorio Posicional de Medios de las Negociaciones de Paz, llevado a cabo por el grupo de investigación Teoría Política Contemporánea (TEOPOCO), de la Universidad Nacional de Colombia. Su propósito es recoger las tendencias en la opinión pública y medios de comunicación para construir un insumo de investigación académica.

Noviembre y diciembre de 2014 fueron meses que, cargados de sorpresas, cambiaron drásticamente la dinámica de la negociación en La Habana. Fue tal vez en este periodo que las conversaciones pasaron por su punto más crítico, así como por su momento de mayor fortaleza. Las acciones violentas de las FARC en medio del conflicto, y en particular el “secuestro”, de acuerdo con algunos columnistas, o “retención”, de conformidad con otros, del general Rubén Darío Alzate, provocaron que el presidente Juan Manuel Santos suspendiera los diálogos. Pero también fueron las decisiones anunciadas por la delegación de la guerrilla las que le dieron un vuelco al proceso y, tal vez, anticiparon la entrada a su etapa final. Los consabidos críticos de este nuevo intento de alcanzar una paz negociada, a su vez, desplazaron su frente de ataque hacia lo que podríamos llamar un escenario de posnegociación, resignados ante lo que parece ser la senda definitiva hacia la firma de un acuerdo.

La paz ambigua

on Miércoles, 14 Enero 2015. Posted in Artículos, Edición 49, David Alexander Cárdenas, TEOPOCO, Nacional, Medios de comunicación, Proceso de paz

49 Teopoco

Las vicisitudes de un proceso con las particularidades del actual conllevan necesariamente una falta de información sobre temas clave, que representan, o bien un desacuerdo entre los equipos negociadores, o una consideración de prudencia por parte de estos sobre lo que puede implicar el revelar dichos contenidos.

 
David Alexander Cádenas
Fuente de la imagen: www.eluniversal.com.co

Desde su inicio, el proceso de paz estuvo determinado por el cumplimiento de un principio de confidencialidad, en virtud del cual el contenido de los acuerdos logrados por la mesa de negociaciones no sería divulgado hasta que todos los puntos hubiesen sido pactados. Esta situación cambió a partir de septiembre y octubre de 2014 con la presentación de los borradores de los tres puntos de la agenda de conversaciones que habían sido abordados hasta el momento, por parte de los negociadores de las Farc y el Gobierno de Juan Manuel Santos. El sorpresivo cambio en las dinámicas de diálogo lleva a preguntarnos por qué fueron publicados dichos documentos y cuáles fueron sus efectos sobre la vida política del país, haciendo especial hincapié en la ambigüedad que los caracterizó y que los hizo objeto de debate durante estos meses.

Las víctimas y el fantasma del Caguán

on Lunes, 15 Diciembre 2014. Posted in Artículos, Alexandra González Zapata, Edición 47, Víctimas, TEOPOCO, Nacional, Proceso de paz

47 Teopoco

La declaración de los diez principios para la discusión del quinto punto del actual proceso de paz, tiene como base el reconocimiento de todas las víctimas del conflicto y de la responsabilidad de los distintos actores en el mismo. Si bien la apuesta por garantizar los derechos a la verdad y la reparación constituyen un gran avance, la posibilidad de parar la guerra como garantía de no repetición parece un desafío enorme que las partes negociadoras no han podido asumir.

 
Alexandra González Zapata
Fuente de la imagen: www.telesurtv.net

*Este artículo hace parte del Observatorio Posicional de Medios de las Negociaciones de Paz, llevado a cabo por el grupo de investigación Teoría Política Contemporánea (TEOPOCO), de la Universidad Nacional de Colombia. Su propósito es recoger las tendencias en la opinión pública y medios de comunicación para construir un insumo de investigación académica.

Con el secuestro y la posterior liberación del general Rubén Darío Alzate por parte de las Farc, se ha posicionado el debate sobre la necesidad del cese bilateral al fuego o de «desescalar» el conflicto para evitar los inconvenientes que la dinámica de la guerra genera al proceso de paz. Las Farc desde hace varios meses le ha apostado a presionar al Gobierno de distintas formas para negociar este tema. Los principales mecanismos utilizados con tal propósito han sido las treguas unilaterales desarrolladas en época electoral y los actos de guerra contra las FF.MM. y la infraestructura del país. Esta última estrategia fue utilizada en los pasados meses de julio y agosto. En efecto, después del cese unilateral por las elecciones presidenciales, las Farc realizaron dos grandes ataques militares, el primero fue al municipio de Miranda, Cauca, donde falleció una menor, y el segundo fue el sabotaje a la infraestructura de Buenaventura.

¡Que se termine la guerra!

on Viernes, 14 Noviembre 2014. Posted in Artículos, Edición 45, Álvaro Uribe, Oscar Iván Zuluaga, Marya Hinira Sáenz , TEOPOCO, Nacional, Gobierno de Santos, Proceso de paz

45 Teopoco

Después del fracaso del proceso de paz del Caguán, el Estado se encaminó a profundizar la guerra para acabar con los grupos guerrilleros que amenazaban el orden del país. Desde entonces la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo se convirtió en una de las principales estrategias para hacer política con fines electorales.

 
Marya Hinira Sáenz
Fuente de la imagen: www.vanguardia.com

Hace cuatro años los colombianos eligieron el camino de la profundización de la guerra y escogieron a Juan Manuel Santos como presidente; hace cinco meses, con el mismo candidato de entonces, el país decidió apostarle a la terminación del conflicto armado. Este cambio hace que todavía hoy nos sigamos preguntando qué fue lo que pasó en mayo y junio durante las elecciones presidenciales, por qué y cómo éstas parecieron convertirse en una barrera contra la posible agudización de la guerra.

La paz y el “timonazo” electoral

on Miércoles, 15 Octubre 2014. Posted in Artículos, Edición 43, Melina Lombana Reyes, TEOPOCO, Nacional, Medios de comunicación, Proceso de paz

43 Teopoco

A pesar de que los actores uribistas le dieron un viraje a su discurso, su apuesta política no tuvo mayores variaciones. Entonces es oportuno preguntarse ¿por qué la transformación en el lenguaje? Todo parece indicar que se trató de un “timonazo electoral” con el cual el Centro Democrático pretendió aprovechar los réditos que podía dejar un discurso políticamente rentable.


Melina Lombana Reyes

Fuente de la imagen: www.vanguardia.com

En agosto de 2012, después de que Juan Manuel Santos confirmara los rumores que anunciaban un proceso de negociación entre el gobierno y las FARC, Álvaro Uribe Vélez se pronunció diciendo: "a Santos le entregamos un país cuya agenda era la seguridad, la inversión y la política social y el país estaba en eso, y ahora la sustituyó por la agenda de negociación con las Farc. Y yo hago una pregunta, ¿qué puede negociar una democracia con el terrorismo?”1.

Proceso a dos velocidades

on Martes, 30 Septiembre 2014. Posted in Artículos, Daniella Camelo Hernández, Edición 42, Gustavo Petro, TEOPOCO, Nacional, Medios de comunicación, Proceso de paz

42 Teopoco

Se ha dicho que el proceso de paz de La Habana está atravesado por una serie de tensiones que cuestionan su legitimidad y pertinencia. No es menos cierto, sin embargo, que el ritmo de conversaciones entre los equipos negociadores es otro. Si bien en Colombia la opinión pública y diferentes actores los critican y deslegitiman, en Cuba los diálogos se dan en forma ininterrumpida.

 
Daniella Camelo Hernández
Fuente de la imagen: www.bluradio.com

El proceso de paz se ha desarrollado al compás de dos velocidades, siempre presentes y que coexisten para influirse mutuamente. La primera agrupa los ataques, los cuestionamientos, el escepticismo y la deslegitimación de los diálogos; la segunda se caracteriza por rondas de conversaciones ininterrumpidas, manifestaciones de voluntad de las partes y acuerdos concretos en los puntos de discusión. En resumen, desde su inicio las conversaciones han transcurrido en medio de tensiones y avances. Hecho que durante los meses de enero y febrero se hizo patente con las denuncias por las interceptaciones ilegales realizadas por miembros del Ejército a los equipos negociadores y las dudas generadas por la destitución del Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro. De manera antagónica y situados en la mesa de La Habana, la negociación continuó con la llegada de nuevos negociadores de las FARC, el reconocimiento de atentados y los anuncios sobre acuerdos en el punto de cultivos ilícitos.

Inclusión y exclusión. Dos posturas sobre la participación política

on Domingo, 14 Septiembre 2014. Posted in Artículos, Edición 41, TEOPOCO, Nacional, Participación política, Medios de comunicación, Proceso de paz

41 Teopoco

Una vez más el tema de las víctimas sale a relucir en las afirmaciones de los actores opositores a los diálogos, en tanto se erige como el principal obstáculo para la consecución de la paz la inevitable relación que se gesta entre la total impunidad —y por tanto la afectación a los derechos de las víctimas— y cualquier forma de acceder a cargos de elección popular.

 
Lilibeth Cortés Mora
Fuente de la imagen: www.aiomedia.org

Con el escepticismo y la crisis de legitimidad como el telón de fondo del proceso de paz entre septiembre y octubre del año pasado, provocado por los pocos avances en las negociaciones y por la discusión sobre una posible pausa a los diálogos, el 6 de noviembre de 2013 los equipos negociadores del Gobierno y la guerrilla de las FARC anunciaron que habían llegado a un acuerdo sobre el segundo punto de la agenda de negociación: la participación política.

[12 3  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones