Víctimas

Nació la Red Latinoamericana Contra las Desapariciones Forzadas

on Miércoles, 24 Mayo 2017. Posted in Artículos, Edición 106, Pablo Cala, Desaparecidos, América Latina, Víctimas, Internacional

106 Cala

Desde las solidaridades de organizaciones de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Colombia y Argentina se busca sumar las experiencias de búsqueda de las personas desaparecidas y las luchas contra el olvido, la impunidad y la indiferencia social ante este crimen de que debería doler a toda la humanidad.

 

Pablo Cala


“(…) Dicen que no están muertos / - escúchalos, escucha - / Mientras se alza la voz / Que los recuerda y canta. / Escucha, escucha; / Otra voz canta. / Dicen que ahora viven / En tu mirada. / Sostenlos con tus ojos, / Con tus palabras; / Sostenlos con tu vida / Que no se pierdan, / Que no se caigan. / Escucha, escucha; / Otra voz canta”

Daniel Viglietti

A 40 años del surgimiento en Argentina de las Madres de la Plaza de Mayo, cuando aquel 30 de abril de 1977, en medio de la dictadura cívico-militar-eclesiástica, realizaron la primera ronda que se convertiría en el ritual sagrado de cada jueves, como expresión de memoria y dignidad, las Madres de la Plaza de Mayo - de la línea fundadora - se han convertido en una inspiración ética de la lucha contra la impunidad de las desapariciones forzadas. Una de ellas, Mirta Baravalle, es cofundadora del surgimiento, en la primera semana de abril del 2017, de la nueva Red Latinoamericana Contra las Desapariciones Forzadas, sumando a esta iniciativa a otras madres, como Nora Cortiñas y Elia Espen.

La violencia sexual en el diccionario de la guerra en Colombia

on Miércoles, 24 Mayo 2017. Posted in Artículos, Edición 106, Mariana Calderón, Sociedades violentas, Víctimas, Feminismo, Violencia contra la mujer, Nacional, Conflicto armado

106 Mariana1

Aunque el caso de Jineth Bedoya es uno de los más recordados, en nuestro país la violencia sexual sigue siendo una práctica impune tanto en los escenarios cotidianos como institucionalizados en nuestros tejidos sociales.

 

Mariana Calderón

Fuente de la imagen: http://www.izquierdoshumanos.com/

Este 25 de mayo estamos conmemorando El día nacional por la dignidad de víctimas de la violencia sexual. La fecha, que se rememora desde el 2014 y que está estipulada en el Decreto 1480 del mismo año, hace referencia al día en el cual la periodista Jineth Bedoya fue secuestrada, torturada y violada por tres miembros de grupos paramilitares, hechos que sucedieron ya hace 17 años. Aunque el caso de Jineth es uno de los más recordados, en nuestro país la violencia sexual sigue siendo una práctica impune tanto en los escenarios cotidianos como institucionalizados en nuestros tejidos sociales. Dicha impunidad ha sido sostenida por un escenario de conflicto armado y de silenciamiento, con poco reconocimiento de este tipo de violencias, así como de sus víctimas.

Urge exhumar la verdad de las desapariciones forzadas. La implementación de la UBPD una oportunidad para tener respuestas de los desaparecidos

on Domingo, 04 Diciembre 2016. Posted in Artículos, Pablo Cala, Edición 95, Desaparecidos, Víctimas, Nacional, Derechos Humanos, Proceso de paz

95 Cala

El mayor reto que tenemos es aprender como sociedad que la desaparición forzada ha sido el mecanismo de represión estatal más utilizado para ocultar la responsabilidad del victimario, para desaparecer pruebas y generar mayor daño en el tiempo.

 

Pablo Cala
Defensor de los Derechos Humanos, miembro del Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda, organización parte de la Mesa de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de la Coeuropa y el Comité de Impulso del MOVICE.
Fuente de la imagen: http://www.elpais.com.co/

“Todo está lleno de ti, y todo de mí está lleno: llenas están las ciudades, igual que los cementerios de ti, por todas las casas, de mí, por todos los cuerpos. (…) Todo está lleno de ti, traspasado de tu pelo: de algo que no he conseguido y que busco entre tus huesos.

Miguel Hernández

Urge exhumar la verdad de las desapariciones forzadas, es la tarea que tendrá la Unidad para la Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) creada en el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Esta Unidad, descrita en el numeral 5.1.1.2. del Acuerdo final, se enfrentará a varios retos desde las funciones que le han encomendado, aquí resalto los que considero más relevantes:

“CIDH en Crisis”: significado político de la asfixia presupuestal

on Sábado, 18 Junio 2016. Posted in Artículos, Oscar Parra Vera, Edición 83, CIDH, Víctimas, Internacional, Derechos Humanos

83 Oscar1

No podemos olvidar que tiene un significado político muy importante que las víctimas tengan esperanza en que ante situaciones de violencia política, arbitrariedad y crisis del Estado de Derecho, existan instituciones interamericanas que contribuyan con el restablecimiento de los derechos. Lo que nos corresponde es luchar contra la forma como los Estados miembros del Sistema Interamericano puedan estar haciendo de esa esperanza una esperanza vacía.

 
Óscar Parra Vera
Estudiante de la Maestría en Criminología y Justicia Penal, Universidad de Oxford
Fuente de la imagen: https://cerigua.org

Mientras que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos está emitiendo más de mil sentencias por año, en 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solo remitió 14 casos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es cierto que muchas variables explican estas diferencias entre el sistema europeo y el interamericano. Sin embargo, la cifra de remisión de casos es igual o incluso menor al número de casos que la Comisión Interamericana remitía hace diez y más años. ¿Eso significa que Europa vive una crisis sistemática de derechos humanos que no se vive en las Américas? Todo lo contrario. La gran diferencia se relaciona con los cada vez más graves problemas de acceso a la justicia interamericana y la diferencia en el respaldo político que estos organismos reciben para cumplir en forma más eficaz su labor. Un ejemplo ilustra el punto: mientras que el Consejo de Europa dispone el 41% de su presupuesto para la promoción y protección de los derechos humanos, la OEA destina el 9% de su presupuesto a la Comisión y la Corte.

El Uribismo y su doble moral: del favorecimiento a la impunidad de las AUC a la “resistencia civil” contra el proceso con las FARC-EP

on Martes, 14 Junio 2016. Posted in Artículos, Resistencia civil, Edición 83, Víctimas, Uribismo, Camilo Andrés Galindo, Nacional

83 Camilo

El uribismo fue reiterativo en impulsar distintos proyectos de ley que desconocían los derechos de las víctimas y otorgaban amplios beneficios a los grupos paramilitares. La normativa finalmente aprobada incluía muchas de estas medidas, por lo que la Corte Constitucional debió declarar inconstitucional varias de éstas y condicionar otras más. Es, entonces, moralmente reprochable que esta fuerza política utilice el discurso de los derechos humanos para oponerse al proceso de paz, cuando en su momento fue clara la voluntad de desconocerlos en el caso de las víctimas de los grupos paramilitares.

 
Camilo Andrés Galindo
Fuente de la imagen: https://www.lafm.com.co

En mayo pasado, el uribismo lanzó públicamente su campaña contra los diálogos de paz entre el Gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), a la cual le dio la connotación de “resistencia civil”. Una de las principales actividades es la recolección de firmas para respaldar una futura comunicación en la que esta fuerza política le pediría al gobierno de Juan Manuel Santos que se retracte de algunos de los acuerdos logrados en los puntos de participación política y víctimas; en particular, la elegibilidad política de integrantes de la guerrilla y la falta de penas privativas de la libertad en centros carcelarios para los responsables de delitos internacionales.

Algunas reflexiones sobre la verdad en un escenario de posnegociación

on Jueves, 14 Abril 2016. Posted in Artículos, Edición 79, FARC, ELN, Posconflicto, Víctimas, Acuerdos de la Habana, Marya Hinira Sáenz , Nacional, Conflicto armado

79 Marya

Podría suponerse que los acuerdos recogen una idea central: que la paz completa estará acompañada —incluso soportada— por una verdad completa. Pero tenemos motivos para dudar de tan buenas intenciones..

 
Marya Hinira Sáenz
Fuente de la imagen: www.taringa.net

Mucho se había dicho acerca de la difícil tarea de concluir el conflicto armado si solo se pactaba con la guerrilla de las FARC. Pues bien, el pasado 30 de marzo por fin se hizo público el Acuerdo de diálogos para la paz de Colombia entre el Gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional, el documento con el que ambas partes se comprometieron a instalar una mesa pública de conversaciones, que ya sabemos, tendrá inicio en mayo de este año, y que tendrá por objetivo alcanzar un acuerdo final que permita terminar con las amargas décadas de guerra. De este modo se cumplió con aquel llamado para hacer una paz completa, en el limitadísimo sentido de que esta se haga con los dos grupos guerrilleros más fuertes militar y políticamente del país, que de manera diferenciada se extienden por ciudades, pueblos, veredas, ríos, montes y fronteras. Pero esta paz completa tiene un sentido más amplio: la construcción de la paz, que requiere de algo más —de mucho más— que cesar el incesante e inclemente tronar de bombas y fusiles. Entre todas las dimensiones que habría que mencionar al hablar de una paz completa, nos interesa resaltar la siguiente: la paz necesita estar soportada en el conocimiento de la verdad de las causas de la confrontación, de los crímenes que se cometieron en el desenvolvimiento de esta y de las razones que los motivaron.

¿Un Premio Nobel de Paz para las víctimas en Colombia?

on Lunes, 29 Febrero 2016. Posted in Artículos, Premio Nobel de Paz , Erika Antequera , Edición 76, Víctimas, Nacional, Conflicto armado, Proceso de paz

76 Erika

Más allá de las pasiones virtuales que despiertan el Presidente y el comandante de las FARC, hay que valorar la nominación como un premio a la defensa del espacio histórico que merece la causa política de las víctimas. Quienes conforman el grupo, representan la historia de miles de personas que durante años, han transformado la tragedia en una herramienta de combate en la larga batalla contra la impunidad.

 
Erika Antequera
Fuente de la imagen: www.centrodememoriahistorica.gov.co

“Ojalá sirva para poder llegar a muchos otros lugares donde el mundo está muy mal” dijo José, cuando lo llamé al enterarme de que hace parte del grupo propuesto al Premio Nobel de Paz. Es emocionante escuchar a mi hermano decir que la nominación supone, para las víctimas, el premio a una labor de vida. “Es el reconocimiento a nuestra historia como familia, a la figura de mi padre que murió con la bandera de la paz en la mano. Nosotros hubiéramos podido dedicarnos a otra cosa, pero esto fue lo que quisimos hacer, abrazar la causa de la paz”.

El duelo y la paz

on Lunes, 29 Febrero 2016. Posted in Artículos, Edición 76, Sylvia Cristina Prieto, Sociedades violentas, Víctimas, Nacional, Memoria histórica, Conflicto armado, Proceso de paz

76 Sylvia

El duelo es entonces un asunto que oscila entre lo individual y lo colectivo. Cuando se pierde a alguien, no solo se apaga la vida de otro, se suspende todo un trazo de la vida en común que debe ser reparado, esta reparación no obstante, requiere de una serie de estructuras sociales e institucionales que la viabilicen.

 
Sylvia Prieto
Fuente de la imagen: http://www2.esmas.com

Ya había escrito antes sobre lo difícil que resulta construir una sociedad reconciliada y en paz cuando no todas las vidas importan, o mejor, cuando algunas muertes se celebran y otras se lloran; en esta ocasión quisiera profundizar esta tesis resaltando la importancia de doler todas las muertes para sanar y reconstruir la vida en común. Me refiero en concreto a la importancia de hacer duelos, de ritualizar la muerte, de procesar cuidadosamente la interrupción de la vida y de darle su justo lugar. Para sustentar mi argumento pretendo vincular dos categorías que quizás a primera vista parezcan inconexas: el duelo y la paz.

Los desaparecidos

on Sábado, 14 Noviembre 2015. Posted in Artículos, Desaparecidos, Edición 69, Víctimas, Marya Hinira Sáenz , Nacional, Memoria histórica, Conflicto armado

69 Marya

Es necesario reconstruir la verdad, la que intentaron ahogar y sumir en el lecho de un río hasta deshacerse en la naturaleza; la que buscaron sepultar bajo la tierra, la basura y los escombros; la que quisieron incinerar para que no dejara ninguna huella distinta a la que deja la ceniza al mezclarse con el polvo y el agua. Allí se encuentra la posibilidad de construir una sociedad que no esté marcada por el silencio, el olvido y el miedo.

 
Marya Hinira Sáenz
Fuente de la imagen: www.territoriodigital.com

En algún momento en la historia de este país los ríos se convirtieron en tumbas. El Magdalena, que hasta la primera mitad del siglo XX fue la vía de comunicación y de transporte de carga y pasajeros más importante del país, se convirtió a finales del mismo siglo y principios de este que vivimos en el ejemplo más triste de esta realidad.

Ley de víctimas. Del censor de la eficacia a la construcción de un sentido político

on Miércoles, 14 Octubre 2015. Posted in Artículos, Edición 67, Ana María Parra, Conflictos sociales y políticos, Restitución de tierras , Víctimas, Nacional, Conflicto armado

67 AnaMaria

¿Cómo entonces la ley de víctimas y restitución de tierras y sus programas de reparación nos ayudan a desactivar, a frenar y a hacer posibles otras maneras de vivir? ¿Cómo pensar un mecanismo jurídico creado por el Estado y un conjunto de políticas de reparación desplegadas por éste como un medio para hacer visibles confrontaciones y desacuerdos frente a ese deber ser hacia el que todos tendríamos que aspirar?

 
Ana María Parra
Fuente de la imagen: http://www.semillas.org.co

Después de cuatro años de su implementación, la ley de víctimas y restitución de tierras empieza a ser evaluada y analizada, o bien para dar cuenta de los retos a los que se enfrenta y de las medidas que requeriría para implementarse de manera adecuada1, o bien para dar cuenta de la manera en que ella constituye un obstáculo para los intereses asociados a un proyecto nacional unificado al que el país debería aspirar2.

[12 3  >>  

Ediciones anteriores

Ver más ediciones