Balance 2014: un año que viene y otro que se va

on Miércoles, 14 Enero 2015. Posted in Artículos, Fernanda Espinosa, Balance 2014, Edición 49, Nacional, Participación política

49 Fernanda

En 2014 el proceso de diálogo con las FARC y el gobierno cumplió dos años. Se conocieron los acuerdos alcanzados en materia de tierras y participación política. A pesar de los afanes de algunos que esperan un acuerdo exprés, podemos decir que va ganando la salida negociada al conflicto, aunque falta mucho en la construcción de paz.

 
Fernanda Espinosa
Fuente de la imagen: www.predicciones2015.net

Como dice la canción: “tradición del año, unos van alegres y otros van llorando, un año que viene y otro que se va”. Culmina un año más dentro de los ciclos impuestos en los calendarios y con ello llegan los balances y proyecciones. A continuación un pequeño balance  político del 2014 y algunas proyecciones para el 2015.

Muchos ya habían previsto la reelección de Santos en 2014 con la bandera de la paz. El actual presidente pasó de la bandera de su primer gobierno: “prosperidad para todos” a la de “todos por un nuevo país: paz, equidad y educación”, promesas que están lejos de ser realidad. Gran parte del debate político nacional se ha concentrado en la disputa entre el uribismo y el santismo -dos cánceres que aquejan al país. Esto porque vimos unas de las campañas presidenciales más rastreras y ponzoñosas de la historia. Esta fractura entre las élites podría potencializarse y profundizarse, aunque también debemos reconocer las similitudes en el modelo económico que implementan.

En las elecciones al congreso del 9 de marzo de 2014 ganó la ultra derecha, el conservadurismo y la derecha tradicional (liberal –conservadora). El triste panorama nacional del congreso nos deja con 19 senadores del Centro Democrático, 21 senadores de la U, 20 conservadores y más de 19 senadores investigados por parapolítica o cercanos a alguien denunciado por ello. El polo democrático obtuvo 5 curules, un campesino en el senado: Alberto Castilla, los defensores de Derechos Humanos: Iván Cepeda y Alirio Uribe, y Robledo con una altísima votación. También podemos destacar mujeres que hacen algún contrapeso como Claudia López, Ángela María Robledo y Angélica Lozano. Si bien aún es muy pronto para destacar una figura en este periodo del congreso, es de resaltar el papel que ha venido jugando el senador Iván Cepeda, considerado como el senador del año 2014 por algunos analistas. En particular por protagonizar el debate más esperado de la actual legislatura: el de las relaciones de Uribe con el paramilitarismo, el narcotráfico y sus relaciones con la política. Actualmente, por este debate Cepeda tiene en su contra una demanda de perdida de investidura en el Consejo de Estado.

También llegaron al senado por circunscripción especial indígena Jesús Chávez y fue reelecto el senador Marco Aníbal Avirama Avirama. La posesión de las curules afro sigue embolatada aunque ya han pasado más de 6 meses de inicio del periodo de los congresistas. Los dos candidatos que obtuvieron la mayor votación aún no se han posicionado: Moisés Orozco Vicuña y María de Socorro Bustamante, señalada por su cercanía a la ‘Gata’. Su elección se encuentra entutelada debido a que no son afrodescendiente ni tienen verdadera relación con el movimiento afro.

Resaltó la fortaleza del Centro Democrático con 19 escaños, que en realidad tenía como única figura visible al Ex presidente Uribe, pero que logró sacar más de 2 millones de votos. Sin embargo, su ejercicio de "oposición" se ve desgastado por varios motivos. Una clara muestra de ello se pone en evidencia con los senadores ‘primíparos’ del uribismo que han ido en contra de sus intereses por errores. Por ejemplo, en medio de la votación en la reforma al equilibrio de poderes los senadores del Centro Democrático ayudaron a aprobar la eliminación de la reelección. Adicionalmente, la fórmula de oponerse a todo no le está saliendo bien a Uribe, su popularidad ha venido disminuyendo.

En este 2014 también debemos resaltar el fortalecimiento del movimiento campesino en unidad, el escenario de la cumbre agraria ha ganado en interlocución con el gobierno. Sin embargo aún están embolatados los acuerdos alcanzados con el gobierno. Si el gobierno no cumple los pactos firmados es muy probable que en 2015 estemos ante escenarios de fuerte movilización campesina. Igualmente en 2014 el sujeto urbano fue visibilizándose lentamente, en ello fueron importantes escenarios como el Foro Social Urbano Alternativo. También vimos un descenso de la movilización estudiantil, pero con intensión de repuntar en el marco del Acuerdo por lo Superior y el debate sobre el Plan Nacional de Desarrollo el año que inicia. Es de resaltar que el 2015 es un año de aprobación de dicho Plan, lo cual trae consigo importantes debates y movilizaciones sobre todos los temas que se incluirán en éste.

En 2014 el proceso de diálogo con las FARC y el gobierno cumplió dos años. Se conocieron los acuerdos alcanzados en materia de tierras y participación política. A pesar de los afanes de algunos que esperan un acuerdo exprés, podemos decir que va ganando la salida negociada al conflicto, aunque falta mucho en la construcción de paz. El país sigue a la espera de conocer los avances de los diálogos con el ELN, aunque ya al menos se vislumbran acercamientos y una definición de una agenda conjunta.

Hay que resaltar que un personaje colectivo que se ha visibilidado en la política nacional son las víctimas, puesto que fueron hechos fundamentales los foros de víctimas, los cuales tuvieron más difusión que los anteriores organizados por PNUD y la Universidad Nacional. Declaraciones tanto de las FARC como del gobierno han manifestado su reconocimiento a las víctimas. Muestra de ello fueron los grupos de víctimas que viajaron a La Habana. Aunque sigue existiendo una deuda gigante con las víctimas, con la verdad, la justicia y la reparación, parecen existir unos mínimos avances en su reconocimiento. También se instaló formalmente el consejo nacional de paz, donde interlocuta la sociedad civil y el gobierno en temas de paz, aunque aún falta que se modifique la ley que lo reglamenta, para que accedan con voz y voto nuevos actores políticos y sectores de la sociedad civil.

No resulta sencillo hacer un balance de gestión en Bogotá, donde la opinión se ha polarizado a favor y en contra de la alcaldía de Petro. A pesar de los múltiples intereses por sacar al progresismo, el alcalde Gustavo Petro y su equipo llegan al tercer año de mandato. En 2014 Petro fue destituido y vuelto a posicionar, con grandes oposiciones y palos en la rueda para no dejarlo desarrollar sus propuestas. En temas como salud y educación los índices de la ciudad parecen mejorar, sin embargo la gran deuda de la alcaldía de Petro ha sido en movilidad y seguridad.

Las locomotoras de Santos avanzan, particularmente la locomotora minera, con la otorgación de títulos mineros en 2014. El área concesionada para labores mineras equivale al 5 por ciento del territorio nacional. Ante un tema de la opinión pública nacional, como la minería en el Páramo de Santurbán, el gobierno nacional anunció en diciembre de 2014 la delimitación del páramo que beneficia a la minería y depone la protección ambiental.

Para finalizar, ya comenzó la carrera electoral 2015, son fundamentales por ser los comicios regionales donde se renovarán los concejos, asambleas, alcaldías y gobernaciones. Es decir, donde se encuentra la disputa territorial que será muy importante a futuro, entre otras cosas por la posible implementación de los acuerdos de paz. El 2015 será un año de movilizaciones y luchas en los distintos escenarios.

Comentarios (7)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones