CIA: Enfriar el planeta y calentar la guerra fría

on Miércoles, 31 Julio 2013. Posted in Artículos, Cambio climático, Edición 14, Ambientalismo, Nacional, Territorio , Alejandro Mantilla

14 MantillaEl posible uso de la geoingeniería por los organismos de inteligencia puede ser un arma decisiva en la competencia por los recursos, en un contexto donde la CIA desarrolla planes de control territorial y vigilancia global con instrumentos de alta tecnología.
 
Alejandro Mantilla
Fuente: http://www.migueljara.com

Héroes y villanos

Durante mi niñez, Indiana Jones y James Bond fueron dos de mis héroes favoritos. Luego me di cuenta que el primero era un profesional del saqueo del patrimonio de los pueblos indígenas, mientras el segundo era un espía al servicio de una monarquía colonialista. Así los dos héroes de mi infancia pasaron al bando de los villanos de mi vida adulta.

Algunos de los enemigos de James Bond buscaban una tecnología capaz de controlar los recursos naturales o la energía disponible para así dominar el mundo, mientras la labor del estilizado integrante de la inteligencia británica era frustrar esos planes. Parece que en nuestro tiempo los bandos se vuelven a invertir. Algunos documentos revelan que la Central de Inteligencia Americana (CIA) está financiando un proyecto de investigación cuyo eje principal es la posibilidad de alterar el ambiente de la tierra para controlar el cambio climático. El proyecto tiene un costo de US$ 630.000, será ejecutado por la Academia Nacional de Ciencias, y tendría tres objetivos: 1. Investigar cómo la geoingeniería puede ayudar a que los humanos puedan influir sobre los patrones meteorológicos. 2. Analizar los posibles peligros resultado del cambio climático; y 3. Investigar las posibles implicaciones de la geoingeniería para la seguridad nacional1.

Aunque el primer anuncio sobre la investigación se produjo en 20092, sólo recientemente ha cobrado relevancia ese proyecto. Las preocupaciones asociadas a dicha investigación han dejado de ser exclusivas de blogueros paranoicos y expertos en teorías de la conspiración, y ya son reseñadas en publicaciones fiables. Incluso la edición digital de la prestigiosa revista Slate publicó hace un par de semanas un artículo satíricamente titulado Climate Intelligence Agency3, mientras el periódico inglés The Independent citó una entrevista donde un vocero de la CIA se rehusó a comentar el proyecto, pero admitió que la agencia tenía interés en trabajar de la mano con los científicos para entender el cambio climático y evaluar sus implicaciones para la seguridad nacional4.

Riesgo climático y control militar

Los artículos de prensa antes mencionados han sido simultáneos con la publicación del más reciente informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) sobre el estado del clima global entre los años 2001 y 20115. En un comunicado de prensa publicado el 3 de julio, la OMM afirma que dicho período fue el más caluroso en ambos hemisferios desde 1850, año en que empezaron las mediciones. También se afirma que el aumento de la temperatura global se acompañó de “una rápida disminución del hielo marino del Ártico y una aceleración de la pérdida de la masa neta de las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia y de los glaciares del mundo”6. En suma, no sólo contamos con mayores evidencias científicas sobre el cambio climático, también crecen las alarmas sobre la extrema gravedad del problema.

La investigación financiada por la CIA apunta a usar la geoingeniería como posible instrumento para limitar el cambio climático. Dentro de los procedimientos mencionados se ha hablado de lanzar partículas a la estratósfera que reflejen la luz solar hacia fuera del planeta, procedimiento que reduciría la temperatura promedio del planeta. También se ha planteado la posibilidad de remover partículas de dióxido de carbono en el ambiente para reducir los niveles de contaminación, tema crucial si tenemos en cuenta que hoy el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera llega a 400 partes por millón, indicador de un nivel de gases de efecto invernadero que no se había presentado en millones de años7.

La puesta en marcha de la investigación suscita consideraciones ecológicas y políticas. Frente a las ecológicas resulta clave recordar aquel famoso proverbio chino citado hasta el cansancio por los manuales de autoayuda: el aleteo de una mariposa puede sentirse al otro lado el mundo. Conviene recordar que el efecto mariposa adquirió relevancia científica gracias al trabajo del meteorólogo y matemático Edward Lorenz, quien intentó construir un modelo matemático que permitiera pronósticos fiables sobre, precisamente, el comportamiento del clima.

La dificultad de predecir el clima radica en la sensibilidad a las condiciones iniciales, es decir, en cómo pequeños errores en la atribución de valores matemáticos reducen la posibilidad de pronósticos exactos. El trabajo de Lorenz fue fundamental para delinear los sistemas no lineales, aquellos donde pequeñas influencias pueden transformar todo un sistema complejo. El clima es el sistema no lineal por excelencia, pues un mínimo aumento de temperatura, de la velocidad del viento o de la presión del aire, puede generar consecuencias imprevisibles. Por lo anterior, cualquier procedimiento que procure alterar el clima podrá traer consecuencias catastróficas para el planeta y para sus habitantes.

Frente a los aspectos políticos cabe resaltar que la entrada de los organismos de seguridad e inteligencia militar en proyectos de intervención climática pueden cambiar las coordenadas de la guerra, la política y el control de los territorios. Hoy la mayoría de los conflictos armados a nivel mundial están ligados al control de bienes de la naturaleza, especialmente aquellos recursos estratégicos para la generación de energía8. El cambio climático drástico puede generar una modificación de los paisajes, los territorios y los ecosistemas de tal magnitud que haga variar las estrategias para controlar los recursos. No es casual, por ejemplo, que el Consejo Nacional de Inteligencia Militar de Estados Unidos identifique el cambio climático como una de las tendencias claves para la planificación militar, junto con la alimentación, la energía y el agua (tesis planteada hace algunos meses en un documento llamativamente titulado Mundos alternativos9). Tampoco es casual que el Departamento de Defensa redactara una hoja de ruta para responder a los retos de las operaciones militares frente al cambio climático, donde menciona la competencia global por el control de las fuentes de energía y agua10.

El cambio climático está generando un rediseño de la estrategia militar de los grandes ejércitos en un contexto de disputa global entre las viejas y las nuevas potencias por el control de recursos y bienes de la naturaleza. La pregunta crucial es si un posible control del clima global puede ser en sí mismo un arma de guerra. Varios comentaristas han recordado que en la Guerra de Vietnam la Fuerza Aérea de Estados Unidos intentó inducir lluvias para bloquear caminos usados por el VietCong

¿Será la geoingeniería la nueva arma global?

Calentamiento global y retorno de la guerra fría

Aunque aún sea temprano para hacer aseveraciones serias sobre los alcances del proyecto, las revelaciones sobre los nuevos objetivos de la CIA y los departamentos de seguridad de Estados Unidos son simultáneas al escándalo sobre el supuesto programa de espionaje global ventilado por Edward Snowden, situación que muestra los posibles alcances de la nueva etapa de la inteligencia y seguridad impulsados por el gobierno de Barack Obama11.  Parece que en la era Obama la tecnología juega un papel predominante en la seguridad, el espionaje y la guerra, como lo muestra el uso de aviones no tripulados (drones) en varios lugares del mundo.

Por otro lado, parece que las nuevas tecnologías no traen consigo el abandono de las viejas fórmulas usadas por la seguridad norteamericana. En un reciente documental presentado por Fareed Zakaria en CNN, se incluye una entrevista con LeonPanetta, el ex jefe de la CIA y ex Secretario de Defensa de la administración Obama. En la entrevista, Panetta sugiere que parte de la información usada para matar a Osama Bin Laden se obtuvo mediante tortura12. No es casual que el discurso de Obama haya variado significativamente, pasando de la defensa irrestricta de las libertades civiles a sugerir la posibilidad de recortar la libertad para obtener seguridad13, recordando los tiempos de la guerra fría. La mejor caricatura de la situación se ha retratado en una viñeta donde aparece Martin Luther King diciendo I have a dream, mientras Obama pronuncia I have a drone.

Las implicaciones del escándalo Snowden son tan grandes que un blog de The Economist afirmó que la guerra contra el terrorismo es el Vietnam de Obama14, ya que al actual mandatario le ocurre algo muy parecido a lo que le ocurrió en su momento a Lyndon B. Johnson: la guerra contra el terrorismo amenaza con debilitar la agenda interna del presidente y quitarle gobernabilidad. Un punto allí señalado indica que, a pesar de la retórica, hoy el terrorismo no es una amenaza importante para la seguridad nacional de Estados Unidos. El verdadero riesgo a la libertad en ese país el propio programa de espionaje.

Si el espionaje global, los aviones no tripulados e incluso la tortura son los ejes que orientan la política de seguridad de Obama, la pregunta que sigue rondando es cuál es el rol de la investigación que busca incidir en el clima global. Aquí parece que los analistas de The Economist tienden a equivocarse, pues si algo nos ha enseñado la historia reciente es que la agenda externa de una potencia es a la vez su agenda interna. En un contexto de crisis económica, energética y ambiental, el control de recursos naturales es crucial para la agenda interna, pero solo podrá garantizarse mediante la expansión externa (eso que en los viejos buenos tiempos llamábamos imperialismo).

El posible uso de la geoingeniería por los organismos de inteligencia puede ser un arma decisiva en la competencia por los recursos, en un contexto donde la CIA desarrolla planes de control territorial y vigilancia global con instrumentos de alta tecnología. Las consecuencias de estas posibles prácticas pueden ser gravísimas para el ambiente y para los pueblos, e incluso pueden redefinir las coordenadas de las guerras.

Por ahora sólo estamos hablando de un proyecto de investigación, pero si algo nos enseñó el siglo XX, es que la ciencia y la tecnología de alto nivel unidas a proyectos militares no han traído buenas experiencias. Vale la pena recordar las palabras de Günther Anders en la primera carta enviada a Claude Eatherly, el piloto del Enola Gay que arrojó la bomba sobre Hiroshima:


“…en cierto modo, podemos producir más de lo que somos capaces de representarnos; el hecho de que los efectos resultantes de los instrumentos que nosotros mismos hemos producido son tan grandes que ya no estamos preparados para representárnoslos. Tan grandes que ya no podemos hacerles frente”.

***

1Ver el artículo  “Conspiracy theorists, rejoice!” de Dana Liebelson y Chris Mooney, disponible en: http://www.motherjones.com/politics/2013/07/cia-geoengineering-control-climate-change
En noviembre de 2012 Mother Jones había publicado la nota de Kate Sheppard “Farewell, CIA Climate Center” http://www.motherjones.com/blue-marble/2012/11/farewell-cia-climate-center-we-hardly-knew-ye
El proyecto puede consultarse en: http://www8.nationalacademies.org/cp/projectview.aspx?key=49540
2Puede consultarse el anuncio en : https://www.cia.gov/news-information/press-releases-statements/center-on-climate-change-and-national-security.html
3El artículo de Liebelson y Mooney se publicó en Slate con algunas modificaciones, disponible en: http://www.slate.com/articles/technology/future_tense/2013/07/cia_funds_nas_study_into_geoengineering_and_climate_change.html
4http://www.independent.co.uk/news/world/americas/cia-backs-630000-study-into-how-to-control-global-weather-through-geoengineering-8724501.html
5OMM, “El Estado del clima mundial 2001-2011. Un decenio de fenómenos climáticos extremos”, 2013.
6https://www.wmo.int/pages/mediacentre/press_releases/pr_976_es.html
7Ver: “Concentración de CO2 en el aire supera máximo histórico”. Disponible en: http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/articulo-421411-concentracion-de-co2-el-aire-supera-maximo-historico
8Ver Michael T. Klare, “Guerras por los recursos” , Barcelona, Urano, 2013.
9http://www.dni.gov/index.php/about/organization/national-intelligence-council-global-trends
10http://www.acq.osd.mil/ie/download/green_energy/dod_sustainability/2012/Appendix%20A%20-%20DoD%20Climate%20Change%20Adaption%20Roadmap_20120918.pdf
11Para un dossier completo sobre el caso Snowden puede consultarse:  http://www.guardian.co.uk/world/edward-snowden
12La transcripción de los audios del documental puede encontrarse en: http://transcripts.cnn.com/TRANSCRIPTS/1305/12/fzgps.01.htmlLas palabras textuales de Panetta fueron: “I often get criticized for say ingthis, but it is the fact we got in formation, even though you may not like the approach that was used. The fact was, it was information”.
13Aquí puede verse un comparativo del cambio en el discurso de Obamahttp://irregulartimes.com/2013/06/08/obama-vs-obama-on-the-choice-between-security-and-freedom/
14http://www.economist.com/blogs/democracyinamerica/2013/06/why-we-spy

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones