Confunde y reinarás: la lucha social en México frente a la difamación-desinformación gubernamental

on Miércoles, 14 Mayo 2014. Posted in Artículos, Edgar Ricardo Naranjo, Autodefensas, Zapatistas, México, Edición 33, Internacional, Movimientos sociales

33 RicardoEn su afán de presentar la noticia, los medios de comunicación no mencionaban la disputa territorial que se ha estado librando en el interior de este estado en donde, además de los narcotraficantes, los agroempresarios y las transnacionales tienen sus ojos puestos sobre las tierras y los recursos minerales.
 
Edgar Ricardo Naranjo
Fuente de la imagen: http://www.sopitas.com 

Se hace muy común en nuestros días que los mal llamados medios de comunicación, en busca de generar opinión pública, desinformen a la población. Sus relatos noticiosos cargados de juicios de valor no alcanzan a reflejar en su grado más mínimo las complejas realidades que se intentan describir. Las especulaciones, las interpretaciones sesgadas y la mediatización de la información en busca de obtener mayor audiencia, presuponen el inherente vínculo con  cualquier régimen de gobierno que aspira, a través del recurso informativo, a mantener  el poder político y el orden económico predominante.

En México, las barreras de la constante difamación de las movilizaciones sociales han sido muy recurrentes. Cadenas “informativas” tales como Televisa, Tv Azteca, entre otras, en búsqueda de infundir un patriotismo desbordado, celebran días tras día los triunfos de los(as) deportistas y otros(as) famosos(as) reconocidos(as) a nivel internacional, pero señalan injustificadamente las acciones de resistencia popular, tales como las manifestaciones, los mítines, las huelgas y la organización local-comunitaria. Entremezclando lo presentado, deciden que está bien y que está mal.

33 Ricardo1

Hace más de cuatro meses fue presentada ante la “opinión pública” la aparición de las autodefensas en el estado de Michoacán. El cubrimiento especial para este suceso mantuvo la atención de los(as) mexicanos(as) y del mundo entero. El reconocimiento de un grupo que se había levantado en armas para buscar limitar el accionar del narcotráfico, comenzó a generar opinión: todos(as) los(as) políticos(as) querían hablar sobre el hecho, nadie se percataba de que el surgimiento de esta tropa había sido financiado por empresarios de la región y estaba siendo apoyado por el ejército nacional.

Sin embargo, había que presentar la noticia en un contexto en donde se están discutiendo las reformas estructurales (educación, energía, etc.) que pretenden reforzar el modelo económico neoliberal y en donde se han incrementado las manifestaciones populares en contra de dichas reformas. Así las cosas, no solamente se imponía una gran cortina de humo sobre la coyuntura, sino que como ha ido pasando a lo largo de los años, se intentó ocultar la constitución-evolución de movimientos populares dignos, que mediante la organización y la construcción de poder comunitario le han ido haciendo frente desde la resistencia y autonomía al avance del crimen organizado y a las políticas del “mal gobierno”.

A 20 años del levantamiento armado del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el estado de Chiapas, ningún medio informativo oficial resalta las agresiones de las cuales han sido parte las bases de apoyo de este movimiento, los hostigamientos militares y los reiterados asesinatos por parte de los paramilitares. Sin lugar a duda y buscando establecer otro tipo de mecanismos comunicativos, los(as) zapatistas han logrado mantener la atención a nivel mundial. Dejando de lado la mediatización gubernamental emprendieron un camino digno de resistencia.

El gobierno desatendió su proposición y ellos(as), tomando distancia de las armas, fueron constituyendo sus formas propias de organización social, política y económica, “el mandar obedeciendo” se fue haciendo realidad en el interior de lo que ellos denominaron “caracoles” y en estos espacios “las juntas del buen gobierno” comenzaron a gobernar de abajo hacia arriba. La propuesta zapatista sembró esperanzas autónomas y perspectivas de luchas sociales.

Hoy en día su caminar pervive, desde la comandancia general del EZLN, en el mes de agosto del 2013, se dio vida a una propuesta de escuela que buscaba invitar a la sociedad civil a las comunidades autónomas zapatistas, para que pudieran comprender en el terreno la puesta en marcha de este proceso. Con el surgimiento-consolidación de las escuelitas zapatistas, se abrió la posibilidad para que muchos(as) pudiéramos conocer en el interior de una comunidad el verdadero sentido de la propuesta zapatista. El subcomandante Marcos muy bien lo decía “aquí viene usted a participar de la cotidianeidad y el saber del pueblo indígena zapatista” (Sub Marcos, 2013). En la práctica me pude dar cuenta del constante y disciplinado caminar de los(as) zapatistas, quienes día a día construyen con dignidad un futuro alejado de los programas gubernamentales y su cooptación política.

33 Ricardo2

Pero no solo los(as) compañeros(as) zapatistas se han ido organizando en contra de lo que ellos(as) mismos(as) llaman el mal gobierno. Debido al incremento del crimen organizado en algunos estados de México, como es el caso de Guerrero, los pueblos indígenas en el marco de las asambleas comunitarias han creado sus propios mecanismos de autoprotección. La irrupción de las policías comunitarias resaltó en este caso el valor de decisión que tienen los pueblos y la autonomía que a través de la constitución de estos cargos comunitarios tienen sobre su territorio.

Sin embargo, y con el fin de desacreditar estas guardias comunitarias, se llevaron a cabo algunas reformas constitucionales que legitimaban la creación de nuevos grupos “civiles” de autodefensas que, sin responder a intereses colectivos-comunitarios, podían llegar a constituirse para salvaguardar sus intereses particulares (Gómez, 2013). A la luz de la masiva presentación de las autodefensas en Michoacán, se desconocieron las formas propias de organización comunitaria que se estaban llevando a cabo para salvaguardar la autonomía y los territorios indígenas.

Con la aparición de las autodefensas, nadie podía creer cómo un grupo de civiles resistía los embates del crimen organizado en Michoacán, liderado por el cártel conocido con el nombre de “Los Templarios”. En su afán de presentar la noticia, los medios de comunicación no mencionaban la disputa territorial que se ha estado librando en el interior de este estado en donde, además de los narcotraficantes, los agroempresarios y las transnacionales tienen sus ojos puestos sobre las tierras y los recursos minerales. Se fueron dejando de lado aspectos trascendentales para comprender este “levantamiento”, por ejemplo que muchos de los recursos habían sido otorgados por empresarios y familias prestantes del Estado, además de que las primeras acciones militares comenzaban a ser coordinadas con el ejército nacional. Las autodefensas tenían en su poder armas de alto calibre tales como Ak 47 y R15 (Navarro, 2014).
En el transcurso de este suceso mediático, nunca se hizo una diferenciación entre las autodefensas y las policías comunitarias, en el marco de este montaje, un sin número de comuneros(as) fueron puestos a disposición de las autoridades y así la confusión reinó sobre el panorama nacional. La incertidumbre pretendió poner en la misma bolsa a los grupos de civiles que obedecían las órdenes de grupos económicos con los procesos de resistencia que a lo largo de los años han proclamado desde las asambleas comunitarias el libre derecho a la autonomía territorial.

***

Gómez, Magdalena (2013) Pueblos indígenas: entre la resistencia y la reconstitución, la jornada, México

Gómez, Magdalena (2014) Ostula también es Michoacán, la jornada, México.

Gómez, Magdalena (2014) Crisis en la policía comunitaria en Guerrero, la jornada México.

Subcomandante Marcos (2013) Votan II. L@s guardi@n@s, México. Disponible en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2013/07/30/votan-ii-ls-guardians/

López, Francisco (2014) Policías comunitarias y autodefensas: una distinción necesaria, la jornada, México.

Navarro, Luis (2014) Claroscuros de las autodefensas michoacanas, la jornada, México.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones