Cronología de un conflicto: el caso de los trabajadores petroleros de Puerto Gaitán- Meta (1)

on Jueves, 14 Febrero 2013. Posted in Artículos, Edición 3, Nacional, Conflictos laborales, Petróleo, Puerto Gaitán, Pacific Rubiales, Camilo Salcedo

3 camiloEl 19 de septiembre de 2011 cerca de 1000 habitantes de la ciudad de Puerto Gaitán bloquearon la carretera que comunica al municipio con los campos petroleros. Ante las manifestaciones, el día 21 de septiembre fue declarado un toque de queda y fue ampliado el número de uniformados en la región de conflicto.
 
Camilo Salcedo
Fuente: http://www.rebelion.org
Entre los años 2011 y 2012 en Puerto Gaitán-Meta se desarrollaron grandes manifestaciones por parte de trabajadores y habitantes de esa región del país, producto de las relaciones de trabajo y los impactos sociales que trajo la expansión de la multinacional petrolera Pacific Rubiales ¿Cómo se desarrollaron aquellos conflictos?, ¿Cuáles fueron los movilizadores de la protesta?, ¿Cómo el Estado y la empresa Pacific Rubiales lograron “controlar” el conflicto?

El conflicto: los trabajadores y la empresa Pacific Rubiales

Campo Rubiales hace parte de la empresa Pacific Rubiales y cuenta con los mayores pozos de producción de petróleo de Colombia con cerca de 165.000 barriles por día (año 20121). Su extensión es de aproximadamente 30.000 hectáreas y está localizado a 180 kilómetros de Puerto Gaitán, en el departamento de Meta al centro-este del país. En esta región, desde el año 2011, se han presentado múltiples protestas de trabajadores producto de las condiciones de trabajo en los campos petroleros.

El conflicto con los trabajadores petroleros salió a la opinión pública cuando los trabajadores de la empresa decidieron paralizar las actividades de los pozos en julio de 2011. Esto provocó que la empresa Pacific Rubiales emitiera declaraciones a través de los principales periódicos y medios de comunicación del país desconociendo la existencia de un conflicto producto de las condiciones del trabajo y afirmando que el problema que existía en los campos era producto del bandolerismo, al igual que el principal problema de la paralización de la producción era el atentado a la confianza inversionista extranjera en Colombia.

¿Qué era lo que estaban pidiendo los trabajadores en Puerto Gaitán? Sus protestas estaban movilizadas por factores como: 1) las condiciones de las habitaciones, caracterizadas por las llamadas “camas calientes”, que hace referencia a camas rotativas donde los trabajadores tienen que esperar tiempo hasta que otro trabajador se levante para conseguir una cama para dormir (en temperaturas superiores a 30 grados); 2) falta de agua para bañarse; 3) maltrato por parte de los capataces; 4) deterioro de las carreteras por la actividad de los grandes camiones; y 5) sobre-explotación en el trabajo debido a factores como: trabajar más días seguidos del que permite la ley, inestabilidad laboral y no pago de días de descanso2.

Los trabajadores que encabezaron las primeras protestas estaban inscritos en dos cooperativas de trabajo asociado que son: Metapetroleum y Cepcolsa. Estas figuras ocasionaron la tercerización laboral y los bajos costos, al igual que no garantizaban la estabilidad en el lugar de trabajo. Así, Cepcolsa (empresa española) tenía a 1.880 trabajadores cuando estalló el conflicto, pero en la práctica solo reconocía 83 trabajadores; y Metapetroleum, operadora de los campos de Pacific Rubiales, tenía 12.644 trabajadores y solo reconocía a 535. Los trabajadores no reconocidos estaban inscritos dentro de la empresa sobre el sistema de asociados a la cooperativa. Por lo tanto, ellos no eran oficialmente trabajadores, lo que trajo como consecuencia el no reconocimiento de sus derechos y la aplicación del Código Sustantivo del Trabajo.

Al iniciar el conflicto dentro de los campos petroleros, llegaron posteriormente integrantes de la Unión Sindical Obrera (USO), principal sindicato de la industria del petróleo en el país y que hace parte de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). La USO llegó a Puerto Gaitán e intentó organizar las protestas y los canales de diálogo para la negociación. Para lo anterior, la USO entró a representar a los trabajadores de los contratistas, es decir de las empresas que subcontratan trabajadores para el funcionamiento de la empresa Pacific Rubiales.

La primera reacción frente a los huelguistas de Cepcolsa y su filiada Montajes JM fue la suspensión de 1.200 contratos y posteriormente el despido de 1.100 trabajadores. Las peticiones de los trabajadores eran mínimas, como garantizar unas condiciones aceptables para trabajar, mejora en las condiciones de las habitaciones, respeto por parte de los capataces, una mínima estabilidad laboral, el pago de los días de descanso y el respeto de los horarios de trabajo.

Frente al conflicto, el presidente de la empresa Pacific Rubiales, Ronal Painting afirmó que su empresa tenía contratadas solo 500 personas (3,8% del personal) y calificó los hechos ocurridos como “lamentables sucesos con el ataque de algunos manifestantes, con una violencia que yo nunca había visto en cuarenta años de estar en este negocio”. Igualmente respondió, frente a la pregunta de por qué no existían sindicatos, que era “porque el personal no quiere y yo no los puedo obligar”3.

Por lo tanto, la respuesta del presidente de esta empresa ante el conflicto fue que Pacific Rubiales no tenía responsabilidad en lo ocurrido, en la medida que los trabajadores en huelga eran los “contratistas” que pertenecían a otras empresas y que sólo prestaban servicios para la empresa, pero no eran sus empleados. Por lo tanto, según su versión, Pacific Rubiales sólo podía servir como “intermediario” y “facilitador” entre los trabajadores y las empresas contratistas, pero en el fondo no era su conflicto.

Igualmente, tal como lo muestra el comunicado de la empresa Pacific Rubiales del 19 de julio de 2011, nunca fue reconocida la existencia de un conflicto generado por las condiciones de trabajo. Además, las actuaciones de los trabajadores fueron calificadas como una alteración de orden público donde se generaron “actos vandálicos” por parte de personas externas de la compañía y se aseguró que algunos “supuestos miembros” de la USO estaban “fuertemente armados”4. Al final, el conflicto fue controlado con la presencia del ejército y la firma de un preacuerdo.

Pacific Rubiales tuvo que realizar un primer acuerdo con la USO que consistió, según lo manifestó Rodolfo Vecino (presidente de la USO y representante de los contratistas), en el “compromiso de la compañía de no tomar represalias contra los trabajadores, ni remitir a la justicia a los manifestantes retenidos. Igualmente, no descontar a los trabajadores el pago de salario del día de protesta y se acordó la instalación de una sede de la USO en la región”. Por otro lado, Pacific Rubiales declaró que “la compañía facilitó una pacífica y rápida resolución de los asuntos entre el contratista y sus empleados sindicalizados”. Igualmente se acordó una reunión para el 3 de agosto con el Vicepresidente de la República5, reunión que nunca se realizó.

Al día siguiente del control de las protestas y la firma de un primer preacuerdo, el 21 de julio, el presidente de Pacific Rubiales declaró que “nunca se ha firmado un acuerdo laboral” al igual que lamentó los hechos ocurridos en Puerto Gaitán debido que “no son una buena señal para la inversión extranjera que pretende ingresar al país”6.

Sin embargo, el conflicto no fue resuelto y en septiembre de 2011 se iniciaron nuevas manifestaciones. Las mesas de concertación creadas después de las manifestaciones de julio no estaban contando  ni con la presencia de Pacific Rubiales, ni de Ecopetrol, a pesar de la presencia de los sindicatos, los trabajadores y las comunidades. Así, según la USO, el proceso de las mesas de concertación sólo funcionó para dilatar las negociaciones, frente a lo cual estallaron nuevas protestas y enfrentamientos entre trabajadores y la fuerza pública.

El 19 de septiembre de 2011 cerca de 1000 habitantes de la ciudad de Puerto Gaitán bloquearon la carretera que comunica al municipio con los campos petroleros. Ante las manifestaciones el día 21 de septiembre fue declarado un toque de queda y fue ampliado el número de uniformados en la región de conflicto7. De la misma forma, los trabajadores pidieron el mismo pliego de peticiones anteriores y el cese de los despidos masivos.

La gravedad de las protestas en Puerto Gaitán llevó a que inclusive el delegado de la ONU en Colombia, Bruno Moro, se pronunciara8, declarando que “deseamos que en cualquier conflicto laboral se encuentre una voluntad clara de parte tanto de la empresa como de los trabajadores al momento de la discusión” y agregó que “cuando pasan situaciones de este tipo es porque no se han creado condiciones para un diálogo, entonces la reacción es de esa naturaleza”.

Después de los acontecimientos, la USO consiguió el 21 de septiembre la firma de un nuevo acuerdo con el vicepresidente de asuntos corporativos de la Pacific Rubiales, avalado por los ministros de Protección Social, Mauricio Santamaría, y del interior, Aurelio Iragorri. El acuerdo consistió en seis puntos que fueron: 1) salarios y prestaciones de trabajadores directos, contratistas y subcontratistas; 2) garantía para el pleno ejercicio de las libertades sindicales y el derecho a asociación; 3) vinculación de la mano de obra local de Puerto Gaitán; 4) estabilidad de los contratos; 5) resolver problemas sociales de la población local; y 6) reintegro del personal desvinculado a la empresa después de las protestas del 19 de julio de 20119.

Con la firma del acuerdo los trabajadores reiniciaron actividades. Sin embargo, inmediatamente después el nuevo presidente de Pacific Rubiles, Camilo Valencia, desconoció los acuerdos y declaró que: “estamos absolutamente claros de que los hechos acontecidos desde el domingo pasado en campo rubiales no obedecen a una protesta laboral, por el contrario es una toma hostil e injustificada de nuestras instalaciones, donde se ha puesto en riesgo la continuidad de la operación petrolera al punto de llevarnos al cierre total de los campos, al cierre total de la producción”10.

***

1http://www.dinero.com/negocios/articulo/pacific-producira-mas-petroleo-campo-rubiales/156974
2Ver video: Relaciones entre Pacific Rubiales y trabajadores, parecidas a la época de las bananeras (17 de agosto de 2011) http://www.youtube.com/watch?v=WG6M3kdUdMw
3http://www.revistacredencial.com/credencial/content/ronald-pantin-%E2%80%9Cen-colombia-queda-mucho-petr%C3%B3leo-por-descubrir%E2%80%9D
4Ver:  http://m.eltiempo.com/colombia/llano/pacific-rubiales-se-pronuncia-sobre-disturbios-en-puerto-gaitn/9952726
520/07/2011 http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/pacific-rubiales-reanuda-trabajos-en-puerto-gaitan-meta/20110720/nota/1510211.aspx
6El Presidente de Pacific Rubiales afirma que los hechos ocurridos en Puerto Gaitán afectarán la inversión extranjera. http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/el-presidente-de-pacific-rubiales-afirma-que-los-hechos-ocurridos-en-puerto-gaitan-afectaran-la-inversion-extranjera/20110721/nota/1511628.aspx
7Ver video: http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-300894-reanudar-produccion-petrolera-le-tomaria-pacific-rubiales-de-tre
8Ver video: http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-300894-reanudar-produccion-petrolera-le-tomaria-pacific-rubiales-de-tre
9http://www.colectivodeabogados.org/Cuatro-mil-trabajadores-de-Pacific
10Pacific Rubiales cerró sus puertas en el Meta (21 de septiembre de 2011) http://www.eluniversal.com.co/cartagena/nacional/pacific-rubiales-cerro-sus-puertas-en-el-meta-44821

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones