La participación política de la insurgencia en el posconflicto: escenarios posibles

on Lunes, 29 Septiembre 2014. Posted in Artículos, Edición 42, Posconflicto, Nacional, Germán Paul Cáceres, Participación política, Proceso de paz

42 Paul

El éxito del proceso de paz implicará nuevas realidades con las que el país deberá convivir, entre ellas, una recomposición del régimen político y la emergencia de actores que disputarán en nuevos términos el poder político.

 
Germán Paul Cáceres
Fuente de la imagen: http://www.librered.net/

El éxito de un acuerdo de paz entre Gobierno y FARC, convertirá a la insurgencia en un actor político institucional cuyas aspiraciones deberán ser tramitadas por los medios electorales. El posconflicto abre la posibilidad de una nueva correlación de fuerzas para el ejercicio del poder político y el control de los aparatos de Estado.

Por medio de declaraciones públicas, los voceros de las FARC en La Habana han expresado sus expectativas para su participación política. Este artículo repasa tales expectativas y a partir de allí plantea escenarios posibles en el que una renovada situación política tendría al movimiento guerrillero legalizado como un actor relevante.

Las expectativas manifestadas por los voceros de las FARC para su participación política han girado en torno a cinco temas principalmente: la profundización de los acuerdos fundamentales por medio de una Asamblea Nacional Constituyente; la constitución de un movimiento político urbano-rural; la conformación de una coalición de movimientos y partidos políticos principalmente de izquierda y centro-izquierda; la consecución de condiciones favorables de entrada al sistema político, y la pretensión de una reforma electoral.

En diciembre pasado, las FARC presentaron un plan de 12 puntos1 en el que advierten que más allá de La Habana, esperan continuar configurando un nuevo orden político con la convocatoria a una Asamblea Constituyente: “La Constitución que surja del proceso constituyente será el verdadero Tratado de paz, justo y vinculante, que funde nuestra reconciliación y rija el destino de la nación colombiana… Es una Asamblea de refrendación de acuerdos, en la medida en que éstos comprometen el orden constitucional vigente o de acuerdos no logrados en la Mesa de diálogos, frente a lo cual se atenderá la voluntad del constituyente primario y soberano. La Asamblea es también de proyección y expansión democrática real de asuntos propuestos por el constituyente primario y soberano”.

Las FARC aspiran a conformar un movimiento político fuerte a partir de sus actuales estructuras, el Partido Comunista Clandestino de Colombia y el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia. Al respecto Pablo Catatumbo señaló: "aquí está el Movimiento Bolivariano, vital, y listo para emprender el camino de la paz; dispuesto a que si se alcanza la firma del acuerdo final, hacer del antifaz que lo resguarda (...) un partido político abierto, legal, que recoja a las mayorías inconformes para proseguir la lucha por la democracia, la reconciliación y la justicia social"2.

Esto se vincula con el propósito de impulsar un frente amplio de izquierda y centro-izquierda que les posibilite un marco de acción e influencia política mayor al que le daría restringirse a sus bases más cercanas. En este caso es plausible la convocatoria al Movimiento Marcha Patriótica, Unión Patriótica, algunos sectores del Polo Democrático e inclusive sectores de la izquierda del Partido Liberal, así como otras facciones con ascendiente regional.

Unas condiciones favorables de entrada al sistema político como, por ejemplo, curules temporales en el parlamento, posiciones de poder en entidades del Estado o algún control político en sus llamadas zonas de influencia, entre otras, constituye una cuarta expectativa que las FARC tratan de consolidar como punto de partida de su desmovilización tras la firma del acuerdo. En el documento Proceso constituyente abierto para la transición a la nueva Colombia hablan de fomentar “autonomías territoriales, regionales, departamentales, municipales, indígenas, afrodescendientes y raizales” como una forma de reajustar la organización política-administrativa y de “reconocer y estimular formas autónomas de autogobierno y autogestión emanadas de comunidades urbanas y rurales”3.

Finalmente, en cuanto a la reforma electoral, el jefe guerrillero Andrés Paris expresó que: “Sería una estupidez meterse en un proceso electoral bajo los mecanismos tramposos y fraudulentos que existen. No vamos a entrar a participar con el actual régimen electoral y el mecanismo de compra de votos y trampas; eso sería un suicidio. Por eso en las propuestas que estamos haciendo, se contempla una reforma profunda al régimen electoral”4. En el documento Proceso constituyente abierto para la transición hacia la nueva Colombia, reclaman un cambio del sistema electoral que favorezca a las expresiones organizadas minoritarias o alternativas.

De este modo, ante la posibilidad de un contexto nuevo con las FARC convertidas en una fuerza legal y teniendo en cuenta lo anterior, se exponen cuatro escenarios posibles en su futuro político:

1. Las FARC y el acuerdo de élites producto de una Asamblea Constituyente

La importancia de la Asamblea Constituyente para las FARC en parte radica en que es un escenario propicio para recuperar su imagen nacional e internacional y parte del terreno que tanto han perdido en el campo de la opinión pública; el escenario del acuerdo constituyente desestimularía resistencias en su contra y la idea de un “gran acuerdo nacional” con la presencia de sectores de las élites y la política tradicional sería una fórmula para dar sostenibilidad, en el largo plazo, al acuerdo de paz y graduar a las FARC de actor institucional. La idea de un pacto de cogobierno al menos transitorio, supondría un fortalecimiento político de las FARC que resultaría en una buena compensación a cambio de la desmovilización de su fuerza militar.

2. La atomización de las fuerzas políticas y las FARC como primera minoría

La legislación electoral actual, favorece a los partidos grandes y el agrupamiento de las facciones al interior de los mismos, una reforma que fortalezca las fuerzas de minoría, como la ha pedido insistentemente las FARC en La Habana, estimularía fraccionamientos en el interior de los partidos grandes y favorecería la disputa por un electorado ya copado en buena medida. Sin embargo, aun sin una reforma electoral así, la realidad es que ya no hay partidos hegemónicos que obtengan grandes votaciones, el partido más votado en las parlamentarias de 2014 obtuvo sólo el 15.6%5 de los votos.

Un escenario optimista para la fuerza política de las FARC es conseguir victorias electorales sin mayorías absolutas pero con votos suficientes como para ser la primera minoría. Además, si producto del proceso de paz las FARC logran espacios de poder temporales como curules, puestos públicos, etc., contarían con aparato institucional para impulsar su programa y concentrar más fuerza.

3. Las FARC y el frente amplio de izquierda

El frente de movimientos de centro-izquierda es quizá el escenario más factible, intentando hacer crecer su influencia política pero en el marco de una convergencia con sectores ideológicamente próximos. Las FARC tendrían más posibilidades de convertirse en la facción hegemónica de la hipotética coalición y, en todo caso, tendría mayor espacio para incorporar su programa político en una audiencia más receptiva.

Considerando la atomización del sistema de partidos, una alianza de esta naturaleza tendría mejor oportunidad de ganar en las urnas que una aventura solitaria del partido político que la guerrilla constituya.

El contexto internacional también parece favorable a este escenario, considerando los matices de los diferentes gobiernos de izquierda y centro-izquierda en el continente. Un frente de izquierda en Colombia podría recibir un apoyo más amplio.

4. Las FARC y la consolidación de su poder regional

Si bien puede considerarse que la pretensión máxima de las FARC es alcanzar el poder nacional, una salida intermedia es la que el movimiento priorice consolidar en el corto y mediano plazo su poder político regional, dada su extracción y raigambre campesino y su alto nivel de rechazo en las zonas urbanas.

La presencia periférica de las FARC hace posible pensar que sin que renuncien a la disputa por el poder nacional, se concentren en consolidar sus regiones de influencia y desde allí participar políticamente y convertirse en un actor de relevancia que les permita ir ampliando con más solidez su predominio político en el largo plazo.

El éxito del proceso de paz implicará nuevas realidades con las que el país deberá convivir, entre ellas, una recomposición del régimen político y la emergencia de actores que disputarán en nuevos términos el poder político. Las FARC serán uno de ellos con escenarios futuros posibles favorables si el país y las propias FARC le dan una oportunidad a la paz, éstas le cumplen a los procesos de verdad y reparación y logran así, disminuir el enorme rechazo que han acumulado en la población urbana, que representa la mayoría del censo electoral, para convertirse en un partido político importante y no en una fuerza marginal del extremo del espectro político legal.

***

1El texto completo se puede consultar en http://www.prensarural.org/spip/spip.php?article12932
2Aparte del comunicado leído por Pablo Catatumbo al inicio de la tercera ronda de negociaciones en La Habana el 29 de abril de 2014. Puede consultarse en, http://www.mbsuroccidentedecolombia.org/inicio/MB%2014%20delegacion.html
3Proceso constituyente abierto para la transición hacia la nueva Colombia. http://anncol.eu/index.php/colombia/insurgencia/farc-ep/comunicados-de-las-farc-ep/7010-las-farc-presentan-un-documento-extenso-sobre-el-proceso-constituyente-abierto-para-la-transicion-hacia-la-nueva-colombia
4Entrevista a Andrés Paris. Recuperado de, http://democraciaenlared.wordpress.com/2013/06/22/entrevista-a-andres-paris-vocero-de-la-delegacion-de-paz-de-las-farc/
5Véase, http://congreso2014.registraduria.gov.co/99SE/DSE9999999_L2.htm

Comentarios (44)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones