Soy capaz, ¿compromiso de las empresas con La Paz?

on Martes, 14 Octubre 2014. Posted in Artículos, Fernanda Espinosa, Edición 43, Soy capaz, Transnacionales, Nacional, Gobierno de Santos, Medios de comunicación

43 Fernanda

La campaña #soycapaz habla de un compromiso con la paz de más de 120 empresas entre las que se encuentran algunas multinacionales. Unos mínimos de aporte a la paz es que se comprometieran con respetar los derechos laborales, la consulta previa, la conservación de los bienes de la naturaleza, tributar para la inversión social y respetar los derechos humanos, en particular con el desmonte del paramilitarismo.

 
Fernanda Espinosa
Fuente de la imagen: www.pulzo.com

El mes pasado fue lanzada la campaña #soycapaz. A lo largo del día nos podemos encontrar varias veces con publicidad que lleva este mensaje y una etiqueta blanca que busca hacer referencia a la consecución de la paz en Colombia. Esta es liderada por el sector privado a través de la ANDI. Según la página de presentación de #soycapaz, ésta “busca dar ejemplo para que todos asumamos nuestra responsabilidad en transformar el país con nuestros actos y actitudes en las calles de todas las ciudades de Colombia"1. Buscan crear consciencia sobre el papel social en la búsqueda de la paz.

En un principio en la iniciativa participaban 120 empresas, incluidas las filiales en Colombia de algunas multinacionales. Ha sorprendido el aumento constante de los aliados, pues más universidades y empresas han empezado a usar el lema.

En la campaña participan empresas tales como: Incauca, Carvajal, Colombina, Cartón de Colombia y Harinera del Valle, El Corral, Éxito, Nutresa, Caracol, RCN, Tigo, Movistar, Claro, el Grupo Aval, Avianca, LAN, Alpina, Alquería, Ecopetrol, CEMEX, Cerrejón, Argos, Isagen, Bancolombia, Terpel, Nestlé, Coca-Cola, Unilever, Old mutual Skandia, entre otras. Evidentemente hay diferencias entre ellas: universidades, empresas transnacionales y empresas medianas.

Según la misma página de la campaña, su intensión es convertirse en acciones futuras que puedan generar un verdadero cambio que ponga punto final al conflicto. “Soy capaz es un concepto que busca devolverle el significado a construcción de paz por medio de acciones concretas y cotidianas como soy capaz de creer, soy capaz de escuchar a los demás, soy capaz de conectarme contigo”, dijo el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Bruce Mac Master, en el lanzamiento de la campaña. Se espera que las empresas que se han vinculado pasen de la emoción a la acción cambiando políticas laborales y ejecutando proyectos productivos. “El ‘Soy capaz’ es un reto y un compromiso para que se transcienda a la acción”.

Ya que la misma campaña se propone trascender a las acciones, me atrevo a sugerir acciones mínimas concretas y reales con las cuales las empresas podrían comprometerse para aportarle a la paz en Colombia:

¿#soycapaz de comprometerse con el respeto de los derechos laborales?

Varias de las empresas que hacen parte de la campaña en repetidas ocasiones han sido acusadas de violar los derechos de los trabajadores, de estigmatizar y perseguir a los trabajadores sindicalizados.

Entre los empresarios que hacen parte de Soy Capaz está Fabricio Ponce, presidente de Coca-Cola en Colombia, quien contó que la etiqueta de las gaseosas Coca-Cola será cambiada por una de color blanco y tendrá un mensaje en el que exprese que esta compañía, a pesar de ser multinacional, es capaz de trabajar por la paz de Colombia. Qué importante sería que Coca-Cola, como aporte a la paz, dejara de violar los derechos laborales, como en repetidas ocasiones lo ha denunciado Sinaltrainal, sindicato que agrupa a los trabajadores de alimentos en Colombia. Al igual que Nestle, que también hace parte de esta campaña. En estos momentos, Coca-Cola ejecuta una campaña de militarización de los puestos de trabajo2, política guerrerista de la administración y provocación contra Sinaltrainal que parece ir en contra de los objetivos de #SoyCapaz.

¿#Soycapaz de respetar la consulta previa?

Dentro de #soycapaz se encuentran varias empresas minero-energéticas. Un aporte a La Paz sería que estas empresas respetaran el derecho constitucional a la consulta previa, ganado por las poblaciones indígenas y afrocolombianas. Derecho que, algunas veces, las empresas se saltan con triquiñuelas y engaños. Por ejemplo, dentro de la campaña está El Cerrejón, empresa que ha sido denunciada por las comunidades Wayuu de ofrecer chivos, vacas, hilos y máquinas por el “Sí” en el proceso de preconsulta en las comunidades indígenas que se verían afectadas por la expansión de la mina. Pero, además, ojalá las empresas se comprometieran a consultar y a respetar la voluntad de las comunidades, no solo en el caso de comunidades afros o indígenas, sino también de comunidades campesinas y urbanas.

¿#Soycapaz de aportar a la conservación de los bienes de la naturaleza y los derechos medio ambientales?

Un aporte al futuro del país sería que todas las empresas se comprometieran con la protección del agua, los páramos, las selvas, la biodiversidad. Muchas de estas empresas son las que más contaminan.

¿#Soycapaz de tributar para la inversión social y para La Paz?

La paz en Colombia requiere recursos para la inversión social, las empresas históricamente se han beneficiado de exenciones fiscales y de prebendas. Hoy se requiere que los grandes capitales, los grandes empresarios tributen. Deben aportar no para la inversión en la guerra y la deuda pública, sino para la inversión social, para los derechos sociales. Como señala Libardo Sarmiento Anzola, en la próxima reforma tributaria que se impulsará en 2015 la clase trabajadora será, una vez más, la mayor perjudicada: bajarán nuevamente los límites de ingresos y del valor de la propiedad. Mientras que la tarifa de impuestos a la renta de las empresas bajó de 33 a 25% y los empresarios no pagan ahora el 13,5% de los parafiscales, los 6,7 billones de pesos que dejaron de pagar los empresarios los obtiene ahora el Estado del cobro de nuevos impuestos a las personas naturales (asalariados y trabajadores por cuenta propia), para las cuales aumentará la carga tributaria directa (impuesto a la renta) e indirecta (IVA). En resumen, las empresas pagan ahora menos parafiscalidad y los trabajadores más renta, generando, entre propietarios y asalariados, una redistribución funcional del ingreso, regresiva y violatoria de los mínimos principios de justicia social3. Un aporte a un país en paz sería que los empresarios dejaran de negarse a pagar impuestos.

¿#Soycapaz de respetar los derechos humanos, en particular de romper y rechazar toda relación con el paramilitarismo?

Sobra señalar que en Colombia ha sido evidente la relación entre grupos paramilitares y empresas, en su mayoría transnacionales. Algunas de las denuncias de financiamiento de grupos paramilitares han incluido empresas que se encuentran en la campaña. Un aporte real y certero a La Paz sería un compromiso con el desmonte de todas las estructuras paramilitares.

Los impulsores de la campaña creen que Colombia es un país que simplemente ha naturalizado la violencia sin reconocer los diferentes factores sociales y estructurales que le dieron origen y alimentan la violencia. Lo que sí sería interesante es que las empresas reconocieran el papel que han tenido en la guerra, tanto en las estructuras de desigualdad que originaron la guerra, como en su dinámica misma y las expresiones de ésta. Además que reconozcan que han financiado y se han beneficiado de la guerra.

La paz requiere cambios estructurales, compromisos reales, aportes para que el país cambie y no continuemos en las mismas condiciones que en un primer momento comenzaron la guerra, por eso yo me uno a la campaña de #PazSonCambios, como una apuesta real para la construcción de la paz estable duradera.

Más allá de la campaña publicitaria que hacen, éstos son algunos mínimos con los que de verdad podrían contribuir a la Paz. No es por ser pesimista, pero sospecho que no pasará de ser más que un slogan publicitario vacío de compromisos reales. Se quedarán simplemente en el #soycapaz de hacerme publicidad con la paz.

***

1http://www.soycapaz.org/
2¡Claro que Coca Cola ES CAPAZ! http://www.sinaltrainal.org/index.php/empresas20/coca-cola18/4087-claro-que-coca-cola-es-capaz
3Libardo Sarmiento Anzola OLIGARQUÍA, HACIENDA PÚBLICA Y TRIBUTOShttp://palabrasalmargen.com/index.php/articulos/nacional/item/oligarquia-hacienda-publica-y-tributos?category_id=490

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones