Un Congreso sitiado por la ilegitimidad y el delito

on Miércoles, 31 Julio 2013. Posted in Artículos, Ilegitimidad del Congreso, Edición 14, Ingrid Penagos Peña, Nacional

14 IngridEs infortunado para la democracia que se legisle en medio de un clima de tal ilegitimidad y que se configuren bancadas en el Congreso unanimistas que impidan se produzcan las transformaciones que requiere la corporación
 
Ingrid Penagos Peña
Fuente: www.lafm.com.co

El Congreso de la República es una de las instituciones más importantes para la democracia liberal y el funcionamiento armónico de las ramas del poder público, por tanto preservar  su  autonomía, independencia e idoneidad son prenda de garantía para el  funcionamiento de un Sistema Político estable, desde cierta perspectiva del estudio y dinámica institucional.

El Congreso de la República goza de una opinión desfavorable de parte de la ciudadanía, producto de un acumulado de hechos irregulares, como la comisión de graves delitos cometidos por algunos parlamentarios que ponen en cuestión la legitimidad de la corporación. Es igualmente cuestionable que la función legislativa se aparte de su misión de promover el bienestar a la población y por el contrario se produzcan leyes que favorezcan intereses particulares.

El Congreso de la República es un cuerpo colegiado en cuyas funciones se encuentra un importante legado del acervo histórico e ideológico de la teoría de Estado Liberal y de la democracia moderna que modelaron los procesos de formación de los Estados en Occidente. Una de las principales funciones  atribuidas a esta corporación es la de control político, constitucional y legislativo, conferida bajo principios de independencia y autonomía de las demás ramas del poder público.

El sistema político colombiano se sostiene bajo estos presupuestos, con cuya aplicación se garantiza un  efectivo sistema de pesos y contrapesos para lograr un equilibrio en el ejercicio del poder, por tanto, mantener altos niveles de autonomía del Congreso de la Republica asegura una democracia efectiva e incentiva la expresión de múltiples voces que cuestionen las políticas del ejecutivo y que controviertan las conductas de funcionarios públicos de alto nivel. En efecto, la existencia de estos valores constituye la piedra angular de la democracia.

Producto de diversos factores como la corrupción, el clientelismo, el conflicto armado y el gamonalismo se ha producido un conjunto de distorsiones que alteran la naturaleza del Congreso de la República en Colombia, siendo cooptado por intereses que contravienen los principios y naturaleza del legislativo. Estos hechos  han producido altos niveles de ilegitimidad ante la ciudadanía y desconfianza en la corporación producto de la constatación de episodios delictuales cometidos por algunos congresistas de ambas cámaras.

Las órdenes de captura y condenas proferidas contra parlamentarios en los periodos legislativos 2006-2010 y 2010-2014, por hechos asociados al fenómeno denominado parapolítica, las investigaciones por la comisión de múltiples delitos a congresistas (tráfico de influencias, detrimento patrimonial, participación en contratación estatal, entre otros), la aprobación de proyectos de ley que afectan el interés general de la ciudadanía y las enmiendas al texto de la Constitución Política que favorecen intereses particulares, hacen parte de la lista larga de ocurrencias que tienen al Congreso en una profunda crisis de legitimidad.

Ante estos hechos resulta oportuno que las fuerzas políticas y sociales que participan de la dinámica de la democracia en el país se activen para impedir que la mezcla de ilegalidad y corrupción avancen en la captura del Congreso de la República.

Composición del Congreso de la República

El Congreso está conformado por el Senado de la República y la Cámara de Representantes. Es un cuerpo colegiado, es decir,  que está conformado por varios miembros, en donde cada uno de ellos tiene igual poder y responsabilidad. Actualmente, el Senado de la República está integrado por 102 senadores y 161 representantes elegidos por circunscripción territorial (por departamentos y por el Distrito Capital), y los cinco restantes a través de estas circunscripciones: dos curules para comunidades afrodescendientes, una para las comunidades indígenas, una en representación de los colombianos residentes en el exterior y otra más para minorías políticas.  Es importante aclarar que a cada circunscripción territorial corresponden dos representantes, y uno más por cada 365.000 habitantes (Ley 5ª de 1992).

Un Congreso ilegítimo

La historia del Congreso durante el periodo 2006-2010 es realmente dramática. El escándalo del fenómeno conocido como parapolítica demostró una perversa mezcla de crimen y política con la que se convivió en ese periodo que bien podría denominarse oscuro. En este periodo se desencadenó un rechazo de la ciudadanía por los métodos que fueron develados en las investigaciones de las autoridades judiciales y la complacencia de políticos con el crimen y el delito de los paramilitares en vastas regiones del país.

Para entender el alcance de dicho fenómeno, además de lo anterior, es necesario decir que desde 1995, en total 144 congresistas se han visto involucrados en temas de parapolítica, de los cuales 62 ya han sido condenados, 47 están en investigación preliminar y tan sólo 7 han sido absueltos. Pero, además de esto, 8 presidentes del Congreso de la República se han visto implicados en el mismo tema (Atehortúa, 2012, p.6)

Tabla 1. Presidentes del Congreso de la República involucrados en el escándalo de la parapolítica.
14 Ingrid1

Fuente: Misión de Observación Electoral MOE

Congreso 2010-2014

El actual Congreso no se escapa de encontrarse involucrado con tan desafortunado y vergonzoso episodio en la historia política colombiana. De acuerdo a información proveniente de la Corte Suprema de Justicia, actualmente 61 Congresistas están siendo investigados por supuestos vínculos con grupos ilegales.

Tabla 2. Congresistas investigados por parapolítica

14 Ingrid22

Fuente: Corporación Nuevo Arco Iris

Es así que este fenómeno parece trasladarse hacia otros parlamentarios. Los acumulados electorales construidos a través del constreñimiento y la violencia se sostienen con figuras provenientes de las mismas castas políticas, el caso de la senadora Teresita García, hermana del condenado Álvaro García Romero por comprobarse sus vínculos con paramilitares, o la Senadora Piedad Zucardi, esposa del ex Senador Juan García Romero, destituido al comprobársele participación en la contratación ilegal en Telecartagena y desinvestido por el Consejo de Estado. Lo anterior constata la difícil tarea de desactivar estas redes de la criminalidad infiltradas en la política y que afectan seriamente las funciones constitucionales y legales atribuidas al Congreso, desarrollándose en un clima de ilegitimidad y rechazo de la ciudadanía.

Otras causales de investigación y destitución

No sólo el escándalo de la parapolítica erosiona la legitimidad del Congreso. La apertura de investigaciones disciplinarias por distintos delitos también, de acuerdo a la Procuraduría General de la Nación, con fecha de corte de 23 de enero de 2013, 58 Congresistas tiene procesos disciplinarios, 31 representantes a la Cámara y 27 senadores.

El reto de este Congreso radicaba justamente en recuperar la credibilidad de la ciudadanía dando estricto cumplimiento a sus funciones y desligándose de hechos que comprometieran el buen nombre de la corporación, lo cual  no ocurrió.

Tabla 3. Procesos disciplinarios en la Procuraduría por partido político

14 Ingrid3
Fuente: MOE

Actualmente cursan ante la Procuraduría 85 procesos, ya que hay congresistas con más de una investigación en curso en distintas etapas del proceso.

En el actual periodo, el Congreso ya cambió

Las sanciones impuestas por las entidades que ejercen control  han proferido fallos ocasionando destituciones e inhabilidades que han cambiado la composición del Congreso en materia de representación partidaria, y de las regiones lo cual muestra un balance de fuerzas que se ha ido modificando. Esta circunstancia transformó el mapa de fuerzas en el Congreso y altera los procesos democráticos en las regiones, así como la dinámica legislativa.

Tabla 4. Congresistas que han perdido la curul por partido político.
14 Ingrid4
Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil

El imaginario ciudadano del Congreso de la República

Es común escuchar en distintos círculos y estratos sociales la afirmación de que la corrupción se tomó al Congreso, y con estas cifras y evidencias es difícil construir una percepción distinta. En el 2011 el centro nacional de consultoría elaboró para la revista Credencial una encuesta para conocer la percepción ciudadana sobre distintos temas. Al responder la pregunta qué tanta confianza tiene usted en las instituciones, el resultado para el Congreso fue muy bajo.

Igualmente en un informe realizado por transparencia internacional divulgado en diciembre de 2012, la percepción de la corrupción en el Congreso es de las más altas a nivel mundial de la muestra de países seleccionados para el estudio.

Es infortunado para la democracia que se legisle en medio de un clima de tal ilegitimidad y que se configuren bancadas en el Congreso unanimistas que impidan se produzcan las transformaciones que requiere la corporación.

 14 Ingrid5

Fuente: Centro Nacional de consultoría. Gran Encuesta sobre corrupción

¿Qué hacer?

Resulta clave, entonces, fortalecer la capacidad de la ciudadanía para que cuestione este tipo de conductas, que se produzcan sanciones éticas y políticas para que no se prolonguen y extiendan proyectos políticos capturados por mafias y empresas electorales que acuden a cualquier instrumento para sostener el control de poder político y favorecer intereses corporativos. Una transformación estructural y profunda del sistema de partidos, de la pedagogía y la democracia y la cultura política son la fórmula para una renovación en la desprestigiada política Colombiana.

Comentarios (11)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Ediciones anteriores

Ver más ediciones